El manejo político del concepto del terrorismo

  • Las Drogas, los Derechos Humanos, la Democracia, El Terrorismo, son el nuevo arsenal de conceptos que se manipulan para intervenir a las naciones y justificar el asesinato selectivo.

  • El Terrorismo de Estado es ejecutado hoy por algunas naciones y los organismos internacionales están amarrados de brazos sin legislar, ni conceptualizarlo, para combatirlo.

  • Estados Unidos y su socio Colombia constituyen hoy una fábrica de mercenarios, sicarios y terroristas que pueden ser utilizados en cualquier parte del mundo a favor de intereses imperiales.

Por lo que observamos en el panorama internacional, pareciera que no hay tópico neutro, al margen de la manipulación política. La política mal concebida parece servir para todo y de esta manera la intencionalidad que está detrás de los que manejan el concepto, desnaturaliza no solo a la política como disciplina al servicio de los ciudadanos, sino también a otras figuras de igual importancia que se han venido consolidando en el desarrollo social de la humanidad.

Hemos venido advirtiendo y señalando concretamente, algunos países que se especializan en estas manipulaciones, para ponerlas al servicio de sus intereses de estado, en degrado de otras naciones para descalificar procesos legítimos, liderazgos e incluso justificar asesinatos selectivos y magnicidios.

Este procedimiento obedece a sus objetivos. Algunos países, asumen esa postura para luego actuar en contra de la soberanía de las naciones, del prestigio de dirigentes políticos, hasta el uso del sicariato contra altos líderes políticos y mandatarios. En esa misma tónica realizan intervenciones militares, avalan golpes de estado y justifican la violencia que ellos mismos incentivan y alimentan con financiamiento y armas para desestabilizar otras naciones.

Desde hace algún tiempo hemos señalado responsablemente, ergo, como el fenómenos de las drogas se ha politizado, se ha demonizado y luego utilizado contra países y lideres que son estigmatizados preparando el zarpazo que posteriormente lanzaran contra ellos y sus pueblos El extremo en esta tendencia ha llegado con la venta de armas a los Carteles criminales que controlan la producción y tráfico drogas en algunos países, con tal magnitud que amenazan incluso la autoridad y seguridad del propio Estado donde actúan.

Lo hemos observado igualmente, con el tópico del concepto de Democracia. Algunos países se abrogan la pureza de su ejercicio pero si vemos en detalle la actuación de su liderazgo y los procesos para garantizarla, podemos ver como ella es desfigurada en función de sus propios intereses y no solo es eso, sino, que pretende exportar su modelo a otras naciones, pero con el claro propósito de mantener una dirigencia que baile al son que ellos tocan, es decir, sumisa y entreguista, en contra de los propios intereses de sus pueblos.

No se han quedado atrás los Derechos Humanos, instrumentos valiosísimos de ser aplicados correctamente al servicio de la humanidad. Pero también ellos, han sido manipulados y se observa hoy una monopolización de los mismos, por algunos gobiernos y unas denominadas ( Ongas), que vienen desnaturalizando estos derechos y utilizándolos contra los propios pueblos, que deben ser los beneficiados. Se da el caso en este asunto, por ejemplo, que hay países que no aprueban los convenios en materia de derecho humanos pero se abrogan el derecho de hacer listados de quienes no los aplican, lo que resulta realmente risible y ridículo.

La tendencia se amplía ahora con el concepto de Terrorismo y podemos apreciar como algunos países en forma caprichosa lo manejan en función de sus intereses de Estado. Valga señalar el ejemplo de los Estados Unidos, que en las materias susodichas mantiene una política de Doble Rasero, que es apreciada por todo el Orbe y pone en tela de juicio la moralidad de sus propios gobiernos llámense republicanos o demócratas.

Estados Unido bajo la óptica de este Doble Rasero, ha financiado y utilizado para sus fines políticos a organizaciones y personajes que han practicado el terrorismo, pero es tal el descaro, que ellos consideran que hay terroristas buenos y terroristas malos. Los buenos son los que obedecen sus orientaciones políticas y militares y los malos los que se salen del redil. Está documentado por ejemplo, como financiaron y formaron a Bin Laden, para utilizarlo contra las tropas soviéticas en Afganistán, allí era bueno; pero cuando se les salió de su órbita de influencia y se les enfrentó, entonces, era malo.

Estados Unidos, a pesar de que hay un marco jurídico universal sobre el terrorismo (19 Convenios, Protocolos y Resoluciones) se toma la atribución de designar a capricho a líderes y movimientos que no siguen la corriente de ese país, como terroristas y actúan contra ellos no solamente políticamente, sino incluso militarmente. Consolidan así otra violación al Derecho Internacional como lo es el Terrorismo de Estado. Es precisamente por esa acción violenta que los ejércitos norteamericanos realizan en todo el mundo, por lo que ese país no aprueba El Estatuto de Roma, porque este instrumento tipifica como delito el Terrorismo de Estado y ellos pretenden y hasta ahora lo han logrado que los crímenes cometidos por sus tropas queden al margen de la justicia internacional.

ESTA POLITICA DE DOBLE RASERO QUE APLICA A CAPRICHO LOS ESTADOS UNIDOS ES LLEVADA A LA PRACTICA POR SUS DIFERENTES GOBIERNOS SEAN DEMOCRATAS O REPUBLICANOS. SOBRE LA MATERIA NO DIFIEREN Y NO DIFIEREN PORQUE LA FALSA DEMOCRACIA DE ESE PAIS ES MANEJADA DESDE EL PENTAGONO, LOS GRUPOS Y LOS GRANDES PODERES QUE TIENEN LAS EMPRESAS FABRICANTES DE ARMAS, QUE SON EL REAL SUSTENTO ECONÓMICO Y POLITICO DE ESE PAIS



Esta nota ha sido leída aproximadamente 559 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor