Abstenerse los escuálidos resentidos

Lean cómo Chávez contrarresta el odio…

Como las tretas de la oposición se urden tejiendo los más perversos hilos del rencor, se estrellan contra la conducta familiar, expresiva y espontanea del presidente Hugo Chávez, que les acabó las esperanzas de mantener el conflicto colombo-venezolano hasta las elecciones del 26-S. Todo el mundo sabe que derrotarlo en las parlamentarias es, por ahora, el principal objetivo de los enemigos de la revolución. 

     No fue una concha de ajo –hablando coloquialmente- el rompimiento de las relaciones con Colombia y la tensión que se generó paralelo a esa campaña sin parangón en contra del Presidente. 

      Toda una complejidad de hechos que puso al continente en vilo, sin embargo, Chávez con tres rosas rojas,  cargando un bebé y unos cuantos besos y abrazos, logró distender y mostrar que en Colombia hay gente que lo admira, pese a la campaña mediática en su contra. ¿Populismo? ¿Simplismo de mi parte por dar un tratamiento quizás para muchos superficial, a semejante hecho histórico? Ustedes, amigos lectores, hagan las interpretaciones que quieran, pero no hay arma más letal contra el odio que un buen gesto de amor. Y ahí el comandante se crece. 

      Los opositores nunca han podido con ese contraataque del líder revolucionario.  Y el encuentro Chávez - Santos no registró excepción. Hubo medios de comunicación que viendo los resultados de su conducta efusiva, y el carácter integrador y pacifista del encuentro, parecieron enloquecer de indignación. Periódicos como El Mundo de España y La Nación de Argentina cambiaron de nacionalidad a Luis Santiago Pardo, un bebé de diez meses bautizado como el símbolo de la reconciliación, porque el abanderado rojo rojito lo cargó en Santa Marta.  

     Publicaron que las personas que lo vitorearon formaban parte de su comitiva presidencial. Siendo así, Estefany Pardo y su hijo Luis Santiago, que estaban en ese grupo, son venezolanos. ¡Por Dios!, en el periodismo es antiético manipular, pero ya si lo van a hacer, metan una mentira creíble. Han podido utilizar cualquier argumento, menos que esa gente que fotografiaron para medios impresos, grabaron para tv y les tomaron el sonido para la radio, no es de Colombia sino de Venezuela. 

     Más cuando rotativos neogranadinos como El Tiempo y El Heraldo, reseñaron el revuelo que causó el Mandatario del aeropuerto Simón Bolívar a la Quinta San Pedro Alejandrino. Manifestaron que Estefany dijo que después del nacimiento de su hijo el regalo más grande recibido es el gesto del comandante, entre otras expresiones como: esto no lo hacen los presidentes colombianos, pero hombe, vea, esos manes opositores es que le tienen odio a Chávez, ¡echeee…!

albemor60@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1799 veces.



Alberto Morán (*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a106590.htmlCd0NV CAC = Y co = US