Nunca antes ser “pajúo” cayó tan bien

Omar Pérez fue a la estación Capitolio, del Metro de Caracas. A diferencia de quienes usan el servicio pasando como Pedro por su casa, Omar pidió un boleto de un viaje. De esos que llaman sencillo. Todo iba a bien hasta que recibió el vuelto.

Notó que en lugar de cuatro bolívares, el operador le cobró el doble. Como es lógico, Omar reclamó la diferencia. La diferencia que sin lugar de dudas, era suya. Lo anormal, de parte de algunos operadores de la caseta, vino enseguida.

Lo primero que le dijeron fue que el pasaje de cuatro bolívares ya era parte de la historia, y que tenía que pagar el 100% de aumento. Él, como usuario responsable, exigió el tarifario legal. No lo veía publicado en ninguna parte. Allí entró en otro capítulo.

Los operadores le dijeron que tal tarifario no existía por culpa del Gobierno, “que es un ineficiente” según el par de “caballeros”. Omar no bajó la guardia y en procura de la verdad y la honestidad, prosiguió el desigual combate que dejó grabado en un video que pone a la orden de las autoridades que pudieran estar interesadas en el material. La actuación de la PNB, según Omar, empeoró las cosas para su causa en lugar de mejorarlas, como indicaba la sensatez.

Mientras escuchaba su relato, me hizo recordar el caso de otra usuaria amiga que días antes pagó Bs 54 por un boleto que recibió como “integrado” porque supuestamente no había de Bs 36 sin que le fuera advertida la supuesta inexistencia del pasaje. Con salivita, pues.

Omar no abandonaba el cuadrilátero moral. No se trataba de cuatro bolívares que no empobrecen ni enriquecen a nadie, sino de la restitución de los valores y las normas a su santo lugar.

La pasión típica de momentos como ese lo llevó a subir el tono, lo que tal vez provocó la intervención de la GNB, cuerpo que al contrario del anterior sí logró dar lectura correcta al escenario.

No solo le fue restituido el vuelto correcto, sino que logró arrancar de uno de los operadores grabados en el video el insulto de “pajúo”, expresión que pareció develar que nada de lo acá narrado respondió a casualidades o desafortunados equívocos. Alguien debería hacer algo.

¡Chávez vive…la lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2021 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: