Adelantan proyecto legal para frenar plan bélico de Bush

Congreso de EEUU

Congreso de EEUU

Caracas, 18 de enero de 2007 (VTV/PL).-La dirección de la Cámara alta confía en que la iniciativa contra el presidente George W. Bush cuente con el respaldo de más de un congresista republicano, una semana antes que el Ejecutivo dirija su discurso sobre el Estado de la Unión.

Los principales delegados del llamado partido del asno en la Casa de Representantes y el Senado están seguros que conseguirán los votos necesarios para armar una fuerte oposición a la decisión de Bush de enviar refuerzos al país árabe.

Por lo pronto, el senador Chuck Hagel, republicano de Nebraska y potencial candidato presidencial para 2008, confirmó que trabajará junto a los demócratas para certificar un proyecto que congele la nueva estrategia de la Oficina Oval.

Hagel comentó a reporteros en Washington que su adhesión a la propuesta de los opositores a Bush insuflará un carácter bipartidista a la medida, al tiempo que no descarta la posterior incorporación de otros republicanos.

Desde inicios de esta semana, el mandatario tejano convocó al Comité Nacional Republicano para que lo ayude a convencer a correligionarios escépticos, y fomentar un contexto político favorable al aumento de efectivos en el orden de 21 mil 500.

Empero, la mayoría demócrata en el Congreso y la misma opinión pública generalizada han reiterado sus críticas contra el programado aumento de fuerzas estadounidenses en Iraq, y sugieren es hora de repliegue, no de ofensiva.

Considerando que la táctica norteamericana sólo podría sostenerse con una escalada en el número de unidades enviadas por el Pentágono, acentuamos nuestra total disconformidad con el plan del presidente W. Bush, recalcaron los asambleístas.

El senador Richard Durbin habló en nombre de los demócratas y afirmó que 20 mil soldados son muy pocos para poner fin a la guerra en Iraq y demasiadas vidas norteamericanas para arriesgar.

Desde el inicio de la agresión liderada por Washington en marzo de 2003, más de tres mil militares estadounidenses ya han muerto en el conflicto y otros 20 mil regresaron heridos a este país.

Durbin recalcó que en el cuarto año de la conflagración es tiempo de que las autoridades iraquíes defiendan su propia nación y se esfuercen en desactivar por sus medios a los comandos de la insurgencia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4249 veces.


La fuente original de este documento es:
Venezolana de Televisión (http://www.vtv.gov.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas