Buque con combustible

—Imagino que vio la noticia, compai.

—Dígame usted, cuál. Porque esto es una marea de cosas.

—Esa que dice que llegó un buque cargado de gasolina y diesel para abastecer el mercado nacional. Ya con ese barco se solucionó el problema que había en estos días.

—Mire hombre, si usted se está creyendo esas mentiras es porque a usted le tienen montá una brujería.

¡Vergüenza! Debiese dar una noticia como esa. Un país que ya ni produce su propia gasolina ni el diesel, cuando antes se exportaba toda la que daba la gana.

Ahora si va a saber usted que el cambur verde mancha. Esa noticia lo que refleja es que este país está quebrao, esto es un baldío. Donde lo único que se produce es hambre y miseria a granel. La regolución nos hundió.

—Bueno, pero algo es algo.

—Con ese pior es´na no lo tienen bien adentro. A eso nos han reducido estos zamuros. Yo leí la bendita noticia y se me descompuso el cuerpo o lo que queda de él al ver el estado a que hemos llegao.

Hasta la gasolina hay que importarla, virgen santísima. Las refinerías de Falcón y oriente están paradas, están hechas chatarra. Y estos chavecos repitiendo que somos la potencia más grande en reserva petrolera, aunque ya ni flatulencias producimos porque quien no come no va al baño.

La necesidá tiene cara de perro, pero esto está mucho con demasiado. Ya no se aguanta, noches enteras la pasan la gente en las bombas de gasolina para no perder el puesto en la cola, mientras rezan para que llegue la gandola.

Y ponen esa noticia como si fue gran cosa. Aquí lo normal es lo que es más anormal. Un país petrolero donde no hay gasolina, ni aceite ni ningún derivado del petróleo, ¡Pero si así es en todo el mundo! Dicen los truchimanes estos.

—Será que hay algún problema para hacer la gasolina, usted sabe que hay un bloqueo.

—Un bloque de nada, lo que pasa es que los que están en el gobierno no hacen un cipote. Con el cuentico de los yanqui pa´llá y yanqui pa´cá van pasando los días, cuando no es el imperio, es la sarna o la urticaria. Pero el culpable es cualquier otro menos ellos, porque son unos santicos.

Ya uno está muy viejo pa´la gracia. Esto es una mamadera de gallo. Dígame eso otro que unos médicos estaban casa por casa visitando a no se quién.

¿A su casa llegaron? Nadie los vio, los únicos que los vieron fueron los del gobierno que fueron los que dieron la noticia.

—Yo no vi a nadie, pero la noticia la leí.

—El papel aguanta todo, se decía antes. Aunque ahora no lo hay de ningún tipo. Los periódicos y los sanitarios cerraron porque no hay papel. Esas son noticas de embustes. No sé como las llaman ahora. Lo que si dicen es que están cobran el litro de gasolina en dólares. Ya me lo han comentado varias personas que tienen carro y les ha tocado calarse la cola en las bombas.

Una prima pasó con el marido toda la noche haciendo cola para echar gasolina en la bomba que está allá abajo. Menos mal que no los atracaron, en cualquier día de estos, si no han empezado ya, los empiezan a atracar a los que estén haciendo cola.

Estos tipos no son buena comida. Son unos picaros, unos truhanes. Se roban todo, por eso es que nos hemos quedado hasta sin gasolina. Usted cree que el del mostacho tiene voluntad para medio enderezar esto, no vale. A ese le reventó el chichón.

—Ni piensan hacer nada. Esto va a la deriva.

—A la deriva no va. Esto está bien amarrao por lo que están haciendo dólares a costillas de uno. Se están metiendo un billete parejo con la calamidad de la gente.

No se crea ese cuento que esto no tiene rumbo. Rumbo tiene aunque sea pa´l cementerio. Pero esto es adrede.

Por hay mucho pisa pasito y muerden duro. Esos están comiendo lomito y los demás estamos tragando saliva. Que esto se acabo, que lo otro se terminó. Y ahí empieza a correr el billete parejo, a cobrar en dólares, porque como les gusta ese billetico verde.

—Más que guarapo a chingo.

—Así mismo es. Lo que dicen es «Aquí no ha pasao nada». Ahora a alguien se le ocurrió que por número de cédula, y les parece una idea maravilloso, lo mejor que han planteado después de la teoría esa de la relatividad.

Un premio Nobel le van a dar, si hasta hace poquito la gente echaba gasolina a la hora que quería. Y sin ningún problema.

En buen berenjenal nos tienen metió estos chavecos y pa´ desenrollarlo ¡Ay Dios bendito!

Si quiere me acompaña pa´llá. Y le dijo algo: Por ahora, apriete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 640 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a279355.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO