Por una uiversidad popular, autónoma y democrática

Con diagnostico somero, descubrimos que nuestra alma mater está en franco deterioro. Todos los trabajadores de nuestra universidad, docentes, administrativos y obreros (todos son obreros como saben) con salarios indignos. La infraestructura en abandono total, laboratorios destruidos, instalaciones eléctricas de la facultad de ingeniería saqueada. El transporte desapareció, no se sabe donde están las iguanas (los autobuses verdes de la UC), servicio de comedor no funciona.

Tampoco encontramos a una universidad al lado de las necesidades del desarrollo del país, la ciencia, la investigación y la planificación desertaron de la UC hace rato.

Esta lamentable y triste realidad, no comenzó con "la guerra económica", ni el "8 de diciembre de 2012". Ni siquiera hace diez años, lo que tienen las ilegitimas autoridades que están gobernando la universidad. Aunque el gobierno nacional, con 20 años sumados, ha sido muy cauteloso, de manera miedosa y no ha hecho nada para evitarlo, salvo reconocer una autoridades que nunca han reconocido al gobierno nacional, y seguir dándole plata para que lo gasten a su antojo, esta situación fue materializándose cuando la universidad se convirtió en una especie de feudo donde elites mafiosas se adueñaron de ella, la convirtieron en un negocio y descubrieron que le podían echar la culpa al gobierno porque la masa estudiantil les cree.

En corto y mediano plazo se puede salvar nuestra casa de estudio. Lo primero que hay que hacer es sacar a las ilegales autoridades universitarias en las próximas elecciones de gobierno y cogobierno. Hacer una profunda y revolucionaria reforma a la ley de universidades, la cual está en mora jurídica, no se ha reformado luego de nuestra constitución vigente. Democratizar el ingreso para que se llene de pueblo, de campesinos y obreros, la universidad. Reconciliar la ciencia, la investigación, planificación y desarrollo tecnológico de la universidad de acuerdo a las necesidades de la patria y de la región tan diversa como Carabobo. Y todo esto mediante la autonomía universitaria de verdad, con un gobierno democrático que involucre a todos los sujetos que hacen vida en la universidad, docentes, obreros y estudiantes, con voto igualitario, y participación democrática en la toma de decisiones.

Los derechos no son regalos sino conquistas.

Redes sociales:

TWITTER, FACEBOOK, INSTAGRAM o TELEGRAM:

@DemetrioStereo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 594 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a266484.htmlCd0NV CAC = Y co = US