El "economista criollo" pronostica que con este salario mínimo la gente preferirá irse de Venezuela

LOS PEORES 4 MESES DE LA HISTORIA ECONÓMICA DE VENEZUELA

Del 20 de agosto hasta el 28 de diciembre de 2018, han transcurrido 130 días, un poco más de 4 meses después de iniciado el Programa de Recuperación económica, Crecimiento y Prosperidad, que el Presidente insiste está más vigente que nunca y continuará fortaleciéndose para el 2019.

Uno de los grandes objetivos de este programa era detener la tendencia hiperinflacionaria que llevaba la economía venezolana debido a la influencia de factores externos e internos. Entre los factores externos se encuentran las cotizaciones paralelas del dólar, las sanciones y el bloqueo financiero de Pdvsa y de algunos altos funcionarios venezolanos por el gobierno de los Estados Unidos. Entre los factores internos se tienen: la especulación y la corrupción cambiaria, la manipulación de los precios de los bienes y servicios por los empresarios y la economía subterránea (bachaqueros y contrabandistas). Son situaciones que han obligado al Gobierno a expandir la liquidez monetaria con fines de financiar el déficit fiscal que esas perturbaciones han ocasionado.

No obstante, los precios acordados han resultado ser una burla para el pueblo por parte de los empresarios privados que suscribieron esos acuerdos y de los organismos encargados de garantizar su fiel cumplimiento. Los precios acordados en la Gaceta Oficial del 03-12-2018 reflejan que se incrementaron en 413%.

El 28 de diciembre de 2018, a tres días de finalizar el año, los precios de los 25 rubros acordados por medio de Gaceta Oficial del 21 de agosto, calculados inicialmente por un monto total de Bs.S. 1.117, se ubican por el orden de los Bs.S. 17.900, representando un incremento del 1503%, que contracta con el nivel del salario mínimo integral que tan sólo aumentó en 145%.

Incluso, si comparamos el ritmo de crecimiento del dólar paralelo con respecto a los precios reales de mercado nos encontramos que estos últimos se han incrementado a un ritmo mayor que el del propio dólar paralelo. En esta oportunidad, la pérdida del poder adquisitivo estuvo inducida por el Gobierno en concordancia con los empresarios privados siendo mayor que el aumento salarial decretado por el mismo Gobierno.

CUADRO 1: PRECIOS ACORDADOS VS. PRECIOS DE MERCADO (VAR %)

Como vemos, los precios acordados se quedaron desfasado en tan poco tiempo. Quedaron rezagados gracias a los dos factores perturbadores de la economía venezolana: el dólar paralelo y la manipulación de los precios con fines políticos. Que nos lleva a concluir que la especulación y la usura junto a la impunidad económica caracterizan el mercado de bienes y servicios, que hemos visto que en los últimos 24 meses años se ha impuesto como una cultura económica en nuestro país.

EL SALARIO "PÍRRICO" QUE EXPANTA A LA GENTE HACIA EL EXTERIOR

Según el Cuadro 2, el aumento del salario mínimo integral aprobado a partir del 01 de diciembre de 2018, de Bs.S. 1.980 a Bs.S. 4.850, representó un aumento del 145% desde el inicio del Programa de Recuperación económica. Ese aumento calculado al valor del dólar paralelo de ese día que era de US$ 450, representó un salario mínimo integral "perturbado" de US$ 10,77 mensuales, que representaba apenas US$ 0,35 diarios o US$ 0,04 la hora. Significa que al momento de entrada en vigencia del salario mínimo integral ya se ubicaba muy por debajo del salario de sobrevivencia o umbral de la pobreza que determina la ONU que es de un dólar diario.

Sin embargo, transcurridos veintiocho días de ese aumento salarial, el dólar paralelo se incrementó en 67%, alcanzando los US$ 750 promedio, lo que representa devalúa el salario a US$ 6,5 mensuales, 0,22 diarios o US$ 0,03 la hora.

CUADRO 2: SALARIO MÍNIMO INTEGRAL EN BOLÍVAR SOBERANOS Y EN DÓLAR PARALELO AL 28/12/2018.

En comparación con EEUU, donde una hora de trabajo cuesta US$ 8, o en Colombia donde vale un dólar la hora, esto es un indicativo que la gente seguirá yéndose del país a intentar ganar mucho más de lo que puede ganar de forma honesta en el país y así poder mantener a su familia por medio de remesas.

EL TRABAJADOR SIGUE SIENDO EL GRAN PERDEDOR

Esa situación devela nuevamente que el gran perdedor en la llamada guerra económica ha sido el pueblo trabajador. Como elemento probatorio de esta "terrible" aseveración, puede analizarse lo que ha ocurrido con los precios de algunos de los productos "acordados" con las Empresas Polar S.A. en los últimos meses, los beneficios recibidos de la mano del Estado y el comportamiento de rubros tan importantes para la dieta del venezolano como lo es la harina de maíz precocida. El 03 de diciembre de 2018 se acordó con este consorcio monopólico aumentar la harina de maíz de Bs.S. 20 a Bs.S. 110, lo que representó un aumento del 450% desde el inicio del Programa económica, Crecimiento y Prosperidad el 20 de agosto de 2018, que contrasta con el aumento laboral del 145%.

Lo anterior significa que dentro del Gabinete económico actual pudiera haber grupos de poder que están jugando "conscientemente" para el enemigo. Incluso, los datos anteriores demuestran que ese Gabinete económico ha jugado en estos últimos dos años para los grandes monopolios enemigos de la revolución. Eso lo demuestra el nivel de impunidad económica con que ellos han venido actuando, induciendo la hiperinflación y generando la crisis económica que ha llevado a la población a perder su poder adquisitivo, disminuir su calidad de vida y ocasionar que en el 2019 muchos venezolanos sigan cruzando la frontera como en la actualidad.

¿QUÉ DEBE HACER EL ESTADO PARA DETENER LA SALIDA MASIVA DE VENEZOLANOS?

Si el presidente Maduro insiste que el Programa de Recuperación económica, Crecimiento y Prosperidad seguirá vigente durante el año 2019, entonces, en primer lugar, debe respetarse el anclaje del bolívar soberano y del salario mínimo integral al Petro, como condición necesaria para fortalecer el poder adquisitivo del trabajador venezolano y estimular el consumo, la inversión y la producción de bienes y servicios privados y gubernamentales.

Si eso se respetara el salario mínimo debería estar por el orden de los Bs.S. 22.256. Ver Cuadro 3.

CUADRO 3: VARIACIÓN DEL ANCLAJE BOLIVAR-PETRO

Lo anterior significa, que se le estaría devolviendo el poder de compra del ingreso o remuneración del trabajador a niveles del 01 de septiembre de 2018, que significa un nuevo "reseteo de la economía" y la aplicación de un nuevo factor de corrección.

En segundo lugar, el salario debe dejar de ser considerado un costo fijo y pasar a ser un costo variable de producción semanalmente.

Y, en tercer lugar, la Asamblea Nacional Constituyente debe aprobar una LEY DE INDEXACIÓN DEL SALARIO MÍNIMO INTENGRAL SEMANALMENTE, para detener esa dinámica calamitosa para el trabajador y para el propio Estado que es la pérdida del poder adquisitivo del ingreso. En este caso, lo ideal sería dejar que el mercado resuelva las perturbaciones que genera el mercado paralelo. Valga decir, dejárselo a la libre interacción del mercado de bienes y el laboral, donde la clave sea indexar el salario al ritmo de la inflación que imponen los mismos empresarios amantes y seguidores del dólar paralelo. Que sea la dinámica especulativa la que determine semanalmente el valor indexado del salario de las verdaderas víctimas de la guerra económica. Si aumenta el factor capital que aumente proporcionalmente el factor laboral.

Con una Ley Constituyente el Gobierno se quita ese problema de estar inyectando más dinero para pagar la nómina inflada por los propios empresarios privados beneficiarios de ese incentivo, que ahora deberán pagar por la desgracia generada. El gobierno activa las inspectorías del trabajo y comienza a defender los trabajadores sin alcahuetear a los empresarios pagándoles sus nóminas. Que el empresariado les pague a los trabajadores lo que les roba a diario; y, con una inamovilidad laboral garantiza que no hayan despidos masivos.

#victimastoday #vamosAtriunfar

Twitter: @agiussepe



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3114 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrés Giussepe

Andrés Giussepe

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a273482.htmlCd0NV CAC = Y co = US