Propuesta del aumento de precios de gasolina

1. Lo siguiente es una propuesta concreta para aliviar la crisis económica actual. Para empezar, en mi opinión hay que tener mucho cuidado con una liberación de precios que no sea gradual. Estoy de acuerdo que la modificación o eliminación del régimen de control de cambio y precios que existe en la actualidad es necesaria. Pero la cuestión fundamental es la factibilidad de cualquier modificación desde el punto de vista político y social.

2. Los acontecimientos actuales en Nicaragua, y la experiencia de Brasil demuestran lo delicado que es para un gobierno de izquierda implementar políticas impopulares ya que en ambos casos la derecha se aprovechó al máximo. En el caso de Brasil se trataba de un simple aumento de los precios de transporte público en Sao Paulo en 2013, que fue rechazado por las clases populares; solamente después los grupos de la derecha infiltraron las protestas y crearon las condiciones que condujeron a la destitución de Dilma, o mejor dicho el golpe del estado.

3. Recomiendo que el primer paso de sincerar el régimen de precios, sea solamente en un sector, pero que sea un sector de muchísima importancia desde el punto de vista económico, y eso es el caso de la gasolina. El precio regalado de gasolina se presta al contrabando masivo de ese producto hacia Colombia y también su uso no racional. Mi propuesta es que los precios de gasolina sean fijados y aumentados en función de los costos de producción. Específicamente propongo que los precios de gasolina sean 25 por ciento menor que el costo de producción y que haya un ajuste de precios cada dos meses en base al aumento del costo de producción.

4. Tenemos que anticipar que la derecha, y muchas otras personas incluyendo simpatizantes del chavismo, van a decir que en Venezuela, siendo un país petrolero, la gasolina no debe calcularse en base del mercado. La respuesta del gobierno será, estamos fijando los precios muy por debajo del costo del mercado, e inclusive debajo del costo de producción en un 25 por ciento. Este plan va a afectar a la clase media mucho más que a las clases populares que usan el transporte público. Como el aumento no va a ser aplicado al gasoil (por lo menos al principio), no debe afectar el transporte público.

5. De acuerdo con esta propuesta, el Presidente Maduro anunciaría la creación de una comisión que calcule el aumento de precios de gasolina cada dos meses en función del aumento de los costos de producción, que en efecto corresponde a la tasa de inflación en el país.

6. En un futuro, dependiendo del éxito de la implementación de este plan y la experiencia aprendida, el mismo principio puede ser aplicado a otros sectores como el gasoil, electricidad, teléfonos, etc.

7. También propongo que el Presidente anuncie la creación de comisiones locales que reciban denuncias de los usuarios del transporte público referente a los aumentos de pasajes no autorizados. El transportista que desconozca los precios oficiales corre el riesgo de perder su permiso de circulación y en una última instancia el Estado podría confiscar su vehículo.

8. Veinticinco por ciento del ingreso que reciba el Estado como resultado de esta política de sincerar los precios va a ser asignado al transporte público, específicamente los autobuses del Estado, como también los sistemas del metro.

9. Esta propuesta está diseñada para minimizar la reacción política negativa. Los sondeos de opinión demuestran que el aumento de precios de gasolina tiene más aceptación entre la clase media que las clases populares. Y es la clase media que va a ser más afectada por este plan.

10. También propongo que portavoces del gobierno, y quizás el Presidente Maduro, ofrezcan información concreta acerca de las acciones que el Estado está tomando contra los transportistas que se aprovechan de la circunstancia para aumentar los precios. Esta información debe ser concreta, con nombre y apellido, números de placas y lugares y fechas. La propuesta de aumentar el precio de gasolina puede ser política y económicamente contraproducente si el Estado es débil e incapaz de hacer valer sus políticas en un sector tan neurológico como el transporte público.

11. Para implementar esta propuesta, será necesario instalar puntos para uso de tarjetas de débito en todas las gasolineras del país.

12. Esta propuesta está diseñada para fijar el costo de gasolina a un precio manejable para personas de la clase media, siempre y cuando usan su vehículo en forma racional, como ocurre en otros países del tercer mundo. De acuerdo con los precios y sueldos actuales (a mediados de junio), el costo de llenar un carro de tamaño medio sería entre 10 a 15 millones de bolívares.

13. Esta propuesta no es una panacea para solventar la crisis económica de Venezuela. Otras reformas y políticas son necesarias. La propuesta tiene dos objetivos. Uno es aumentar el ingreso del Estado al reducir el contrabando de gasolina a Colombia y el uso irracional de ese combustible. Y segundo, la implementación de esta propuesta abre el camino para la aplicación de este método de anclaje a otros sectores de la economía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2344 veces.



Steve Ellner

Profesor de historia económica en la Universidad de Oriente (UDO) desde 1977. Su libro más reciente (como compilador) es La izquierda radical en América Latina: Complejidades del poder político en el siglo XXI.

 sellner74@gmail.com

Visite el perfil de Steve Ellner para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a265165.htmlCd0NV CAC = Y co = US