Proyecto comunitario, va mas allá de ser una tesis de grado

Desde que nació la Universidad Bolivariana de Venezuela se ha impulsado un modelo educativo que en determinado momento en nuestro país, se había diluido en la privatización y dominación de unas elites para manejar a su antojo las riendas del país.

Allí la necesidad de romper con los paradigmas de una educación clasista e excluyente, con una educación con igualdad para todos sin diferenciar clase social repito, dando esa transformación necesaria para un sistema social y político que va en picada hacia el nacimiento de una gran oportunidad de ser soberanos y participe de la nueva era democrática participativa y protagónica en la educación universitaria del país.

Nacen las misiones educativas, un pensamiento socialista que da cabida a la diversidad de criterios y enseñanzas dando cabida a las nuevas generaciones desde las bases del poder popular, trazando un camino de implosión en la sociedad.

Antes el proyecto o trabajo de campo, año rural, trabajo comunitario, solo era eso, algo obligatorio para poder graduarte o cumplir unos parámetros académicos necesarios para cumplir con tu tesis de grado para ser un nuevo profesional.

Pero sin embargo después de 11 años de revolución Bolivariana, o nacimiento de la Quinta Republica, o el comienzo de una nueva era democrática donde si hay ese matiz necesario para dar ese paso tan importante hacia la transformación social en toda su expresión, pero debemos ser responsables y críticos al momento de expresar que todo va bien y que no hay tropiezos en cuanto a la definición o ejecución del proyecto comunitario.

Cada Programa de Formación de Grado (PFG) está adaptado a ese proyecto que debemos culminar y desarrollar cada tramo, semestre, trimestre o en nuestro caso trayecto donde se debe ir amoldando a los cambios profundos que vive nuestra sociedad, sin fanatismos y pasiones que se salen de lo contextual y práctico, la teoría es necesaria para ir colocando los cimientos de lo que debemos empezar a levantar, y que al final tengamos algo que sea parte de un colectivo que deberá continuar de la mano para mejorar su ámbito.

Este tema es muy sensible, debemos manejarlo con responsabilidad, hay quienes aun a estas alturas faltando muy poco para finalizar su Programa de Formación de Grado, piensan que solo es entregar un buen “dossier” o dar una exposición con gran manejo de la dialecto ya son unos profesionales integrales, cuando nos da pena, o a veces miedo compartir con la comunidad y sentirla, vivirla, tocarla t ser parte de ella en cada centímetro de tierra, calle, avenida, el palpitar de los corazones de esos niños y niñas, esos jóvenes que deben ser el motor de ese cambio social, humano que debemos sembrar en cada sentido, es por esos que todo nos lleva a un solo camino, seas de gestión Social, Estudios jurídicos, Comunicación Social, Agroecología por nombrar algunos, la municipalización para muchos sigue siendo algo aislado cuando es allí que esta el verdadero valor y la esencia de ese sentir social por su prójimo, y que al final no se quede engavetado en nuestra universidad, sino que sea el fruto de esa semilla que fuimos sembrando cada trayecto, cada semestre.

Debemos revisarnos y definir que queremos mis queridos compatriotas.


Estudiante de Misión Sucre
rufinazam@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5878 veces.



John Duarte


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a111364.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO