La meritocracia del mito; fallida ayer y fallida hoy

La huella dejada por la mitocracia (la meritocracia del mito) ha sido siempre nefasta. Fue nefasta en la naciente PDVSA, fue nefasta en colombia con la apertura y el saqueo de Monómeros, y ahora con Citgo, su actuación es nefasta.

En colombia con la apertura, la mitocracia embaucó, estafó y engañó a cientos de incautos inversionistas, aparte de fallar en sus objetivos de producción en minúsculas empresas [ PDVSA: La Huella Putrefacta de la Mitocracia Ad-Hoc. Conspiración y Retos - Por: Einstein Millán Arcia @EinsteinMillan (aporrea.org) ]. Hubo hasta alguno de ellos, como lo fue el caso de Luciano Biondi G., otrora directivo en tiempos de Giusti, que logró aparecer entre la lista de buscados por estafa por la Interpol [https://www.wradio.com.co/noticias/judicial/autoridades-colombianas-capturaron-al-empresario-petrolero-luciano-biondi-golinucci/20190110/nota/3848110.aspx].

Son hechos públicos y notorios de fecha reciente, como el saqueo, robo [ Madre de Leopoldo López recibió pago de Monómeros por 70 mil dólares | elsiglocomve ] y quiebra de Monómeros de manos de los herederos de la mitocracia hoy enconchados en PDVSA ad hoc, el clan de Juan Guaido y el G4 [ Quiebra de Monómeros, fracaso del interinato y disolución del G-4 (globovision.com); ].

Mientras el caso de monómeros es una desgracia donde Venezuela ve desaparecer un activo importante para la nación y que ha pasado para muchos por debajo de la mesa, el caso de Citgo, quien desde 2019; con la usurpación, no ha parado de presentar perdidas [ Einstein Millán Arcia: Corrupción, incompetencia y traición entorno a PDVSA y sus activos - Emisora Costa del Sol 93.1 FM (costadelsolfm.org) ], pareciera ser parte de un plan macabro donde participan seudo Venezolanos para rendirla a los pies de los capitales de riesgo.

Ambas empresas antes de ser usurpadas, producían ganancias consistentemente. Mientras tanto, los voceros de la oposición y los usurpadores de la mitocracia pretenden hacer creer que Citgo arroja perdidas porque el madurismo la endeudó.

Citgo hasta 2016 era una empresa solvente; sin deuda. Corporativamente, una relación pasivo-patrimonio hasta el entorno de 40%, se considera en términos generales como una empresa financieramente sana. Ese era el caso de nuestra corporación en suelo norteamericano, hasta antes de la llegada de la usurpación de Juan Guaido y la mitocracia golpista ad hoc [ Einstein Millan Arcia: Eddie; Actor fundamental del sabotaje petrolero de 2002 - Emisora Costa del Sol 93.1 FM (costadelsolfm.org) ].

En realidad, Citgo nunca ha estado sobre-endeudada. Ha estado comprometida en la totalidad de sus acciones, pero no sobre-endeudada. La magnitud de la deuda en función de su valor de mercado; incluso subestimado de $8.000 millones (pensamos que su valor es muy superior), no excede el 37%, cuando Valero y Marathon superan el 50% a 70% [ Einstein Millán Arcia: Corrupción, incompetencia y traición entorno a PDVSA y sus activos - Emisora Costa del Sol 93.1 FM (costadelsolfm.org) ]. Quizá lo que quieren decir los mitocratas es que el número de acciones en manos de tenedores cubre el 100% de las acciones de Citgo, pero ellas solo representaban hasta 2016 (antes de las sanciones), menos del 37% del valor real de la corporación, como antes expresamos. En consecuencia, el peso de esa deuda no tiene por qué influir en su rendimiento y desempeño operativo y financiero dado que sus pares estadounidenses superan con creces la relación de deuda patrimonio y generan ganancias sustanciales. Es la ineptitud de su directiva lo que la lleva a perder dinero.

Es así como hasta 2018 Citgo debiendo $2.900 millones, reportaba ganancias superiores a $800 millones, cuando hoy y desde 2019 Citgo arroja perdidas cada vez más severa.

Valero Energy, posee una relación pasivo patrimonio actual de 70% [ Valero Energy Debt to Equity Ratio 2010-2021 | VLO | MacroTrends ], con un promedio de 50%, mientras que Marathon un 78% [ Marathon Petroleum Debt to Equity Ratio 2010-2021 | MPC | MacroTrends ], con un promedio de 60%. De manera que el supuesto endeudamiento es otra excusa utilizada por estos usurpadores, para intentar justificar su ineptitud. Los usurpadores; por el contrario, engrosaron el pasivo de Citgo en $1.200 millones apenas le pusieron mano, para pagar a sus amigos tenedores de bonos, sin poseer capacidad real de pago [ Citgo consigue crédito de US$1.200 millones para financiar operaciones y gestionar deuda (larepublica.co) ], ya que lo que han producido es perdida tras perdida, cuando hasta antes de 2017 previo a las sanciones, Venezuela cumplía cabalmente con sus obligaciones en Citgo.

Valero Energy por ejemplo [ Valero Energy Reports 2021 Fourth Quarter and Full Year Results (yahoo.com) ] reportó un ingreso neto ajustado de $1,152 millones para el 2021. Marathon refinación y comercio, reflejó una ganancia neta $1,106 millones [ Marathon Petroleum Corp. Reports Fourth-Quarter 2021 Results | Markets Insider (businessinsider.com) ] para 2021. Chevron aguas abajo EEUU por su parte [ Chevron Announces Fourth Quarter 2021 Results | Chevron Corporation (gcs-web.com) ], reportó ganancias de $2,389 millones para el ciclo 2021.

Todas estas corporaciones son competidoras naturales de Citgo en dicho mercado y todas mostraron ganancias en las mismas condiciones y bajo incluso, una mayor relación de deuda (pasivo-patrimonio).

Meritocracia (mitocracia) de pacotilla

La destrucción que la mitocracia ha dejado y deja a su paso no son de extrañar. Con muy contadas excepciones, la mitocracia siempre fue fallida y particularmente anti patria. Apenas arrancaba PDVSA, en 1978-79, aparecieron los primeros casos de corrupción con robos de tuberías y equipos. Para 1981 aflora el caso de los Petro espías, aunque muy posiblemente tenía tiempo actuando a espaldas del país, constituida en una red de verdaderos traidores a la patria, que vendían información privilegiada a nuestros competidores internacionales. Para mediados de los 80, aparecieron varios gerentes apoderándose de cargamentos enteros de crudo, particularmente en Bajo Grande. De todos y cada uno de estos casos, guardamos algunos nombres.

La producción petrolera-país logra su máximo nivel histórico en 1970 con 3.780.000 BPD. En Octubre’1973 explota la crisis económica, cuando los sauditas y parte de la OPEP se propusieron castigar aquellos países que apoyaron a Israel, durante la guerra de los 6 días de 1967. Fue cuando los israelitas se posicionaron sobre la península del Sinaí, que sería luego recuperada por A. Al Assad en 1973.

Los sauditas y la OPEP anunciaron entonces un recorte del 5% en el suministro. Luego de la respuesta de Nixon de aumentar el apoyo a Israel con presupuesto adicional, la decisión saudita apoyada por la OPEP fue de embargar los envíos de crudo hacia los EEUU y Europa Occidental. Como consecuencia, los precios saltaron de <$2, a unos $12 por barril. Era un ambiente de alza de precios y escases de oferta apoyada por la OPEP. Pero dicha crisis termina en el primer trimestre de 1974, dos años antes de aparecer PDVSA, cuando Kissinger se reúne con el rey saudita Faisal y los mercados retoman su curso natural; es decir sin recortes y normalización del suministro.

Hacia el cierre de 1975 la producción Venezolana había cedido hacia 2.346.000 BPD ante la desinversión esperada desde las antiguas transnacionales, en vísperas de la reversión y aparición de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en 1976. Es decir, ese volumen marca la producción inicial de PDVSA. A partir de entonces, el presupuesto promedio de nuestra corporacion petrolera durante la primera década era cercano a $500 millones de entonces; es decir, unos $1.500 a millones de hoy, en promedio 1976-1985.

Ciertamente para 1977 existía un exceso en la oferta cercana a 2.000.000 BPD [ OPEC SAYS OIL PRICES WILL NOT BE RAISED FOR THE TIME BEING - The New York Times (nytimes.com) ], pero la situación de sobreoferta fue transitoria, ya que entre Diciembre’1978 y el tercer trimestre de 1979, desaparecen en su totalidad de los mercados las exportaciones iranies, que para el momento superaban una cifra cercana a 5.000.000 BPD [ Iran's Exports of Crude Oil Showed a Decline in March - The New York Times (nytimes.com) ], debido a la consolidación en el poder del nuevo gobierno islámico del Ayatollah Khomeini, constituyéndose en un escenario de pánico en los mercados y elevando el precio del barril desde $15 hacia los $40. Es decir, a partir de 1978 reinaba un ambiente de elevados precios y alta demanda. En ese escenario, la PDVSA del mito, perdía producción.

Algunos pretenden hacer creer que debido a la sobre explotación de los yacimientos de manos extranjeras, se decidió cerrar aquellos activos de mayor producción de gas por unidad de producción de petróleo, lo cual; de ser cierto, desnudaría aún más la incapacidad de esa mitocracia, al admitir abiertamente que un simple problema de gerencia de yacimientos, originó por 11 años, no solo un desplome masivo de producción, sino la incapacidad de dicha mitocracia en detener dicho derrumbe por 11 largos años.

En un ambiente de alta demanda y elevación de precios del barril, contando con activos jóvenes, infraestructura apta para manejar sobre 3.780.000 BPD y una industria sin problemas de logística, ni personal, la PDVSA del mito perdió producción consistentemente entre 1975 y 1985 pasando de 2.346.000 BPD en 1975, a 1.757.000 BPD, constituyéndose en una pérdida de 586.000 BPD respecto a 1975 y 2.023.000 BPD respecto a 1970.

La mitocracia en 11 años desde 1975 y hasta 1985, fue incapaz de revertir la caída de producción en activos; repetimos, jóvenes y una empresa en condiciones aptas para producir incluso 3.780.000 BPD. La mitocracia mostraba sus débiles costuras.

A partir de 1985 reinaba un ambiente de violación sistemática de las cuotas de la OPEP, donde PDVSA y Venezuela eran actores fundamentales. Para 1985, muchos países productores ante la ausencia de mercados [ OPEC Says Agreement Is Near on Price Cuts - Los Angeles Times (latimes.com) ], se vieron obligados a reducir precios de sus crudos y productos. En ese ambiente de sobre oferta y precios deprimidos, la mitocratica PDVSA, aumentaba producción y participaba activamente en la violación de los acuerdos de la OPEP.

Entre 1985 y 1998, ya en plena caída del barril y en medio de una excesiva oferta en los mercados, la mitocracia; estado dentro del estado, aumentaba producción aun contradiciendo y violando los acuerdos de la OPEP [ OPEC IN AGREEMENT TO RAISE OIL PRICE BY CUTTING OUTPUT - The New York Times (nytimes.com) ], ya que a pesar de haber acordado la OPEP recortes en la producción de sus miembros, aumentaban producción.

El fin estaba claro, era llenar los inventarios estratégicos de los EEUU con un petróleo barato, subsidiado con el hambre y la pobreza del Venezolano. Ya para 1998-1999, el crudo Venezolano cedía por debajo de los $10 por cada barril, mientras el costo de producir ese mismo barril en esa ineficiente PDVSA, rondaba los $8 a $89 a valor nominal, unos $16 de hoy. El daño patrimonial que originaba la mitocracia para Venezuela era colosal.

Lo Económico

Venezuela entre 1960 y 1983-85 había perdido cerca del 56% de su PIB per cápita, desembocando (junto a otras razones) en el bien conocido Viernes Negro de Febrero’1983, cuando nuestra moneda sufre una severa devaluación. Esos barriles que la PDVSA del mito dejaba de producir por el divorcio con el interés nacional, le hicieron falta luego definitivamente al país. Ello no era por casualidad. Era el resultado de la desalineación reinante en la planificación de la PDVSA golpista con el interés nacional, reconocida por el propio Ramon Espinasa; hoy fallecido y quien era un legítimo representante de esa mitocracia [ El auge y el colapso de Pdvsa a los treinta años de la nacionalización (scielo.org) ] fallida.

El Difnunto mitocrata Espinasa sostuvo que "no fue sino hasta 1990 cuando tomó forma por primera vez en la PDVSA del mito, el plan maestro "integrado" de mediano plazo". Es decir, no existía coordinación e integración en la planificación estratégica de la industria y el plan nación. Asombrosamente antes de 1990, cada filial hacia su propia planificación y no existía integración y por ende, navegaban con los ojos cerrados ante el país.

Al desplome pronunciado del PIB antes mencionado, se le suma la evidente y a las pruebas nos remitimos, demostrada impericia que impidió a los miembros de la extinta mitocracia, elevar producción e incluso incapaces de detener su derrumbe. No fueron capaces de detener y menos, revertir la perdida de producción a lo largo de 11 años.

Todo ello terminó por hundir la economía criolla, muy a pesar del supuesto de "indigestión económica" augurado por Pérez Alfonzo en 1971, enarbolado por algunos mitocratas en un intento por lavarse la cara.

Creemos necesario aclarar por supuesto que no pueden mal interpretarse las palabras de Pérez Alfonzo. Su interpretación no puede, ni debe ser lineal, dado que en 1971 las condiciones eran otras. Se venía de lograr un pico máximo de producción de 3.780.000 BPD que impulsó entre 1974 y 1976 un crecimiento en nuestro PIB, que luego continuó su caída libre hasta el entorno de 1999, mientras se disparaba imparable la pobreza en Venezuela. Esta pasó de menos de 1 digito antes de la década de los 60, a 33% en los 70, para superar el 70% en plena apertura petrolera de los 90, siendo solo superada a partir de 2020 por un gobierno (Madurismo) asfixiado por sanciones, bajos precios del barril y fuerte presión internacional, aunque no queriendo decir con ello, que desconozcamos el elevado componente de incompetencia de dicho gobierno.

Recientemente, todo apunta a que el gobierno de Maduro ha tomado medidas economicas correctivas particularmente neoliberales, a partir de finales de 2020 y 2021 y que innegablemente han dado junto a los elevados precio del barril, un visible respiro e impulso a nuestra economia.

Pero la suerte de Venezuela pareciera no detenerse alli. El conflicto Rusia-Ucrania, ha acercado al gobierno de Venezuela y Estados Unidos, hasta el punto de tener ya pautada una segunda reunion consultiva [ EEUU confirma que existe nueva agenda de negociación con Caracas (venezuela-news.com) ], muy a pesar de anuncios contrarios.

De llegar a tener efecto la presencia de empresas norteamericanas de calibre en Venezuela, es muy probable que para finales de 2022, Venezuela este en capacidad de producir entre 1.5 y 1.7 MMBD (de arrancar antes de Q3’2022) y para finales de 2023, de entre 2.0 y 2.2 MMBD.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1128 veces.



Einstein Millán Arcia

Asesor Petróleo y Gas "Upstream" & RE SME/Estudios de Especialización a nivel de doctorado en flujo de fluido en medios porosos – The University of Oklahoma, 1991 / Master of Science Petroleum Engineering – The University of Oklahoma, 1990 / Ingeniero de Petróleo Universidad de Oriente, 1979. Ha publicado y presentado en diversas revistas y conferencias internacionales más de 12 trabajos especializados en materia de Petróleo y Gas. Ha escrito más de 300 artículos de opinión y sido citado en materia de petróleo y gas en: spglobal.com, aporrea.org, NoticiasVenezuela.org, Plattsblog, Oilpro.com, las armas de coronel, Vanguardia de España, segurosybanca.com, The Slush Pit (Oklahoma Oil & Gas News), Energy Economist, Kaieteur-news & Stabroeknews Guyana, Sputnik-news y Los Ángeles Times.

 emillan7@hotmail.com      @EinsteinMillan

Visite el perfil de Einstein Millán Arcia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: