Desde el conuco

El cafetal, una combinación de trabajo y placer

La jornada fue dura hoy, el machete no ayuda mucho, está muy desgastado y pequeño de tamaño, ya llegó a la categoria de toca. En su faena diaria entre los cafetales, bajo la sombra de guamos y bucares va tejiendo sonrisas mojadas de sudor, en el deshierbe descubre la aparición amenazante de nidos de bachacos, hormigas podadoras que talan las hojas del cafeto causando estragos en la plantación. Las plantitas de cacao recien sembradas corren el riesgo de ser devoradas por las mandibulas cortantes de estos animalitos que siendo parte del sagrado mundo natural llegan a convertirse en una plaga. Los bachacos son una amenaza premanente que deben ser tratados para evitar daños mayores. Hasta ahora no ha conseguido una formula natural eficiente para controlar esta plaga. Muchas son las recomendaciones pero no es facil dominarlos. Tal vez en algunas de las recomendaciones que ha compilado entre tantos encuentros e intercambios de saberes entre conuqueros de distintas regiones del país, encuentre una respuesta a este dolorcito de cabeza en que se convierte el ataque de los bachacos.

Se prepara macerado o purín de cocuiza y hojas del arbol de nin fermentados por dias, se aplica en los nidos, esto los aplaca pero son persistentes y nosotros tambien debemos serlo. Algo debe haber para librarse de esta plaga, pienza en voz alta. Arroz, miaos piches, oraciones, repollo, conchas de naranja, tierra de otras bachaqueras distantes de la nuestra, sangre de res desidratada. Son mil intentos para deshacerse de estos animalitos que nos visitan con frecuencia. Es que en el campo la vida es un batallar diario contra la adversidad.

Este año pareciera que el monte crece mas rápido y tenemos que mantenerlo a raya, lo que realmente causan problemas al café son los bejucos que trepan hasta las ramas, dominan el cafeto y si nos descuidamos cubren toda la planta afixiandola y humillandola. No se usan venenos en este cafetal, es completamente natural y ecológico todo el proceso del cultivo, esto por supuesto exige mayores atenciones mientras la plantilla se desarrolla. Los fertilizantes e insumos de origen artificial o sinteticos envenenan las plantas, intoxican el suelo y tambien nuestro cuerpo. Por aqui han pasado muchos compañeros intoxicados de venenos agrícolas, se sabe de varios fallecidos, ademas el deterioro causado por los toxicos agríacolas evidencian una naturaleza en franco deterioro. Ya no se ven las mariposas que adornaban estos campos de otrora. De niños jugabamos con ellas, viendolas revolotear en cualquier charco en el camino o en los patios de las casas.

Las mariposas son las responsables de la polinización del 80% de los árboles de los bosques naturales, si seguimos matando mariposas pronto nos quedaremos sin planeta. Hay que hacer un esfuerzo colectivo por promover, difunfir, practicar y esparcir la gricultura ecológica entre las comunidades campesinas. Aqui en este cafetal estan prohibido los venenos agricolas asi como tambien la caseria de los animalitos del monte. Se ven muchas ardillas, cachicamos, picures, guacharacas y diversos pajaros en este pedazo de bosque productivo, seguramente se sienten protegidos y a gusto ya que nadie los persigue ni los caza, y se ha notado que ya comienzan a regresar las mariposas.

Los cafetales pueden perfectamente ser usados como espacios naturales para el esparcimiento, la visita y la recreación, sirven como observatorios naturales de aves y fauna sivestre en general. Dar un paseo dentro de un cafetal es una toda una terapia relajante, escuchamos el trinar de las aves, cantos de diversos tonos, nos sorprenden los animalitos, disfrutamos de la sombra y la brisa de los árboles mientras saboreamos una guayaba, un cambur maduro, una guanabana o un rico aguacate. El pan de pobre es un árbol emblemático en nuestro municipio, considerado patrimonio cultural, sus frutos ya cocidos son un deleite en la mesa campesina, el fruto del árbol de mijague es una esquisites al natural o preparada en dulce, la papa aerea enreda entre los árboles y dejan ver sus frutos que al ajechar se desprenden listas para cocinarla y consumirla como pan. Los árboles de guasimo son la despensa de las guacharacas que retosan bulliciosas comiendo de sus frutos. El candilero con sus pepitas rojas aciditas y astringentes son el refugio del diversas aves que se acercan a degustar de este manjar, Los azulejos y los pico e' plata disfrutan de un racimo de cambur que luce picoteado en medio del cafe que ya comoenza a madurar. Nos llama la atención el tum tum tum tum del carpintero picoteando la rama seca de un árbol en busca de gusanitos para su dieta diaria. toda este espectaculo naturar aparece en escena cada dia entre cafetales que son un verdadero bosque productivo.

El cafetal es todo un mundo natural que nos alegra la existencia y nos hace olvidar tanto desorden y maldad en este maltratado planeta. Esto lo llamamos nosotros la CONUCOTERAPIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 438 veces.



Toribio Azuaje

Campesino y Conuquero. Docente

 toribioazuaje@gmail.com

Visite el perfil de Toribio Azuaje para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: