Onix: La moneda que se adelantó al Petro en Venezuela

Caracas, abril 8 - Hace 8 años, un usuario comentaba en un foro que pagaría 10.000 bitcoins a la persona que le hiciera llegar 2 pizzas. Lo que fue un simple reto para ambas personas, acabó por pasar a la historia al tratarse de la primera transacción realizada con criptomonedas.

Los 10.000 bitcoins pagados en esa operación representaron 25 dólares. Lo que significa que esas pizzas habrían costado, según la cotización actual del bitcoin, aproximadamente unos 75 millones de dólares. Claro está, no sabían aún el alcance que podrían tener las criptomonedas en el futuro.

En esta anécdota puede verse reflejada Venezuela, ya que hoy atraviesa esta etapa de descubrimiento y exploración en el mundo de las criptomonedas. Con un petro que ni siquiera se ha estrenado en el mercado, muchos pensarían que aún no es momento de adaptarse a esta realidad, sin embargo, hay otras monedas digitales criollas que han dado de qué hablar.

Lanzada el 29 de mayo del 2017, onixcoin es la primera criptomoneda creada en Venezuela. Con poco menos de un año en el mercado marcó un hito, ya que con ella se realizó la primera transacción con una moneda digital venezolana, se trató de una camioneta Jeep Cherokee año 2010 que fue vendida en 500.000 onixcoins.

Ángel Salazar, cofundador de esta criptomoneda, celebró el éxito reciente que ha tenido el onix desde la creación de la Superintendencia de Cripoactivos y Actividades Conexas, ya que el marco legal les ha facilitado la operatividad en el país e impulsar un proyecto más ambicioso.

“Pasó de ser un experimento social a un proyecto formal y creamos cuatro divisiones para abordar aristas específicas del desarrollo de onix. La ejecución nos ha ido muy bien, hemos formado alianzas muy importantes y logramos estar presentes en varias conferencias internacionales importantes”, explicó.

El proyecto está en proceso de expansión constante, por ese motivo, han recurrido a países vecinos para promocionar su moneda y establecer alianzas estratégicas. Se han hecho negociaciones en República Dominicana, México, Panamá, Argentina, Colombia y Brasil, donde incluso onix estará enlistada en una casa de intercambio. Además han captado asesores de Estados Unidos, de Corea del Sur y de Suecia. Incluso tienen una oferta de alianza proveniente de Estados Unidos.

“El reconocimiento de marca a nivel internacional de lo que está haciendo el proyecto onix en Venezuela se está notando mucho. Estamos creciendo, nuestro objetivo es convertir el onix en el bitcoin de Latinoamérica”, aseguró.

Una de las bondades generadas gracias a la expansión de la criptomoneda en distintas casas de cambio de la región, sería el envío de remesas de familiares en el extranjero a sus países de origen con el uso de onixcoins.

Sociedad cripto. Desde que se anunció la creación del petro y se legalizó el manejo de criptomonedas en el país, la sociedad venezolana ha adquirido gran interés por el dinero digital.

Salazar afirmó que la comunidad que se mueve en el mundo de los activos digitales ha crecido de forma orgánica y gran parte de la población no sabe sobre el tema pero quiere aprender al respecto.

“Cuando vas a una conferencia internacional te das cuenta de que todos los presentes manejan el tema. En una conferencia local, la gran mayoría desconoce del tema pero todos quieren aprender”, comentó.

Ante la ola de entusiastas que buscan invertir en este tipo de alternativas para salvaguardarse de la inflación, Salazar recomienda que se documenten antes de concretar cualquier negocio, ya que es necesario conocer cómo se usan las criptomonedas, y de qué forma interactúa el mercado para no crearse falsas expectativas.

Mientras que para los mineros, invitó a que considerasen al onix como alternativa para minar. “Se puede usar la misma máquina que se utilizaba para minar dash y el rendimiento es muy superior, es muy rentable”, aseveró.

El impacto de las sanciones

El gobierno de Estados Unidos emitió un decreto en el cual se prohibe a todo ciudadano estadounidense realizar cualquier transacción o negocio que involucre al petro o cualquier otro instrumento basado en la tecnología Blockchain creado por el gobierno venezolano.

A pesar de que estas sanciones repercuten contra la principal criptomoneda venezolana, las otras criptos no se ven afectadas, según expresa Ángel Salazar, co-fundador de la moneda onix.

“Directamente no van a afectar a las demás criptomonedas, porque las sanciones son contra el petro. Es un problema con el gobierno, más no con las criptos. Onix incluso es un software libre, nosotros no somos dueños de los códigos”, explicó.

El impacto, particularmente hacia el onix, ha sido nulo, incluso Salazar ha recibido propuestas provenientes de Estados Unidos para establecer alianzas estratégicas con inversionistas de ese país.

Con respecto a la posibilidad de que las sanciones puedan generar miedo en los posibles inversores, Salazar argumenta que ellos “saben leer, saben interpretar, y los que se están involucrando también pueden ponerse a investigar”, por lo que es improbable que se dejen llevar por el decreto.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14683 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N Y ab = '0' /economia/n323342.htmlCd0NV CAC = Y co = US