Presidente del INTI pase por la Sierra de Falcón

El presidente del INTI, el doctor Loyo visita la Sierra de Coro... las penas son de los pobres, las vaquitas son ajenas…(A.Yupanqui)

Están anunciado que el Presidente del INTI el compatriota Juan C. Loyo visitará este fin de semana la Sierra de Coro, específicamente el CRAM de Pueblo Nuevo de la Sierra, bastante importante que el presidente del INTI se adentre en el conocimiento de los pareceres del campesino de la Sierra de Coro, la última visita a la Sierra de Coro por parte de autoridades del INTI Nacional fue en los tiempos del Camarada Adán Chávez y por que decimos que bastante importante que conozcan la realidad de la sierra, por que la sierra coriana por un lado cuenta con una vastísima cantidad de campesinos excluidos y en condiciones de pobreza y a la vez una fuerte explotación particular de las tierras. Conviviendo al mismo tiempo, por un lado, el próspero productor agropecuario y por otro lado el veguero, el campesino pobre que como decía el juglar Atahualpa Yupanqui “…las penas son de los pobres, las vaquitas son ajenas….” Pero además, en el sector campesino existe una gran desorganización, mas que desorganización lo que no existe es organización campesina, una estructura donde el campesino pobre pueda instrumentar sus políticas de clase en haras de una sociedad diferente. Esta desorganización fue el producto de las políticas de la República Burguesa- Liberal, no fue en vano que la burguesía liberal arremetió contra el campesino de la sierra, esa fue su venganza, de esa forma se cobraron ellos la protagónica participación del campesino de la Sierra de Coro en el victorioso Ejercito Federal de Occidente de mi General Zamora, la burguesía liberal debía acabar con cualquier vestigio de insubordinación y de ideas libertarias, no podían permitir que ejemplos como el de Bacoa (1532) y su guerra de guerrillas en Hueque, José Leonardo Chririno en Macanillas, Rafael Simón Urbina en Curimagua y San Luis del Cariagua y de Miguel Noguera en el Frente Guerrillero José Leonardo Chirino aquel Miguel campesino analfabeta que se hizo guerrillero por poeta, siguieran siendo luz en la oscuridad. Fue un plan preconcebido y llevado a cabo por los gobiernos de la última etapa de IV República, para la Sierra no existieron planes de desarrollo, el campesino no tenía los medios de producción, ni asistencia, ni ayuda y el campesino sin el control de los medios de producción, tomó el camino del destierro y se fueron a poblar las barriadas humildes de Maracaibo, Cabimas, Punto Fijo y Valencia, allá fueron en un destierro doloroso, lejos de su tierra, de sus costumbres y de sus querencias, y nuestras tías, primas y hermanas terminaron siendo muchachas de servicio en las casa de la clase media y nuestros muchachos policías y vigilantes cuidándole las pertenencias a los ricos, por eso lo he dicho y lo sigo manteniendo, el campesino Venezolano, y en particular el campesino de la Sierra de Coro debe luchar por un lugar de vanguardia en este proceso revolucionario, por que el campesino es quien ha sufrido mas en carne propia la explotación capitalista y las políticas entreguistas de la soberanía nacional. Dos, 3 años atrás cuando con todo ese bagaje de historia y de heroicidad de nuestros ancestros la Cooperativa Beto Zamora de Murucusa, comenzó el peregrinar por el reclamo de tierras sin encontrar apoyo alguno, no se amilanaron, continuaron la lucha, con pequeñas victorias, sumando y poco a poco abriendo caminos, en una faena que ha sido dura, pero como decía el Comandante de los Humocaros, el camino es duro, intrincado, fuerte pero es el camino. Hoy la cooperativa Beto Zamora sigue su lucha por convertirse en un ejemplo de lo que puede hacer la propiedad colectiva de la tierra, la propiedad colectiva de los medios de producción, pero para ello se necesita el soporte y el apoyo de gente como el Compatriota Presidente del INTI el Doctor Loyo, apoyo de la institución para que florezca una flor en el campo y luego muchos puedan imitar ese ejemplo y terminemos de una vez por todas con la explotación del campesino pobre, que lo único que lleva a su casa después de la faena del ordeño es una botella plástica de leche y un cupón para cambiarlo en la bodega del productor agropecuario. Así mismo, el Compatriota Loyo se llevará en sus pupilas el estado de destrucción en que se encuentra la sierra, donde la tala , la quema, la invasión de parques nacionales han reinado en los últimos 7 años, ante la mirada incapaz de las autoridades que cobran quince y último para velar por el ecosistema, y decimos en los últimos 7 años, no por que, durante la cuarta república no ocurriera, pero en la cuarta república no tenían una materia ambiental que fuera constitucional como si la tenemos ahora y un artículo 127 que nos obliga a resguardar el ambiente para nosotros y las futuras generaciones, por favor Doctor Loyo, dígale a la ministra Yakelin Farías que en la Sierra de Coro entre la tala, la quema, la invasión de ganado en las zonas Altas y el irrespeto a los parques nacionales están acabando con el ecosistema, y es que la lucha campesina no está ajena a la lucha ecológica, son caimanes del mismo pozo, el campesino está obligado a resguardar las fuentes de agua, a resguardar su medio habitat, a resguardar la vida, sin ambiente no habrá prosa, ni poesía, ni mucho menos sueños e ideales y este siglo que se está iniciando, Dios quiera y se convierta en el gran siglo de la defensa del ambiente y de la lucha campesina. Esos son los sueños, hacia allá vamos, hacia la construcción de una patria socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana: La Patria Socialista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5145 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: