Bachelet no es la presidenta de Venezuela, ni es una reina de la colonia

Simón Bolívar y los libertadores de toda América, sobre todo de América Latina, deberían estar revolcándose en sus tumbas observando el comportamiento de gran parte de la clase política y empresarial venezolana, así como eso que llaman la "sociedad civil", respecto a la visita a Venezuela de Michelle Bachelet a quien le dan el pomposo título (casi nobiliario) de "Alta" Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Efectivamente, viendo las declaraciones, manifestaciones, pronunciamientos de estos sectores venezolanos ante la visita de esta funcionaria de la ONU se denota una conducta neocolonial. Pareciera que esos sectores (incluyendo algunos del gobierno bolivariano, con honrosas excepciones), consideran que Bachelet es la presidenta de Venezuela, con competencias para resolver problemas de empleo, salud, alimentación, servicios públicos, precios de los productos y tantos otros que padecemos los compatriotas de esta noble Patria venezolana.

O peor aún, es un comportamiento digno de lo que nuestra historia registra de los tiempos de la colonia, cuando los enviados del rey, o de la metrópoli, llegaban a sus provincias a imponer políticas imperiales y eran recibidos con la genuflexión respectiva por parte de los sectores dominados, rindiendo informes, pidiendo favores, haciendo solicitudes, rogando perdones, esperando recibir las atenciones requeridas por parte de estos enviados metropolitanos.

Pues no, compatriotas, Michele Bachelet es una simple funcionaria de las naciones Unidas, que no tiene competencia alguna para resolver los problemas que tenemos y que nos han generado precisamente las políticas del imperialismo norteamericano y las naciones europeas que se pliegan a dichas políticas. También por los errores internos que hemos cometido. Pero es precisamente al gobierno venezolano, al pueblo venezolano, a quienes compartimos nuestras vivencias en nuestra Patria, quienes pueden o podemos solventar las situaciones internas. No Bachelet es sólo una funcionaria de las Naciones Unidas que esperamos no se crea con derecho para ello.

Por supuesto que no somos ingenuos y sabemos la posición de Bachelet ante lo que ocurre en Venezuela y aun cuando se ha reunido con estamentos del gobierno, así como de la oposición y ha recibido "en audiencias" a sectores de la llamada sociedad civil, ella sólo debe realizar un informe acerca de la situación de los derechos humanos en Venezuela. Hasta allí llega su tarea. Más nada. Así que abandonemos esas conductas neocoloniales que tanto daño nos han hecho a los latinoamericanos y a gran pare de naciones que han sido dominadas por imperios colonialistas.

Por algo, hace 200 años el pueblo venezolano perdió a casi la mitad de su población en la empresa tremenda de lograr nuestra independencia, por la que tanto también ha luchado el Comandante Hugo Chávez.

También muchos autores latinoamericanos han venido estudiando y teorizando acerca de estas conductas, planteando la necesidad de un pensamiento y una actitud decolonial, como Enrique Dussel, Boaventura Dos Santos, Enrique Leff, Luis Britto García y tantos otros.

Una pregunta ingenua: ¿Irá Bachelet a evaluar la situación de los derechos humanos en Estados Unidos, en España, o en China y allí será recibida como en Venezuela?. Como dicen los muchachos ahora: "no creemos".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 996 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a279798.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO