Al corto plazo EEUU no necesita de Venezuela en materia petrolera, pero si necesita salir de maduro

En el corto plazo los Estados Unidos no necesitaran del petróleo Venezolano, más allá de alguna que otra demanda puntual de cierto tipo de segregaciones. Este país controla al menos el 58% de las reservas de crudo del orbe excluyendo Venezuela y tiene acceso al 42% de la producción global; excluyendo guyana. En el corto plazo la producción Venezolana es deseable, más no imprescindible para los estadounidenses, ya que actualmente este país produce cerca de 19.1 MMBD; incluyendo condensados y líquidos del gas natural, cifra esta que iguala la demanda interna.

Entre el 28/07/2023 y el 27/10 pasado, la producción escaló de 12.2 MMBD a 13.2 MMBD, en medio de una reducción de actividad de 39 taladros, al pasar estos de 664 taladros activos a 625 durante dicho periodo, mientras los inventarios estratégicos de crudo pasaron de 346.8 MMBbls a 351.2 MMBbls. Los estadounidenses por si solos absorbieron el recorte voluntario de los sauditas a punta de eficiencia, lo que ha contribuido al debilitamiento progresivo de los precios del barril observado desde finales de Agosto.

Mientras EEUU obtiene resultados a punta de eficiencia y tecnología, en Venezuela PDVSA se dedica a comprar cisternas y autobuses, cuando en época de vacas flacas como las que atraviesa PDVSA y Venezuela, se reduce la exposición de capital en segmentos que no generan ganancias, mientras se optimizan los procesos, se mejora la eficiencia y se afianza el mantenimiento preventivo. Es la diferencia básica entre inversión y gasto que seguramente el "experto en finanzas públicas"; tal y como el mismo se describe en su perfil; P. Tellechea, quizá olvida o desconoce.

La última oferta de esa decadente PDVSA fue reactivar unos 28,000 pozos para añadir; según ellos, unos 1,700,000 BPD. Dichos pozos "están mayoritariamente" [PDVSA quiere reactivar casi 28.000 pozos petroleros - Notizulia] ubicados en el Lago de Maracaibo. Nosotros mismos hemos propuesto el estudio de pozos inactivos para su intervención, pero de allí a prometer una producción "próxima, mediata o cercana" al reactivar esos 28,000 pozos, es una total falsedad del propagandista ministro presidente de PDVSA.

Es una oferta sacada de la manga, ya que no han agotado los procedimientos operacionales necesarios para poder precisar cuántos de esos supuestos pozos están aptos para ser reactivados y abiertos a producción. Es una oferta descabellada porque reactivar 28,000 pozos en Occidente tardaría algo así como 100 años, bajo el entendido que todos los pozos han sido técnica y operacionalmente evaluados, de una eficiencia del 100% y el necesario acceso a bienes y servicios. Nada de ello se cumple en la PDVSA del novato.

El Largo Plazo

Hacia el largo plazo la historia cambia por completo ante el fin de las reservas probadas de un grueso grupo de hoy países productores; incluyendo los EEUU, bajo el entendido de "cero nuevos descubrimientos". Para el cierre de 2019 las reservas estadounidenses se ubicaban en 47.1 MMMBbls, traduciéndose en unas reservas remanentes actuales de ~30 MMMBBls. Ello predice que las mismas estarán entrando en etapa acelerada de agotamiento durante el primer lustro de la década de 2030, considerando el 75 percentil. No olvidemos que los yacimientos comenzaran a desinflarse mucho antes del agotamiento total de dichas reservas, experimentando una drástica caída de producción.

Mas allá de que EEUU controle hoy el 60% de las reservas mundiales y el 42% de la producción, ese es un escenario en la línea de tiempo actual que no se sostendrá en el largo plazo, ya que la alineación tanto de intereses como del balance reservas/producción cambiará drásticamente más allá de 2030, tal y como aseguramos en artículo publicado durante 2021 [Einstein Millán Arcia: Entre 8% y 9% del suministro fósil recaerá sobre Venezuela - Emisora Costa del Sol 93.1 FM (costadelsolfm.org)].

En dicho artículo aseguramos que motivado a ese agotamiento diferencial de las reservas, desparecerá un volumen de 33+ MMBD de la oferta proyectado al 2040-50, el cual vendría acompañado de un aumento proporcional en la demanda de ~20 MMBD al nivel de crecimiento previo a H2’2019. De allí que la merma neta se estaría traduciendo en ~ 53+ MMBD, postulando un descabellado y nunca visto escenario de precios del barril, con una demanda de energía en barriles equivalentes en total cercano a los ~120 MMBD.

La celeridad con la que realmente entren en juego las renovables marcará el tope de precio final del barril, de allí el tan cacareado "net zero". El incremento de precios podría ser apoteósico, máxime sabiendo que del total de demanda futura el crudo apenas podría suplir cerca del 42%; es decir unos 50 MMBD, mientras que la OPEP estaría en posición de aportar cerca de 28 a 30 MMBD, con lo cual tendría control alrededor del 58% del mercado del fósil, versus un 25% a 30% post/pre-pandemia.

El intangible a cerca de la capacidad real de crecimiento de suministro fósil recaerá inobjetablemente sobre Venezuela, país con una clara y sustancial posibilidad de aumento de potencial, al poseer las mayores reservas de fósil-equivalente del mundo; crudo, condensado y gas natural, sin incluir el carbón y las reservas no convencionales, así como otras por descubrir, pero también recaerá sobre Irak, país donde el tope de sus reservas por descubrir podría superar incluso a Venezuela, con la diferencia que estos son crudos Premium. De tomarse en serio dicho reto, Venezuela podría fácilmente dominar entre el 8% al 10% de la demanda de energía fósil global.

En lo que respecta a guyana, hemos asegurado que más alla de que sus voceras hablen de unos recursos de 11 MMMBbls, la realidad es que las reservas probadas no superan los 4 MMMbls, en activos que en realidad son complejos y bastante limitados. Es por ello que hemos advertido a Venezuela que [Einstein Millan Arcia on X: "Tal y como aseguramos en 2022, #guyana no podrá alcanzar objetivo de producción de 1.2 MMBD para 2027 sin los activos ubicados en nuestra aguas en conflicto. De hecho, los activos actualmente en producción ya están (sigue) #OOTT #stabroek Lea: https://t.co/EizwGjAq54" / X (twitter.com)] guyana necesita adentrarse en nuestros activos ubicados en las aguas en conflicto, en dirección hacia la Plataforma Deltana, para poder lograr dicho objetivo. Dicha advertencia la hemos hecho en múltiples oportunidades en varios de nuestros artículos. Pero el gobierno Venezolano ha hecho caso omiso.

La década del 2030 será de cambios profundos en las relaciones mundiales. Es la superveniencia misma de las grandes economías lo que promoverá dichos cambios. Traducido al ámbito político y geopolítico no solo regional sino global, ello hace que el "establishment" estadounidense considere vital para su supervivencia, la entrada de un gobierno que se identifique con sus intereses en las venideras elecciones presidenciales Venezolanas. Un escenario donde la continuidad del madurismo se extienda más alla de 2024 sería una grave amenaza para su seguridad nacional e intereses.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2610 veces.



Einstein Millán Arcia

Asesor Petróleo y Gas "Upstream" & RE SME/Estudios de Especialización a nivel de doctorado en flujo de fluido en medios porosos – The University of Oklahoma, 1991 / Master of Science Petroleum Engineering – The University of Oklahoma, 1990 / Ingeniero de Petróleo Universidad de Oriente, 1979. Ha publicado y presentado en diversas revistas y conferencias internacionales más de 12 trabajos especializados en materia de Petróleo y Gas. Ha escrito más de 300 artículos de opinión y sido citado en materia de petróleo y gas en: spglobal.com, aporrea.org, NoticiasVenezuela.org, Plattsblog, Oilpro.com, las armas de coronel, Vanguardia de España, segurosybanca.com, The Slush Pit (Oklahoma Oil & Gas News), Energy Economist, Kaieteur-news & Stabroeknews Guyana, Sputnik-news y Los Ángeles Times.

 emillan7@hotmail.com      @EinsteinMillan

Visite el perfil de Einstein Millán Arcia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: