Continúa indetenible la especulación en alimentos y medicinas y el Gabinete ni pendiente

Ya son varios los comentaristas en política y economía, invisibilizados por las críticas ante la notable indiferencia con la cual el Gabinete Ejecutivo parece tratar el tema, del mayor problema desde el punto de vista de estabilidad, que confronta la Administración Maduro, que, no puede referirse sólo en los 8 días transcurridos desde la toma de posesión para el nuevo período 2019-2025, sino de meses y hasta años atrás, en su primer período de Gobierno como heredero del mandato del Presidente Chávez, que ha sido la total indolencia y falta de compromiso con el pueblo, en la cobertura de su necesidad más básica que, es la provisión de alimentos, y aclaro que primordialmente no sólo para la sobrevivencia, sino además suficientes para la total satisfacción de las necesidades alimenticias del grupo familiar.

Indudablemente que tanto el Presidente como el resto del Gabinete se supone que son personas muy ocupadas y que disponen de poco tiempo para atender problemas menores; pero es el caso de que, la necesidad primordial del pueblo es la comida que, puede fallarle la electricidad, recibir un suministro de agua potable insuficiente, que seguramente cubrirá con astucia y ayuda de vecinos, que el servicio médico gratuito no esté a su alcance inmediato etc. Pero todo esto pasa a segundo plano si el individuo y su familia no llenan la necesidad más básica que es la alimentación, y dado que el problema del suministro de alimentos no es de reciente data, que los ponderados CLAP constituyen un servicio sumamente irregular el cual dejan de prestar hasta por meses, y si no fuera por lo dramático de la situación, serían risibles las numerosas ocasiones en las cuales el Gobierno se precia de estar resolviendo el problema alimenticio de toda la población, con el Sistema CLAP, en especial del sector de menores recursos, resultado que, en inmensa cantidad de casos son solo ilusiones de altos empleados del gobierno mal informados al respecto, entiendo que comenzando con el engañado Presidente que, creo que piensa que no funciona del todo bien pero que si lo hace aunque ineficientemente y en una clasificación de 0 a10, a duras penas alcanzaría un 3. Para terminar este tema, aclaro que los aportes CLAP no cubren ni la cuarta parte de los requerimientos alimenticios de las familias, lo que obliga a recurrir al incontrolado comercio minorista y lo que es peor al bachaquero.

Recientemente critiqué la salida de Pérez Pirela del canal del Estado y como yo muchas personas pensamos y siguimos pensando que se sacrificó por adoptar una posición honesta en relación con el desbarajuste siempre al alza de los precios de los insumos alimenticios, medicinas y abordó de manera seria e indiscutible, los precios de ropa y calzado y estimo que se equivocó cuando pensó que la información aportada respecto a la especulación a nivel de pueblo llano, sería utilizada para establecer un programa adecuado de control de precios y antes por el contrario, en lugar de aceptar la crítica y poner remedio al mal, resolvieron eliminarlo, escondiendo la cabeza bajo la arena, para no ver la hecatombe que se aproxima. Por las circunstancias vividas por algunos críticos de la desacertada política económica referida a los precios a nivel de pueblo, pienso que debido a unas observaciones crudas, pero muy ciertas que, realizara Pedro Carvajalino al respecto, en el Programa Zurda Conducta del 17/01, deberá poner su barba en remojo.

El Gobierno constantemente hace alusión a que es necesario prepararse para defender la Patria y hace hincapié en la formación a pasos de vencedores de la Milicia Militar Bolivariana, que sería la encargada de mantener la seguridad interna del país en caso de una eventual agresión militar, pero parecen no percatarse de que nuestro principal problema de seguridad, como si ya estuviéramos invadidos y ocupados, descansa en la desatención del "bravo pueblo" respecto a su necesidad más básica, que es la alimentación, la cual no puede cubrir por las escaseces y los inusitadamente altos precios, que el Gobierno no consigue controlar y no muestra clara disposición de hacerlo; según algunos, bajo la falsa premisa de que SUNDDE no tiene personal ni presupuesto para ingresarlo, mientras se les busca ubicación a centenares de miles de jóvenes a disposición de la Misión Chamba Juvenil. Sres.: Presidente, Nicolás Maduro, General en Jefe Wladimir Padrino López y General Augusto Leal Tellería, respetuosamente me tomo la libertad de aclararles que por más eficiente que sea la Milicia Militar Bolivariana no tiene forma de combatir ese "ejército de ocupación indetectable militarmente" y hasta ahora irreductible que, conforman los precios inalcanzables para una gran parte del pueblo llano. Sin embargo quizá sería una buena idea preparar dentro del componente que constituye la Milicia Militar Bolivariana, un escogido grupo de funcionarios que comiencen de inmediato con la defensa de la Patria a lo interno como están programados, con autoridad otorgada y afincada en su uniforme, para controlar los precios, mediante directrices precisas sobre la forma de actuar y de esta manera combatir ese "ejército invisible de ocupación" que, es la especulación al grado máximo que, se viene practicando en Venezuela y que es incuestionablemente nuestro talón de Aquiles.

Presidente: me parece un precioso programa la nueva "Misión Venezuela Bella", lanzada para el embellecimiento de nuestras ciudades, sin lugar a dudas una muy buena iniciativa y yo personalmente me considero un admirador de la belleza, pero ante el peligro y consecuencias del hambre a nivel de pueblo llano, sigo insistiendo en mi punto: qué hacemos sentándonos una plaza bellamente remodelada, si estamos con el estómago vacío. Cuando si se hace una encuesta en el sector de bajos ingresos; ¿Qué prefiere Ud. Una bella plaza, calle, boulevard recuperados o la seguridad de sus alimentos a precios accesibles? Júrenlo, que todos se irán por la seguridad de alimentos a precios razonables, No podemos engañarnos, sabemos que la premisa de los gobiernos populistas es aquella de "pan y circo" pero nótese que, hasta en esta premisa, el Pan antecede al Circo, porque sin "pan" el público no come y con hambre no asiste y sin público el Circo también desaparece.

Se están invirtiendo ingentes recursos en numerosos programas pero nos está fallando la priorización de las necesidades reales, en primer lugar la alimentación para todos, que efectivamente se maneja como prioridad, pero falla en la distribución y especialmente en el control de precios, acción que esta muy retrasada en el escalafón de las prioridades. Luego debemos colocar otras necesidades sentidas y por último las aspiraciones del público; sería un contrasentido el anteponer una afición, una aspiración o deseo de diversión, estados mentales inherentes al ser humano, a las necesidades reales o sentidas. El desplazamiento de la cobertura de la necesidades básicas, como son las facilidades para adquirir alimentos y medicinas a precios razonables, sería la mayor muestra de incapacidad y sentido de prioridad En cada oportunidad que tengo de referirme al caso, rayando en la necedad, insisto en que es nuestra máxima fragilidad y que conspira contra el Gobierno de Maduro, quién casi sin percatarse, no ha plantado cara a esta lasitud, que de continuar pudiera favorecer el golpe por desánimo en el bravo pueblo insatisfecho en su necesidad básica y dar al traste con las expectativas de la Venezuela Potencia y la Patria Grande unificada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1274 veces.



Edgar Valero Díaz

Ingeniero Agrónomo.

 edgarvalerodiaz@gmail.com

Visite el perfil de Edgar Valero Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Valero Díaz

Edgar Valero Díaz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a274487.htmlCd0NV CAC = Y co = US