Economista criollo insiste ¡hay que dejar de dar petrodólares sin retorno a las Reservas Internacionales!

Desde mi humilde opinión crea que ya es hora ¡de detener esa práctica de SEGUIR LIQUIDANDO EL PETRÓLEO PARA EL BENEFICIO DE POCOS y en detrimento de los intereses colectivos, de todos los dueños que son los 3O millones de venezolanos!

Realmente se sigue con la misma práctica de siempre.

Cuando tú comparas el nivel de las reservas internacionales compuesta por dólares, oro y Derechos Especiales de Giro, te encuentras que se han mantenido estable en los últimos 3 años, no bajan ni suben de 9 a 10 mil millones de dólares.

Pero en ese mismo periodo se han producido y vendido a nivel internacional y en el mercado interno millones de barriles de petróleo en los últimos años que son divisas, donde un porcentaje ingresa al Fiscal Nacional en forma de impuesto sobre la renta, de regalías e impuestos de explotación, donde el Banco Central de Venezuela las recibe, pero que no alimentan las reservas Internacionales, que es el ahorro nacional de todos los venezolanos, sino que inmediatamente es liquidado al mercado cambiario para importadores de oficio y para que el propio Estado importe todo tipo de bienes sin garantizar el retorno ni mucho el rendimiento de ese capital.

Una acción gubernamental que lejos de beneficiar a todos los venezolanos que son dueños de las riquezas petroleras, más bien han enriquecido a pocos empresarios agremiados privados y a amigos del gobierno, en detrimento del desarrollo nacional.

Asimismo, alejando cada vez más la posibilidad de que haya un incremento de los niveles de remuneración a todos los empleados públicos y privados, sobre todo, de los niveles del salario que establece el Artículo 91 de la Constitución, un salario mínimos al nivel de las canastas básica familiar e indexarlo cada cierto tiempo. ¿Por qué? Porque la única forma de aumentar salarios es que la economía cuente con la liquidez monetaria, con el suficiente dinero orgánico, respaldado por riquezas como las divisas petroleras y otros activos monetizables como el oro, que alimentan las Reservas Internacionales.

Si no se incrementan las reservas internacionales en por lo menos 25.000 millones de dólares es imposible que aumente la liquidez monetaria suficiente que garantice el decreto de aumento salarial a por lo menos 300 dólares mensuales con sus respectivas incidencias salariales de Ley. Y la única forma es no liquidando los excedentes o beneficios que arroja la industria Petrolera de todos los venezolanos para el provecho de pocas familias de empresarios importadores y amigos del gobierno que demandan divisas y que el BCV se los entrega sin posibilidades de retorno y sin beneficios para el país y la economía en general.

Porque hay que entender que las importaciones de bienes finales o intermedios no generan riquezas a la sociedad sino a grupos de importadores. Porque es un mal uso de los recursos públicos que debe ser detenido de una vez por todas, porque nos sigue empobreciendo a todos los dueños del petróleo, beneficiando a pocos y generando los niveles de desigualdad de ingresos que estamos padeciendo, que nos ha vuelto el país con la peor distribución de los ingresos generados por una economía petrolera del planeta.

Porque realmente no hay valor agregado, no hay generación de riqueza colectiva con los dólares del petróleo, y al mismo tiempo, se esfuman como el aire cada vez que se le da un dólar petrolero sin garantizar su retorno, su multiplicación del capital y la capitalización con fines de mejorar salarios, pensiones y jubilaciones. Y ese mal debe detenerse antes que la bonanza petrolera que viene se vuelva esfumar con importaciones, con dilapidaciones y la corrupción.

Por eso decimos, sino se recuperan las reservas internacionales jamás se podrá garantizar el pago de salarios a los niveles que se establece la Constitución y el Gobierno seguirá estando en su condición de infractor o violador de la Constitución que tarde o temprano podría acarrear sanciones administrativas graves.

Se está repitiendo la falla estructural de la 4ta República que mantenía a los gremios empresariales felices: Vender petróleo, y los ingresos y excedentes dárselos todos a los importadores de oficio y, ahora, para que el mismo Estado importe de todo, liquidando la renta petrolera para el beneficio de pocos y en detrimento de la mayoría que son dueños de esas riquezas petroleras.

Nunca van a poder aumentar salarios, Pensiones y jubilaciones porque no tendrás reservas internacionales suficientes para crear bolívares (aumentar la liquidez Monetaria) para aumentar remuneraciones de empleados a los niveles que manda el Artículo 91 de la Constitución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1489 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: