Carta abierta al Dr. Tarek William Saab

La Asunción. Estado Nueva Esparta, 5 de junio de 2020.

Ciudadano:
Dr. Tarek William Saab Halabi
Fiscal General de la República

Muy apreciado amigo:

En medio del vértigo que estamos viviendo, me siento a pensar sobre la intención última del compromiso que tengo de promover y defender los derechos humanos que garanticen la salud, la integridad, dignidad y la vida de mi esposo el Dr. Javier Vivas Santana quien, corre riesgo de convulsionar y sufrir recaídas y lesiones. Es de resaltar que el 26 de junio tuvo una crisis ocasionándole una anquilosis en el codo derecho, por lo que se le realizó una intervención quirúrgica presentando contractura en flexión limitando su higiene personal y salud (brazo diestro) todo ello por la falta de sus medicamentos. Aunado a ello, es discapacitado visual que es público y notoria.

Intento precisar- ¿cuál es el gran objetivo estratégico básico por sus DDHH y su Libertad plena?. Allí está el nudo gordiano del asunto, la exigencia del cumplimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (CRBV)

De modo que escribo estas notas con el fin de aclararme a mí misma el sentido profundo del hecho político de que mi esposo se encuentra recluido en la Cárcel Rodeo III, y para ello la (CRBV) es clara en cuanto a sus derechos. Espero que en sus manos ella, de fe de los valores que quisiéramos que predominaran en la sociedad que estamos construyendo.

De alguna manera, esos valores podrían ser considerados las bases espirituales sobre las que se diseñó el proyecto de transformación de Venezuela en los años de 1999. Más allá de los aciertos y errores, de las idas y vueltas, de los tropiezos en el camino, de la fragilidad de las euforias e, incluso, de las dudas normales de toda experiencia compleja, entreverada de dificultades, es decir, una consistente decisión popular de impulsar cambios irreversibles.
Por esta razón, es menester no borrar la impronta de una nueva forma de democracia, de una nueva forma de ejercicio de los derechos humanos, en particular los derechos políticos, que permita reconocer y visibilizar los avances, los retos, los obstáculos que se presentan para la consolidación de una nueva consciencia ciudadana.
Comienzo por decir que acepto sin complejos y con orgullo mi compromiso a ser fiel en mi exhorto y asumir igualmente como lo solicito, tanto desde mi perspectiva como ciudadana, individualmente como esposa, todos los esfuerzos disponibles para garantizar el derecho a la salud y a la vida, de mi esposo el Dr. Javier Antonio Vivas Santana, así como hacer respetar los derechos constitucionales y legales.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es, pues, una voluntad de transformación. Nosotros, mi hijo, mi esposo y yo, mi familia, acompañamos esos cambios entendiendo que sus contradicciones son la parte de vida que entre todos aportamos. Pues los procesos políticos estan hechos del mismo barro que sus hombres y mujeres. Se desarrollan con sus imperfecciones. También con sus virtudes.

Y esta virtud extraordinaria que es la disposición y el atrevimiento a renovarse, a rehacerse, es, en definitiva, la garantía de que todo va a salir bien. No se trata de una ilusión, se trata de una esperanza muy concreta soportada en el restablecimiento de la efectiva vigencia de la (CRBV), vistos como han sido, los írritos actos ejecutados contra el Dr. Javier Vivas Santana, que han menoscabado y pretenden seguir deteriorando los derechos políticos, el Estado Social de Derecho y de Justicia, concerniente a los Derechos Humanos y Garantías Constitucionales que se vinculan directamente con el modelo de Democracia Participativa y Protagónica.

Señor Fiscal General de la República, Dr. Tarek William Saab Halabi, le pregunto:

¿Qué valores constitucionales reclamamos como nuestros en la algarabía social que está viviendo mi esposo, mi hijo y yo, o mi familia?

Cito algunas solicitudes al servicio de estos valores constitucionales, y de otros parecidos que quisiera saber compartidos por la mayoría de la gente, despliego en mi caso la contribución grande o pequeña que a cada uno le toca hacer en su área de actuación:

Aquí está la primera valorización constitucional, “Protección, garantías para su salud y manejo judicial del caso que tome en cuenta las patologías que presenta”. Es imprescindible que los familiares lo visiten para constatar su integridad física, sin embargo, no cuentan con recursos y a su vez por encontrarse recluido en otro estado se le dificulta el envío y el apoyo de suministro en los medicamentos, alimentación y otras necesidades de higiene personal. Es del conocimiento público que el Dr. Javier Vivas Santana se encuentra recluido en la cárcel el rodeo III y requiere mantener a raya una patología que padece, Epilepsia crónica severa, así como discapacidad al tener nula visión por el ojo izquierdo, y para ello la constitución es clara en cuanto a los derechos a las personas en reclusión, que no es un acto de altruismo sino de exigencia de cumplimiento de la CRBV y para ello somos como ciudadano, contralores, tal cual como se desprende de la misma carta fundadora de la V República.

Intento describirla: También podríamos decir sentido de la compasión, enriquecimiento y complementando al sentido de justicia. Es decir, saber ponerse en el lugar de los otros, para sentir sus problemas e identificarse con ellos. Es la virtud social contraria al vicio del egoísmo o individualismo. Es absolutamente necesaria para que el equilibrio pueda darse con naturalidad. Una sociedad donde la sensibilidad social sea un valor de todos sus miembros, no conocerá la indignidad ni la miseria.

Aquí está la segunda valorización constitucional, “Traslado a su zona de residencia familiar”. Una detención fue realizada en la jurisdicción del estado Nueva Esparta y su caso lo trasladan a los tribunales del Distrito Capital. El Dr. Javier Vivas Santana, como se ha dicho ha tenido como sitio de reclusión el DGCIM de Boleita Norte en Caracas y ahora el rodeo III en Guatire, estando distante de Nueva Esparta que es el lugar donde reside y que por lo dicho en el párrafo anterior, complica que tenga sus medicinas y visitas de familiares.

Intento describirla: es lo mismo, rebeldía constante ante la injusticia, para no aceptarla ni en lo pequeño ni en lo grande. Hacer de esa pasión por la justicia el fundamento de todas las relaciones humanas, la base misma de todo lo que se edifique en conjunto. Una sociedad injusta es una sociedad minada por contradicciones insoportables que no la permiten avanzar en paz. Una sociedad que se reconoce en la justicia es, por el contrario, una sociedad donde vale la pena vivir.

Aquí está la tercera valorización constitucional, “Rápida realización de la audiencia del juicio”. Lo trasladan al Rodeo III faltando escasos tres de los cuarenta y cinco días para la fase de investigación y conocer en la audiencia la causa real del delito que se le imputa, por la cual habrá un retardo procesal por múltiples factores como la notificación del traslado a otro lugar de reclusión. Entendemos que El Dr. Javier Vivas Santana está detenido por las averiguaciones desde el 25 de marzo, lo que significa que al 25 de mayo se cumplieron dos meses, esto es 60 días. Tuvo una primera audiencia el 4 de abril donde se le notifican los cargos por instigación al odio, de modo que de esa fecha ha transcurrido 63 días.

Intento describirla: Esto es, tolerancia por lo ajeno, comprensión y aceptación de que la cultura es múltiple y plural. Ausencia, por consiguiente de todo fundamentalismo en la conducción de la vida pública, de todo fanatismo, de todo dogmatismo, de toda imposición moral, de todo racismo, de todo privilegio político. Esta virtud puede enunciarse simplemente como la del amor al prójimo. Aunque la palabra respeto es más precisa y más contundente. Esto sirve para las relaciones internas familiares y para las relaciones con el gobierno. Una sociedad que se acepte diversa, es una sociedad sana, sin complejos, y bien dispuesta a cualquier relación que pueda ser planteada simétricamente.

Aquí está la cuarta valorización constitucional. “Los tribunales, están atendiendo casos puntuales por la prórroga nacional de la cuarentena causada por el Covid-19”. Es otorgar un juicio en libertad, bajo arresto domiciliario o libertad plena al Dr. Javier Vivas Santana para hacer velar por el fiel cumplimiento de sus derechos humanos y civiles consagrados en la CRBV-99. Solicitamos a usted como máximo representante del poder público; para que por su intermediación, se eviten los actos de trato cruel, inhumano y degradante que pongan en fragilidad la integridad y dignidad del Dr. Javier Vivas Santana.

Intento describirla: Esto es, conciencia plena de la importancia del conocimiento verdadero, sin sombras ni claroscuros, sobre la vida de los hombres y sobre la marcha del gobierno nacional. Para hacer que cada paso se afinque siempre sobre el más firme de los terrenos. Para que cada acción esté cargada de contenido. Es la aceptación de que la verdad establecida como acuerdo, no es algo que nazca de imposición alguna, sino de los argumentos mejor sustentados.

Por todo lo antes señalado, quiero hacer hincapié en que, no estoy hablando de las miserias de la politica. No estoy hablando de la mezquindad de los intereses grupales o partidistas. Por el contrario, lo hago con respecto a la oportunidad de refundar un pais, de recomponer unas relaciones sociales, de convertirnos, sin complejos, en una referencia para el mundo, dejando atrás la opresión, la pobreza, la ignorancia y la injusticia profundas que todavía viven entre nosotros.

Por lo que le solicito formalmente al Ciudadano Fiscal General de la República, que se ciñan en su accionar, en materia de los Derechos Humanos, para la construcción de una nueva consciencia ciudadana de participación política y desarrollar estrategias para impulsar el ejercicio de los derechos políticos; haciendo cesar todo acto de criminalización contra el Dr. Javier Antonio Vivas Santana y de sus actividades.

Atentamente

Profa. Olys Velásquez
Ci. 11 449 298



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3959 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter