Desde el conuco

Dudas sobre la exportación del café

Recientemente el Ministro de Agricultura y Tierras anunció la aprobación de la exportación del café, esto supone un avance y a simple vista pareciera importante y positivo para la actividad agrícola y para los campesinos que somos quienes lo producimos. Sin embargo, es necesario aclarar un conjunto de imterrogantes que se desprenden de esta decisión. ¿Acaso el Ministro se reunió con nuestros campesinos para discutir los alcances y aportes que tál decisión traerá a este sector? ¿Quienes realizanran la exportación, el productor, el Estado, la agroindustria o el aparato empresarial de maletín? ¿Acaso Pedro y Juan café, podrán de manera directa sacar su producción al mercado internacional? o por el contrario seguirán los carteles del café encargandose de este negocio mientras nuestros campesinos apenas logran sobrevivir. ¿Quienes fijaran los precios? Nos preguntamos, realmente ¿de que manera el campesino recibira los beneficios de estas transacciones económicas, o ¿se quedarán en las arcas de los carteles de la corrupción que siempre medran del gobierno?

No es pesimismo lo que queremos transmitir, pero es que como dice el refran, "El que le ha picáo culebra, bejuco le para el pelo". Por el contrario la exportación es una opción importantisima en los asuntos del café. Tan solo solicitamos claridad. Nada cuesta reunirse con los que sembramos este grano, con los campesinos del café que entregamos nuestras vidas por lograr sobrevivir en este cruel excenario que rodea esta actividad agrícola.

Todos sabemos que los precios del café lo imponen otros y el campesino esta ausente de ello. Son los carteles del café camuflados y bien apeltrechados que se enriquecen diariamente de nuestro sudor y de nuestro trabajo. Ojalá el gobierno juegue limpio pero los negocios son muy sustanciosos como para dejar escapar esta presa. ¿Cual es el plan para que el café no se haga inaccesible para el consumidor venezolano, no vaya a ser que ocurra lo que ocurrió con el cacao, este alimento lo eliminaron de la dieta del venezolano por lo cosotoso que resulta comprarlo, nadie consume cacao en este país donde se produce uno de los mejores en el mundo. Mi modesta apreciación me aconseja que quien debe encargarse de la exportación debe ser el Estado Venezolano y este debe reintegrar al campesino parte de las ganancias de esta transacción.

Pareciera que el Ministro teme reuniese con nosotros, le recordamos, en estos montes no comemos gente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1142 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com      @fraguaobrera

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: