Desaparecidos, crímenes y masacres

El caso de Alberto Lovera fue bastante excepcional. Detenido el 18 de octubre de 1965, su cadáver fue encontrado en las playas de Lecherías, Anz, diez días después. Los digepoles que lo torturaron hasta la muerte “no hicieron bien el trabajo”, les reprocharon sus compañeros porque “no le habían abierto la barriga antes de lanzarlo al mar”. De haberlo hecho, el cadáver no se habría encontrado nunca. Su nombre estaría entre casi un millar de “desaparecidos” durante los gobiernos de Leoni, Pérez, Caldera y Lusinchi en la lista donde figuran los estudiantes Alejandro Tejero, Noel Rodríguez, Luis Hernández, etc, y militantes de izquierda como Donato Carmona, los hermanos Pasquier, Víctor Soto Rojas. Hubo detenidos torturados, que iban a ser desaparecidos (Carlos Arturo Pardo, Silvino Valera, etc) a quienes las denuncias los hicieron reaparecer.

¿Qué hicieron los respectivos gobiernos ante las denuncias de desaparecidos?
Proteger a los asesinos y torturadores.

En las masacres de Yumare, Yar, y Cantaura, Anz, fueron asesinados 10 y 22, respectivamente, activistas políticos por efectivos de la Digepol y las Fuerzas Armadas, en los años 74 y 76, sin que apenas trascendiera información. Solo otra masacre, la de El Amparo, Apu, (oct. 1984) donde igualmente operaron agentes de la Disip y las FAN, tuvo amplia difusión y la intervención del periodismo impidió que se consolidara la primera versión, de que había sido un encuentro con guerrilleros. Los culpables de ese crimen donde murieron 16 permanecen libres.

¿Qué hicieron los respectivos gobiernos, que no fuera tratar de proteger a los responsables de esas masacres?
Las denuncias de torturas así como de asesinatos de opositores, militantes, familiares, comenzaron con el gobierno de Betancourt, y las listas de víctimas fueron creciendo durante los gobiernos sucesivos. En El Caracazo (febrero-marzo 1989) murieron centenares, quizás un millar, de personas.

¿Qué hicieron los sucesivos gobiernos, que no fuera ocultar, proteger, a los acusados de ser responsables?
Esa reiterada conducta, casi siempre apoyada por el Congreso, que solo conoció del caso Lovera por la tenacidad del diputado José Vicente Rangel (*) quien pese a las amenazas llevó hasta el final la investigación.

No hubo juicios ni sancionados ni nadie fue preso por ninguno de esos crímenes.

Y tanta gente que guardó silencio.

Imposible comparar esas políticas gubernamentales, habitualmente alcahuetadas por sus partidos, con la reacción habida desde el más alto gobierno apenas se conocieron las circunstancias del asesinato de tres estudiantes en barrio Kennedy.

¿Cuándo un Fiscal General se había atrevido a ordenar una inspección en la DIM? Donde, entre paréntesis, encontró la mayor cooperación de su Director, el general Hugo Carvajal. Ha quedado evidente la voluntad de castigar a los culpables, y de paso, se ha ordenado la depuración de las policías involucradas. Por todo ellos tienen pertinencia las preguntas sobre la conducta de las instituciones que, encabezadas por la Conferencia Episcopal, e individualidades, hoy se rasgan las vestiduras acusando a un gobierno que como nunca antes ha demostrado su voluntad de investigar a fondo y de facilitar la acción del Ministerio Publico y de los jueces.

* Los interesados en profundizar en estos hechos, lean la última edición de “Expediente Negro”.

Un vocero de la Academia de la Historia declaró que “sólo si aparece el acta podrán cambiar la fecha de fundación de Caracas”.

¿Y como fue posible que fijaran el 25 de julio sin ninguna acta? Y a propósito, mientras Barreto y Bernal se ponen de acuerdo sobre la celebración del Día de Caracas, y ojalá cada uno tomara mañana una escoba para limpiar la ciudad, usted todavía tiene tiempo hoy de acercarse a La Carlota, al abreboca del Festival Mundial de la Juventud.

El comisionado de Grandes Ligas sentenció que él decide por cuál país jugará Alex Rodríguez, en respuesta a la manifestación de éste de hacerlo por la República Dominicana.

Este señor es el que elabora las reglas y normas del Clásico Mundial de beisbol, el que las aplica y decide lo no previsto.

Se supone que los países participantes exigirán la creación de un comité organizador.

Estaremos atentos al “antiamericanismo” de Telesur, que debe comenzar hoy sus transmisiones, no se a cuántos países y ni por cuáles canales podremos verlos en Venezuela.

Un patatús le daría al presidente Bush si este miércoles le anuncian que el venezolano José Rojas fue electo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

Las decisiones tomadas en la reciente reunión coordinada por la Vicepresidencia, nos hacen pensar que esta vez los campesinos no estarán solos en su lucha contra la impunidad.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5041 veces.



Eleazar Diaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a15591.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO