La venganza de los 'Mercaderes' y el peligro de una fiera herida

La categoría “mercaderes”, no es anticuada, ni mucho menos inocente o confusa; representa la génesis del “moderno” capital financiero, devenido de la aparición de esta clase social que provocó la tercera división del trabajo en la humanidad; clase social, que como los “mercaderes”, según Engels, “sin tomar la menor parte en la producción, sabe conquistar su dirección general y avasallar económicamente a los productores; una clase que se convierte en el intermediario indispensable entre cada dos productores y los explota a ambos” , hoy podría afirmarse, sin lugar a equívocos que también explota sin consideración a los consumidores

El surgimiento de esta clase dio inicio a la venta de mercancías, a los préstamos y la usura. Estamos ante las señales de un modelo de país, donde esta clase, ha sido defendida históricamente por la derecha venezolana, hoy representada por la MUD, por cierto, una mesa donde no se come, como suele ocurrir normalmente, sino que se comen entre si sus integrantes, demostrándose que no es unitaria, ni democrática.

La derecha venezolana y sus aliados internacionales, hoy 17 de noviembre del 2013, aun no se reponen de la sorpresa, dudo que pudieran haber considerado este escenario, la subestimación del adversario les ha generado un serio tropiezo y una herida de pronóstico reservado. En política, nuestra mejor jugada, depende de la calidad de la jugada del otro; hasta ahora, la respuesta de la derecha ha sido vaga y confusa, hasta el punto de dejar la iniciativa en la jerarquía de la iglesia católica; pero ya ordenarán sus Peones y Alfiles, ubicaran en mejores posiciones sus Torres y alfiles, atacaran con la Reina y defenderán hasta la muerte su Rey en serio peligro. La acción del gobierno es moral, ética y políticamente irrebatible ante la grosera usura en los elevados precios que en algunos casos pasa del 1000%, fue tal el impacto, que ni la Conferencia Episcopal Venezolana pudo guardar silencio.

De este lado, debo suponer, que ya se ha analizado la vulnerabilidad de las acciones emprendidas y las debilidades del plan de ataque, lo cual debe considerar la reacción de una fiera herida y en posición de venganza. Algunas interrogantes aceleran las respuestas de mis neuronas, y las lanzo al ruedo como un “sarta pericos”, tal como lo haría sin vacilación alguna mi camarada “Cheo” Parra: ¿Cuáles son las nuevas acciones complementarias de remate político, económico y social de las acciones? ¿Por cuánto tiempo podemos tener activo un aparato cívico militar y el poder popular para tener en cintura permanentemente a los especuladores? ¿Cuántos usureros han reaccionado oportunamente y mandan a hacer colas para revender electrométricos y otros equipos? ¿Será que los especuladores con sus aliados políticos de la derecha y sus dueños imperiales con todo el capital acumulado, pueden el próximo año estar seis meses sin llenar sus anaqueles y profundizar escases y el desabastecimiento, como calentamiento para Referéndum?¿Qué tanto del poder habilitante será utilizado para detener la especulación?

El enfrentamiento de cualquier problema en el ámbito social y político principalmente, siempre genera otros problemas colaterales; lo importante es que esos problemas generados sean manejables, de lo contrario, se pone en vigencia el adagio popular, que dice: “Es peor el remedio que la enfermedad”, traigo a colación esta reflexión del Maestro Carlos Matus; ya que, en la lucha contra la usura y la especulación, disminuimos la impotencia del consumidor cuando está en las garras del especulador y de usurero, pero como consecuencia de esto, facilitamos el consumismo propio de la cultura capitalista; lo cual entra en contradicción con una línea estratégica, la primera, que el Presidente Chávez, tanto hizo énfasis: “De la cultura capitalista a la militancia socialista”, he allí, una de las vulnerabilidades de las acciones en marcha, tema sobre el cual es necesario reabrir el debate, luego del proceso electoral del 8 de diciembre.

Lo cierto es que se hace supremamente necesario estar preparado contra la venganza de los “mercaderes” y complementar con al algunas medidas moralizantes, como por ejemplo, que no quede impune la descomunal estafa ¡denunciada por el Ministro Jorge Giordani sobre el "robo" o desfalco de más de 20 mil millones dólares del Sitme.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1405 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: