"Una crueldad intolerable": condenan a muerte a una joven sudanesa que mató a su esposo cuando intentaba violarla por segunda vez

Noura Hussein Hamad, recluida en la prisión de mujeres de Omdurman desde mayo de 2017, ha sido condenada a muerte por matar al hombre con quien su padre la obligó a casarse cuando tenía 16 años.

Noura Hussein Hamad, recluida en la prisión de mujeres de Omdurman desde mayo de 2017, ha sido condenada a muerte por matar al hombre con quien su padre la obligó a casarse cuando tenía 16 años.

Credito: Amnistía Internacional

Mayo 12 de 2018.-  Noura Hussein contrajo matrimonio en contra de su voluntad. "Es una víctima y su condena es un acto intolerable de crueldad", afirman desde Amnistía Internacional.

Este jueves un tribunal sudanés ha impuesto una condena de muerte a una mujer de 19 años por matar en defensa propia a su esposo que la había violado con anterioridad. Noura Hussein Hamad, que se encuentra recluida en la prisión de mujeres de Omdurman desde mayo de 2017, recibió este 10 de mayo la notificación de la condena que se le ha impuesto por matar al hombre con quien su padre la obligó a casarse cuando tenía 16 años. Noura Hussein se casó contra su voluntad con Abdulrahman Mohamed Hammad. "Siempre quiso ser maestra pero acabó siendo obligada a casarse con un maltratador, que la trató con brutalidad y la violó", señala Seif Magango, director adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

La primera parte de la ceremonia de la boda incluyó la firma de un contrato matrimonial entre su padre y Abdulrahman. La segunda parte se celebró cuando, nada más terminar la educación secundaria, la obligaron a mudarse a la casa de su esposo. Como se negó a consumar el matrimonio, Abdulrahman pidió a dos de sus hermanos y a un primo que le ayudaran a violarla. Los tres hombres tumbaron a Noura Hussein y la mantuvieron sujeta mientras Abdulrahman la violaba. A la mañana siguiente, intentó violarla otra vez pero ella huyó a la cocina, donde agarró un cuchillo. Se produjo entonces un forcejeo, en el que Abdulrahman sufrió heridas mortales de cuchillo. Su padre la entregó a la policía Tras ello, Noura huyó a casa de su familia pero su padre la entregó a la policía y se abrió una causa contra ella. En el informe médico tras la pelea con Abdulrahman, se indicó que ella había sufrido heridas, incluidos mordiscos y arañazos. "Ahora ha recibido otra bofetada: la condena de muerte, impuesta por un tribunal que se ha negado a reconocer la existencia de violación en el seno del matrimonio.

"Bajo la Sharia, la familia del marido puede solicitar una compensación económica o la muerte. Eligieron lo segundo y ahora [el tribunal] ha dictado pena de muerte", explicó Badr Eldin Salah, activista de Afrika Youth Movement que estuvo presente en el juicio.

"Los abogados de Noura han dicho que van a recurrir la sentencia, pero que también necesitan un fuerte apoyo internacional de organizaciones como la Unión Africana, la ONU o la Unión Europea".
Amnistía Internacional ha criticado enérgicamente la condena, denunciando que se trata de una crueldad intolerable.

En el juicio, celebrado en julio de 2017, el juez aplicó una ley que no reconocía la violación conyugal. Tras presentarse cargos contra ella, el 29 de abril de 2018 el Tribunal Penal Central de Omdurman declaró a Noura Hussein culpable de homicidio intencional. Sudán, entre los países con más desigualdad de género Sudán ocupa el puesto 165 de 188 países en el Índice de Desigualdad de Género de Naciones Unidas, y ONU Mujeres afirma que la violencia contra mujeres y niñas está extendida en el país. El país no ha firmado la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y su legislación no criminaliza las violaciones en el matrimonio ni el matrimonio infantil. Las leyes del país permiten el matrimonio de una niña una vez alcanza la pubertad y que una niña de diez años pueda casarse con la autorización de su 'guardián' y de un juez. Una de cada tres mujeres sudanesas se casan antes de los 18 años, según ONU Mujeres.

La organización Equality Now también ha levantado la voz y le escribió al presidente de Sudán, Omar al-Bashir, para pedirle clemencia, alegando que la sentencia va en contra de la Constitución del país africano. "La criminalización de Noura por defenderse de una violación y, en particular, la sentencia a pena de muerte, violaría sus derechos, bajo la Constitución sudanesa y la justicia internacional", señaló Yasmeen Hassan, directora global de esta organización.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6894 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Derechos de la mujer


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Derechos de la mujer

Otras noticias sobre el tema Patriarcado


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Patriarcado

Otras noticias sobre el tema Discriminación


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Discriminación