Gracias a Guaidó, PDVSA no es indispensable para Maduro

Luego que desde 1998 se han dilapidado sumas exorbitantes que exceden $1.600.000.000.000, nada sustentable se ha construido en Venezuela en esos 23 años. Por el contrario, se ha degenerado la calidad de vida del pueblo, el nivel de pobreza ha llegado a exceder 80%. Se golpea a diario a ese mismo Venezolano que utilizan para votar, ofreciendo esperanzas que jamás llegaran, dado que esos mismos que hoy están en el poder, en más de 10 años de época de vacas gordas y abundancia presupuestaria entre 2003 y 2014, nunca fueron capaces de hacer absolutamente nada, más que ofrecer cada año el mismo refrito para el año siguiente.

La estrategia de control social del madurismo es clara; crear dependencia. Hacer que ese grueso de una Venezuela empobrecida dependa de ellos. Dependa en los servicios, en la comida, en la gasolina, en el gas, en los bonos, en la salud; en todo. Se trata de que los del poder y sus allegados reciban las riquezas, mientras reparten limosnas y esperanza a los humildes esperanzados que solo sirven para votar.

La situación se le ha complicado al gobierno desde el derrumbe del barril en Junio’2014. PDVSA con 96% del total hasta entonces, era la principal fuente de ingresos de divisas del estado. A partir de 2014 el grifo de petrodólares se les cerró; hasta que aparecieron Juan Guaido y las sanciones.

PDVSA No Es Necesaria

A partir de 2015 arrecian las sanciones desde Estados Unidos. Entre 2014 y 2020 los ingresos brutos de PDVSA ceden sustancialmente, pasando de $121.895 millones a tan solo $3.410 millones (estimación). Un madurismo sediento de divisas pone mano a otros recursos para dar vuelta a las sanciones y poder subsistir sin el usual ordeño de PDVSA.

En medio de las sanciones se negocia entre 2016 y 2020, el equivalente a ~$9.300+ millones en oro en los mercados del oriente cercano y medio. Pero el oro por si solo no era suficiente para cubrir la creciente brecha en el ya decadente presupuesto Venezolano.

Acto seguido, se libera paulatinamente el precio de la gasolina hasta llegar prácticamente al entorno del precio internacional. Quizá el negocio de la gasolina fue creado como una sub-economía, que serviría para apaciguar los ánimos y el hambre de divisas, de un sector muy privilegiado cercano al poder y del cual podría depender su subsistencia misma.

Esta medida bajo nuestra óptica seria beneficiosa si y solo si, se reinvirtiera en la reingeniería de los procesos de producción y se equiparara igualmente el poder adquisitivo de la clase media-trabajadora de ese país. De lo contrario pasaría a ser como lo que es; una medida claramente discriminatoria contra el mismo pueblo que los aupa y una medida que pudiese engrosar la corrupción. Se calcula que anualmente, el nuevo ajuste en los precios de la gasolina generará ingresos brutos por el orden de $1.700+ millones por año.

Pero quizá lo más asombroso es que sin advertirlo, el gobierno de Maduro puso mano a divisas que inéditamente las mismas sanciones propiciaron, con la ayuda del clan del autoproclamado Juan Guaido, hoy señalado de haber asaltado [ https://actualidad.rt.com/actualidad/409368-guaido-gastar-millones-dolares-liberar-venezuela-auditoria ] a la nación Venezolana. El segmento de ingreso más importante que irónicamente terminó por oxigenar al gobierno, fue puesto en bandeja de plata por los mismos que apoyaron las sanciones, con el fin ulterior de asfixiarlo económicamente.

Por el contrario, un clan opositor incapaz como siempre, subestima a su adversario político terminando por solucionarle la vida. Y es que con la aparición de una masa cada vez más creciente de emigrantes Venezolanos, aupados a dejar nuestro país por esa misma mafia opositora, para dar así la imagen de un país hundido y en su fase terminal, el madurismo aprende que el potencial de las remesas es en efecto superior a los mismos ingresos brutos (ni se hable netos), de una decadente PDVSA que para 2020 apenas percibía alrededor de ~$3.400 millones.

Es así como el gobierno sigiloso, decide abrirse al mercado de divisas literalmente dolarizando la economía. El objetivo fue claro; abrir las arcas de la nación al arribo de una masa de dólares cada vez más creciente desde el lado de las remesas.

Conservadoramente entre 2017 y 2020 ha ingresado a Venezuela una cifra en exceso a los ~$22.000 millones, considerando una población productiva acumulada y creciente en el exilio, desde 2 millones en 2017 a 3 millones en 2020.

El clan del autoproclamado Juan Guaido puso en la mano sin advertirlo a N. Maduro, la solución a los problemas generados por las sanciones que ellos mismos auparon, ya que desde 2019 en lo adelante el nivel de ingreso en divisas a la nación Venezolana por concepto de remesas, se calcula que ronda los ~$7.000 millones por año. Una cifra superior a la sumatoria del resto de los segmentos de ingresos juntos; oro, gasolina, y la PDVSA misma; aun en términos de ingreso bruto (en dicho periodo).

Al comparar los ingresos por remesas con los relativos históricos de PDVSA en términos bruto versus neto, la historia es aun más sorprendente. A excepción del periodo 2013-2015 donde R. Ramirez y E. Del Pino, se valieron de la especulación cambiaria para justificar supuestas ganancias corporativas que nunca existieron, el nivel de ingresos por concepto de remesas supera con creces, aquellos de toda la historia de nuestra industria petrolera en términos netos-nominales.

De allí en lo adelante "el madurismo" comienza a mirar a PDVSA como una corporación más bien problemática ante su incapacidad en manejarla. Es precisamente entonces cuando desde el gobierno Venezolano, comienzan a hablar de un futuro sin el petróleo, en una Venezuela que no produce prácticamente nada, sino destrucción de nuestro entorno y de nuestros recursos.

El Juramento de Tareck y el Nuevo Plan

No podría el gobierno hablar de otra manera dado que la industria petrolera demanda conocimiento, experticia y tecnologías, que le resultan odiosas y ajenas. Ellos odian el conocimiento y la tecnología.

A las pruebas nos remitimos; ninguna de las acciones, anuncios y ofertas para rescatar nuestra industria ha resultado exitosa, sino que por el contrario, cada vez es peor la situación tanto para nuestra PDVSA, como para el resto del país.

Recién admite N. Maduro que PDVSA no logrará la meta de 1.508.000 BPD ofrecida para Diciembre. Ahora habla de producir 1.000.000 BPD. Aparentemente no están tan seguros, dado que no menciona fecha definida para lograr dicho objetivo de producción.

A nadie tomó por sorpresa dicho anuncio [ https://www.elnacional.com/economia/pdvsa-redujo-su-meta-de-produccion-petrolera-diaria/ ], ya que no hubo nunca en realidad plan de acción, ni estratégico alguno que respaldara tal aceleración de producción. Lo que en realidad hubo fue expectativa política en torno a una oscura ley antibloqueo y potenciales socios que nunca aparecieron. Los pocos que se presentaron eran desconocidos y permanecían atomizados en pequeños "clusters". No poseían, ni poseen capacidad real alguna de originar un cambio notable en la producción.

Nuestras expectativas son poco halagadoras al respecto. No es secreto para nadie que en la PDVSA de Asdrúbal y Tareck, aparte de gastar, destruir activos, contaminar el medio ambiente, e importar crudos y refinados, ya no saben que hacer. Pero lo más importante, es que nadie cree en las instituciones de Venezuela.

De relajarse la cuestión política, para finales de 2022 pudiesen estar produciendo muy por encima de 1 MMBD; pero ese ya no es el punto. A PDVSA se le viene encima otra realidad.

El caso es que obvian un grave problema de fondo que se le viene encima al mercado de los fósiles. Dicha nueva necesidad obligará a los políticos, militares y demás, a moverse a un lado [ https://twitter.com/einsteinmillan/status/1457521351758123008?s=11 ] para de una vez por todas depender del conocimiento, la experticia y la tecnología.

PDVSA como el resto de las operadoras de fósiles del mundo, está obligada a reaccionar desde ahora. Desde el polo de los consumidores comienzan a considerar poner costo a las emisiones de carbonos, arrancando con un mínimo de $20 por tonne, dentro de los EEUU; por ahora. PDVSA desafortunadamente se dirige en dirección contraria a la economía circular, la descarbonización y el balance de emisiones.

Venezuela contribuye en promedio con cerca de 200 megatones de carbonos (gases invernadero) por año, producto de la huella y emisiones fósiles provenientes de: gases venteados/quemados, crudo y gas producidos, y operaciones con los mejoradores.

Al costo mínimo de $20 por tonne de CO2 que aspira imponer el gobierno de Biden por ahora internamente y de no ser atendidas dichas descargas, nuestro país podría ser responsable de hacer frente a una suma equivalente a $3.800 millones para poder exportar sus fósiles, a menos que demuestren técnicamente un nivel de captura, secuestramiento y transformación permanente de dichos gases, equivalente al volumen emitido de carbonos, en procesos en los que tecnológicamente poseen un claro y abismal déficit de exposición, conocimiento y experticia. PDVSA mientras tanto hace el ridículo, entrenando en operaciones de guerra urbana a sus empleados, mientras los que se supone deben resguardar los activos de la nación, bajan de la mula a los Venezolanos [ https://twitter.com/watcher_ven/status/1456768415629205510?s=11 ].

BONUS; Citgo

Citgo se encuentra en un limbo al momento, sobre la extensión o no de los mecanismos de protección de sus activos de parte del tesoro estadounidense. Se especula que el gobierno de Biden estaría considerando anunciar [ https://floridianpress.com/2021/09/rubio-biden-to-cut-a-deal-with-maduro-regime/ ] la venta de acciones para compensar a los acreedores, lo que representaría el final de una dolorosa historia, donde Venezuela y los Venezolanos perderíamos control sobre dicha filial, mientras que los capitales de riesgo representados desde adentro mismo de Citgo, por uno de sus ex ejecutivos con enlaces en el bajo mundo financiero especulativo, se apoderarían de ella. Nosotros ya lo habíamos anunciado desde 2019 [ https://elpaisdeespaña.com/2019/07/04/einstein-millan-arcia-citgo-como-apoderarse-de-us13-500-millones/ ] y más recientemente lo advertimos nuevamente [ https://www.costadelsolfm.org/2021/10/27/einstein-millan-arcia-citgo-sera-la-proxima-empresa-a-perder/ ].

Mientras tanto Horacio Medina, co-responsable directo de haber ocasionado a Venezuela un daño patrimonial superior a $20.000 millones durante el sabotaje petrolero de 2002 y más recientemente responsable de la quiebra de nuestra filial Monómeros, todo lo que tiene que decir es que; "tienen que hacer algo [ https://www.msn.com/en-us/money/other/exclusive-citgo-boards-in-last-ditch-talks-with-washington-to-keep-creditors-at-bay/ar-AAPQgO8 ]. Llevan más de dos años destruyendo nuestra corporación, pero es esta misma semana cuando dicen; "we have to do something" (tenemos que hacer algo).

Son ellos mismos quienes por su ineficiente gestión llevaron Citgo a procesar menos que sus predecesores y la llevaron en apenas meses desde su arribo, a mostrar cifras en rojo [ https://twitter.com/aporrea/status/1443994728849051648?s=11 ]. Son ellos mismos los que llevaron destrucción, estafa y pérdidas a la apertura petrolera colombiana [ https://www.costadelsolfm.org/2020/07/01/einstein-millan-arcia-pdvsa-la-huella-putrefacta-de-la-mitocracia-ad-hoc-conspiracion-y-retos/ ], dejando detrás una inmensa podredumbre.

Son ellos quienes sin tener solvencia continuaron creando deuda sobre deuda y encarecieron todos los procesos y operaciones de Citgo, adquiriendo crudos desde proveedores nocivos a nuestros intereses desde colombia. Son los mismos que cambiaron de forma inconsulta parte del patrón de alimentación de nuestras refinerías, para procesar crudos distintos a los nuestros, favoreciendo a productores locales, pero originando un incalculable daño patrimonial a Venezuela, del cual tendrán que responder, ya que Citgo fue adquirida con el único objetivo de colocar nuestros crudos pesados en los EEUU.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1920 veces.



Einstein Millán Arcia

Asesor Petróleo y Gas "Upstream" & RE SME/Estudios de Especialización a nivel de doctorado en flujo de fluido en medios porosos – The University of Oklahoma, 1991 / Master of Science Petroleum Engineering – The University of Oklahoma, 1990 / Ingeniero de Petróleo Universidad de Oriente, 1979. Ha publicado y presentado en diversas revistas y conferencias internacionales más de 12 trabajos especializados en materia de Petróleo y Gas. Ha escrito más de 300 artículos de opinión y sido citado en materia de petróleo y gas en: spglobal.com, aporrea.org, NoticiasVenezuela.org, Plattsblog, Oilpro.com, las armas de coronel, Vanguardia de España, segurosybanca.com, The Slush Pit (Oklahoma Oil & Gas News), Energy Economist, Kaieteur-news & Stabroeknews Guyana, Sputnik-news y Los Ángeles Times.

 emillan7@hotmail.com      @EinsteinMillan

Visite el perfil de Einstein Millán Arcia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: