Descubierta otra banda de corruptos en PDVSA, ahora en Gas Comunal

Otro grupo de corruptos ha sido puesto al descubierto en PDVSA y esta vez en su filial, la empresa "Gas Comunal", según lo informó al país el Fiscal General, el poeta Tarek William Saab (ver vídeo abajo).

Este nuevo caso lo vemos y lo sentimos como un hecho sumamente trágico, sencillamente porque su principal protagonista, el jefe de esta mafia de ladrones lo sea un joven salido de las filas de la Revolución, de nombre Jacobo Grey Varela, así como sus compinches, igualmente jóvenes como él: Yohandry José Guevara Álvarez y la gerente de la planta de llenado de gas Apacuana, Oriana Alejandra Betancourt Corales.

Jacobo Grey fue designado para manejar tan vital empresa de servicios en junio del pasado año y es imposible olvidar las palabras de ese joven luego de que asumiera tan importante responsabilidad, en una área de la gestión pública que venía siendo cuestionada insistentemente por su ineficiencia, pero más aún por sus prácticas de corrupción que se venían denunciando a lo largo y ancho del país, no solamente por el pésimo servicio para suministrar el gas a las comunidades, sino el abusivo cobro por las bombonas, las privatizaciones inconsultas de sus transportes y entre otras bochornosas actuaciones, la venta en dólares del gas y mil irregularidades más, razones esas que impusieron la necesidad sustituir a su cuadro gerencial y es allí que aparece Grey en escena, como una "real promesa" de las filas de Revolución y quien aseguró que le pondría coto y sin contemplaciones de ningún índole a tan descomunales irregularidades, por lo que jamás se llegó a pensar que él pudiera terminar demostrando ser un delincuente más y, -quizás- peor de los que ya venían manejando irregularmente y por varios años dicha empresa.

El Presidente Maduro muy indignado sobre este nuevo episodio de robos en su gobierno, le dijo al país durante los actos en conmemoración del 4 de Febrero, "Uno se queda sin garganta, a nosotros nos sangra la garganta llamando a los funcionarios públicos que tienen responsabilidad, a hacerlo con honestidad, a ayudar y amar al pueblo (..) Es la descomposición moral y lo que más me duele, lo digo y me perdonan el comentario, lo que más me duele es que son jóvenes a quienes le dimos responsabilidades".

Sobre los gerentes involucrados y detenidos, especialmente el que fungía como presidente de la empresa estatal… Maduro añadió: "Me pregunto cómo se corrompió ese joven, cómo se metió a ladrón artero, a venir a robar al pueblo y cuando se le designó en el cargo se le dijo la importancia del gas comunal, es el gas de las Comunas, del pueblo"

No es para menos la indignación del Presidente por la reprochable conducta de este joven Grey y la de sus corresponsables de la Gerencia de "Gas Comunal". Pero nosotros seguimos insistiendo en que no es con los exhortos a quienes desempeñan cargos públicos para que actúen con total y absoluta honestidad y/o con las amenazas de llevar a la cárcel a quienes decidan malversar o apropiarse de los dineros del Estado, como vamos a lograr acabar o a reducir a su mínima expresión la corrupción.

Este caso de Grey es uno de muchísimos que han sucedido durante el proceso de la Revolución. De manera que nuestro Gobierno debe terminar de admitir que sin una política de contraloría que sea persistente, autónoma e implacable, jamás será posible que logremos impedir que repitan los Grey, los Rafael Isea, los Alejandro Andrade Cedeño, los Jhonnathan Marín, los Velásquez Alvaray, las Claudia Díaz, los Carmelo Urdaneta, los Eladio Aponte, los Rafael Ramírez y entre otros cientos más, los Carlos Rotondaro…

No podemos, bajo ningún respecto, seguir posponiendo esa necesaria decisión y que continuemos con la pasividad y la equivocada estrategia de voltear la mirada o esconder la cabeza como el avestruz, creyendo, lo repetimos una vez más, que únicamente con discursos y los llamados de alerta acerca del daño terrible que le hace la corrupción al país, sea suficiente para enfrentarla y derrotarla.

No, no es así, hay que FISCALIZAR, CONTROLAR y, además, tener muy presente que esos procesos hay supervisarlos. Es imprescindible, por otra parte, que revisemos las leyes y normas vigentes del control del gasto público y las pongamos a tono para que, efectivamente, nos sean útiles y a través de su implacable aplicación, se garantice que los entes del Gobierno y del Estado en general, terminen siendo espacios donde la transparencia de sus actuaciones en el manejo de sus respectivos presupuestos, sean maravillosos ejemplos de ética y responsabilidad ciudadana.

De manera que desde nuestra visión, sentimos el deber revolucionario de reiterar, una vez más, que sin el rescate, por ejemplo, de las herramientas para el ejercicio del control previo externo, por mencionar una sola de las muchas otras decisiones que se deben adoptar, como serían, -por ejemplo- la promulgación de la ley específica de Protección de Denunciantes y Testigos, así como incorporarle a la Ley Anticorrupción, disposiciones que impongan la obligatoriedad de hacer públicas la Declaraciones Juradas de Patrimonio a todo aquel que asuma, dentro de cualquier organismo del Gobierno y del Estado, responsabilidades en el manejo de los dineros y bienes públicos, insistimos, sería imposible avanzar ni un ápice en todo esfuerzo que intentemos por acabar con las perversas y muy condenables prácticas de la corrupción.

De ninguna manera es de nuestra personal autoría dicha conclusión. El propio ente Rector del control en el país, la Contraloría General de la República, de acuerdo a estudios realizados por sus instancias técnicas, así lo ha sostenido (http://www.correodelorinoco.gob.ve/galindo-ballesteros-es-necesario-retomar-el-control-previo-para-evitar-la-corrupcion/)

De manera que ya no es posible, sin duda alguna, seguir dándole largas a la urgente necesidad de que el Gobierno Nacional en perfecta sintonía con la AN, asuma el compromiso de revisar con la urgencia debida, la legislación que establece y regula los procesos de contraloría y fiscalización en el país, pues no es un secreto para nadie y en esto no creemos estar equivocados, que ese cáncer ha permeado buena parte de las instancias del Estado y una prueba contundente de tal afirmación, son los incontables casos que han sido detectados en este último tiempo por la Fiscalía General en manos del Camarada Tarek William Saab, por lo que sería inaudito que continuemos siendo solo pasivos espectadores de tan terrible realidad..., lo que, obviamente, nadie lo perdonaría...!!!

Recordemos que el 7 de agosto del año precedente del 2020, a tres años de haber asumido el cargo, Tarek le informó al país que su Despacho investigó a más de 200 de sus funcionarios, de los cuales 177 fueron sometidos a procesos judiciales por actuaciones irregulares y la comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones. Agregó el Fiscal, igualmente, que fueron develadas 21 tramas de corrupción en la industria petrolera, por las cuales hay procesados 103 funcionarios de PDVSA y sus filiales, entre ellos 28 altos gerentes y en total, manifestó que por delitos de corrupción se han realizado 10.299 imputaciones, 3.028 acusaciones y hasta ese momento habían sido condenadas un total de 1.741 personas.

De esos 10 mil 299 delitos de corrupción Tarek no hizo un desglose para saber dónde incurrieron esas irregularidades y quiénes fueron las personas imputadas y/o condenadas por ser las responsables, pero es tan grande la cifra, que la misma sugiere, tal y como ya lo firmamos, que la corrupción, al paso que va, si no la detenemos ahora, nos puede destruir el país.

Aquí les dejamos el vídeo de la comparecencia del Fiscal General en el canal TV:

https://www.youtube.com/watch?v=WFkKfNxF7S4



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1738 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: