Presidente Maduro, en CARBONORCA sigue la corrupción

C.V.G. Carbones del Orinoco C.A. (Carbonorca) es una empresa básica del Estado ubicada en Puerto Ordaz, fabricando ánodos desde 1987 para la elaboración de aluminio primario en Alcasa y Venalum. Se inició con 350 trabajadores produciendo 330 mil toneladas al año para consumo nacional y exportación; mientras hoy con más trabajadores, 750, producen menos, 30 mil toneladas de ánodos anuales, y sólo para el país. ¿Por qué?; por múltiples causas señaladas por los sucesivos informes de Auditoría Interna y el análisis a las gestiones, a las contrataciones y a los estados financieros y contables de la empresa; de los cuales se concluye una pésima dirección, burocracia excesiva, inobservancia de la Ley de Contrataciones, negligencia en el sistema de control de gestión, debilidades de control interno, falta de supervisión y supuestos delitos, entre otras causas. Veamos esto último:

En el 2013, la Sub-Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional y la Misión Eficiencia o Nada de la Presidencia de la República recibieron una serie denuncias sobre presuntas irregularidades administrativas y omisiones en los procesos licitatorios, algunas referidas al plan de normalización de la empresa y la compra de juguetes e insumos para la unidad de operaciones; afectando el patrimonio público en 4 mil 600 millones de Bs. El caso fue enviado por ambas instancias con suficientes pruebas, a la Contraloría General de la República que aún estudia cada irregularidad; a saber:

  1. La denuncia recayó sobre el presidente de la empresa Juan José Méndez y la Junta Directiva; al presuntamente adjudicar en forma directa, ilícita y sin acto motivado, la compra de tambores de aceite térmico con sobreprecio de 4.000 $ por tambor, a la muy cuestionada empresa Casa Blanca Internacional, no inscrita en el Registro Nacional de Contratistas y con un capital social de apenas Bs. 5.000. Cuando la Gerencia de Logística, mediante comunicación fechada el 11/08/2011, sugería a la Comisión de Contrataciones comprar a otra empresa a mucho menor costo. Cabe señalar que Casa Blanca Internacional fue constituida en EEUU el 24-11-2009 y un día después Carbonorca adjudica la compra a través del pedido No. 4500161064, como lo denuncia Auditoria Interna en su Informe Preliminar GAI-IAE-03/2013. Es decir, Casa Blanca antes de existir entregó la oferta de venta a través de su representante Juan Contreras, quien a su vez fungía como Jefe de Servicios Generales de Carbonorca; para que esta última lo procesara entonces, de manera totalmente írrita. Por lo demás, el Informe de Auditoría agrega otros actos ilícitos cometidos en la compra de este aceite térmico.

  2. Asimismo, Carbonorca adquirió 720 juguetes a la misma empresa Casa Blanca, esta vez sin ser de la especialidad ni capacidad técnica; igualmente con sobreprecio, los cuales fueron entregados cinco meses después de navidad, totalmente dañados. Sobre este caso, Auditoría Interna en su Informe Preliminar GAI-IAE-04/2012 señala otras irregularidades cometidas en dicha compra de juguetes.

  3. Por esa fecha se otorgaron asimismo adjudicaciones directas, ilícitas, sin actos motivados y con sobreprecio a las empresas Estubinca y Soteinca (aceite soluble desmoldeante).

  4. Pero lo peor consistió en que la Gerencia de Administración y Finanzas de Carbonorca pagó 39 pedidos a diferentes empresas antes de entregar los insumos, utilizando recepciones ficticias por parte de la Gerencia de Logística; todos recibiendo supuestas directrices de su presidente, Juan José Méndez, con el balurdo argumento de constituirse en hechos causados. Dichos pagos fueron cubiertos con los recursos del Fondo Conjunto Chino-Venezolano

  5. Año tras año, Carbonorca a través de su Junta Directiva y del propio presidente Juan José Méndez, repiten la misma práctica, mediante presuntos actos ilícitos en casos de menor cuantía. Hasta llegar el año 2015, cuando la Junta Directiva adjudica a la empresa Servicios, Limpieza y Mantenimiento C.A. (Servilim), el servicio de transporte nacional de febrero a junio, con la gran irregularidad de pagarlo en julio a esta empresa no capacitada, sin realizar el proceso de compra y sin suscribir el debido contrato; es decir, una vez más, un pago de Bs. 24.600.000 por hecho causado. Acotando que la empresa, Servilim, debido a sus características, estaba habilitada por el Registro Nacional de Contratistas, para contratar con empresas del Estado, sólo hasta 4000 UT = Bs. 600.000 para ese año; lo que trajo como consecuencia que el servicio de transporte fuera muy deficiente durante ese lapso de tiempo.

  6. Junta Directiva que también le adjudica en forma directa a la misma empresa Servilim, la recolección de basura en la ciudad, por la astronómica suma de Bs. 85.000.000.

  7. En marzo de ese año, el almacén de Carbonorca tuvo que recibir vía de excepción más de 6.000 mascarillas ofrecidas por dos empresas (Avalon Trading Group y O.J. Import & Export), por órdenes del Jefe de División de la empresa, a sabiendas que dicha adquisición no había sido procesada por instancia alguna; para luego, un mes después, la Junta Directiva aprobara el pedido a estas dos empresas de 80.000 mascarillas y se pagaran los primeros envíos, como hecho causado. Dicha compra tuvo un sobreprecio de Bs. 1.600.000, comparando los precios con las compradas por Venalum.

  8. A esta misma empresa O.J. Import & Export se le adjudicó directamente la compra de cuatro montacargas por la cantidad de $ 515.000 con un sobreprecio de $ 80.000; cancelados antes de recibir el pedido; para luego observar que los montacargas no reunían los requisitos exigidos por la empresa.

  9. Repitiéndose tal malversación de fondos y sobreprecios con la adquisición de mortero y castable para reparar los hornos, así como guantes de carnaza, material de seguridad, ropa de trabajo y material para un carnet.

  10. A lo cual se agrega algo verdaderamente grave: insistir en los pedidos abiertos para luego incrementar los montos y pagarlos mediante documentación ficticia, quizás en muchos casos sin ejecutar el servicio. Incrementos que se suscitaron en pocas semanas como los reflejados en numerosos pedidos realizados durante la segundo semestre del 2015; como el pedido con el No. de documento 28145, cuyo monto para el 26-10-2015 fue de Bs. 7.724.998 y luego en el 18-11-2015 pasó a Bs. 12.105.998; es decir, una diferencia de casi 5 millones de bolívares en menos de un mes.

En fin, una empresa del Estado sumida en un total caos gerencial, administrativo y financiero, ocasionando grandes pérdidas al patrimonio público nacional; a lo cual hay que darle un parado con la destitución inmediata del presidente de Carbonorca, de su Junta Directiva, y sancionarlos a todos de acuerdo a lo previsto en las leyes. Presidente Maduro, por favor tome cartas en este asunto porque tengo entendido, hoy en día la Directiva de Carbonorca presuntamente continua con la misma práctica delictiva.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /contraloria/a251716.htmlCd0NV CAC = Y co = US