La “corrupción amarilla” del fondo chino venezolano

El Fondo Conjunto Chino-Venezolano (FCCV), es una entidad para el financiamiento de proyectos de desarrollo creado por los gobiernos de ambos países a iniciativa del comandante Chávez en el año 2007.
Como la mayoría de los fondos creados por la revolución, el FCCV debe su origen a la ingente entrada de divisas que ingresaron al país durante el período 2006-2009 y las alianzas económicas y comerciales establecidas con el gobierno de la República Popular China y con varias de sus empresas más importantes.
Este Fondo era prácticamente desconocido por la opinión pública nacional, hasta que hace algunos días salió a la luz pública un escándalo por presuntos manejos irregulares que hicieron algunos funcionarios de los fondos administrados por esta entidad gubernamental. Hasta ahora se presume que la cifra presumiblemente desfalcada asciende a más de 80 millones de dólares. Son más de diez personas detenidas y/o señaladas hasta ahora,. Incluyendo algunos funcionarios de Cavim y del Bandes.
Frente a este hecho en específico, el gobierno ha puesto en marcha una campaña anticorrupción que hasta ahora parece estar dando importantes resultados; no por la cantidad de personas que han sido detenidas, (al fin y al cabo nuestra carta magna establece que ellos son inocentes hasta tanto se demuestre lo contrario), sino por la aparente voluntad que existe para atacar este terrible azote que poco a poco se está tragando a la revolución, a la patria y todo lo bueno que se ha construido hasta ahora.
No obstante, me llamó la atención algunas informaciones en las cuales se señala que los presuntos involucrados en este caso son “militantes activos de primeros golpistas” o primero justicia, su nombre “oficial” (http://www.rnv.gov.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=1682 6:detenidos-por-corrupcion-en-el-fondo-chino-venezolano-y-bandes-son-militantes-de-primero-justicia&catid=55:judiciales&Itemid=79); y me puse a pensar no solo por qué esta gente (de ser cierto que son militantes de la derecha) ocupa cargos de importancia estratégica dentro del aparato estatal, sino por qué darle tanta importancia a su militancia política?, Si no, por qué se desvía la atención a algo secundario (aunque no insignificante) en lugar de los hechos que están investigando?.
Lo que quiero plantear no es “la necesaria razzia para depurar de burgueses las instancias del estado”, en absoluto, estoy convencido de que existe un montón de profesionales, empleados, u obreros que laboran dentro del aparato estatal y probablemente votaron en Abril por Capriles, salieron a marchar el sábado aquel del intento de insurrección universitaria (marcha por la “autonomía” universitaria) y reniegan constantemente de los logros de esta revolución, que muy probablemente les haya aportado un crédito para adquirir una vivienda, un vehículo e incluso algún viajecito aunque sea pa´ Aruba un fin de semana. Sin embargo, su posición política no les impide demostrar la calidad profesional con la cual realizan diariamente su trabajo. Convencerlos de su error es tarea de los revolucionarios y hay que reconocer que la mayoría tiene cierta razón (ineficiencia, corrupción, impunidad nuestra….) para comportarse políticamente de forma tan contradictoria.
Me preocupa por otro lado el hecho de percibir cierta banalización de esta lucha contra la corrupción para señalar solo a los “corruptos amarillos” y dejemos de lado a los “corruptos rojos rojitos” que creo, son muchísimo más peligrosos porque estos se esconden detrás de un falso discurso, detrás de un falsa militancia y son unos auténticos “pranes de aire acondicionado” como los calificaba el camarada Isaías Cañizales en un artículo de reciente data.
No obstante, si la intención es saber cuántos “niños de derecha” tenemos ocupando cargos que deberían estar en manos de luchadores de izquierda (comprometidos políticamente y con experticia profesional en su área de desempeño), creo que nos encontraríamos con una muy desagradable sorpresa, voy a dejar el “link” de un artículo que escribí hace un par de meses en el que evaluaba los resultados electorales obtenidos en el exterior (http://www.aporrea. org/venezuelaexterior/a165063.html ), y donde pueden encontrar entre otras cosas que en algunas embajadas Capirles había obtenido algunos votos, mientras que nuestro presidente debía conformarse con una “arepota”, lo cual demuestra que por lo menos nuestro servicio exterior está minado de contrarrevolucionarios; cómo llegaron hasta allí? Cómo se mantienen en esos cargos? Cómo se rotan esas posiciones?, QUIEN LOS COLOCÓ ALLÍ?
Cómo ha de replicarse esta situación de la cancillería en todas las esferas del estado? Cuantos gerentes de nuestra Pdvsa roja rojita, andarán financiando a punta de donaciones actividades de fundaciones y cuanto mamotreto inventa la derecha venezolana para promover actividades de grupos que buscan desestabilizar el país?, cuántos de ellos se habrán beneficiado con el DESFALCO DE MÁS DE 20 MIL MILLONES DE DÓLARES SIN QUE HASTA AHORA POCO O NADA (fuera de las declaraciones aquellas de Giordani) SE HA INVESTIGADO? Cuántos directivos hacen uso discrecional de los dineros del Estado para hacer “donaciones” a amiguitos, familiares, amantes y cuanta persona les salga del forro? Alguien se acuerda de Pedro Morejón y aquellas donaciones que hizo cuando fue directivo de la Junta liquidadora del instituto Nacional de Hipódromos? Con razón que muchas “juntas liquidadoras” duran décadas en “liquidarse”, quien puede estar dispuesto a “pelar ese jamón”?. Pero sobre todo, hasta cuando nuestra dirigencia seguirá haciendo de este proceso una “revolución de los aprecios” y continuará colocando a funcionarios abiertamente contrarrevolucionarios en cargos de dirección estratégicos, porque vamos a estar claros, una vaina es que la analista, la secretaria, el especialista o inlcuso hasta el sub-gerente sean de tendencia opositora, probablemente ellos hayan ingresado por su currículo o por recomendación, pero si la dirección de un ente oficial está comprometido con la revolución y basa su gestión en valores como la honestidad, el profesionalismo y su compromiso político, esos funcionarios serán inofensivos e incluso a la larga terminarán simpatizando con la revolución; pero si el gerente, el director general, el viceministro, el presidente de tal o cual empresa, banco, o ministerio son militantes de un partido político de derecha y ocupan tan alto cargo es porque alguien de nuestra alta dirigencia “revolucionaria-bolivariana-antimperialista-socialista-solidaria” lo colocó allí y está meando completamente fuera del perol y en ese caso no habrá denuncia que valga; deberíamos hacer una encuesta a ver cuántos camaradas han sido víctimas de estos especímenes que están haciendo desmanes en gran parte de nuestra administración pública, a ver si me equivoco….
Espero que esta necesaria lucha contra la corrupción no se convierta en un nuevo teatro de la política nacional, sino que sirva para afianzar el compromiso político y sirva a nuestra dirigencia para tomar nota de los errores que ellos mismos están cometiendo.

neftalireyesb@outlook.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5353 veces.



Neftalí Reyes


Visite el perfil de Neftalí Reyes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Neftalí Reyes

Neftalí Reyes

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a170079.htmlCd0NV CAC = Y co = US