(FOTOS y AUDIO) Estado Español: Hotel Madrid - 15O: demasiada dignidad para el "estado de derecho"

La policía desaloja el hotel ocupado por el movimiento 15M, que sirvió de alojamiento transitorio para personas desalojadas por la banca y la "justicia" y desde donde se impulsaba un movimiento de reapropiación social de la vivienda

ANMCLA, 8 de diciembre de 2011

Génesis de un proyecto que regresará

El pasado 15 de octubre, al finalizar una de las marchas más multitudinarias de la indignación madrileña, un colectivo asociado al 15M ocupó el Hotel Madrid, a pocos metros de la céntrica y emblemática Puerta del Sol. Esa misma noche, también se produjeron dos ocupaciones en Barcelona, que fueron desalojadas casi de inmediato por la policía. No obstante, en Madrid la ocupación logró consolidarse, brindando durante varias semanas un servicio invalorable a centenares de personas que se encontraron de patitas en la calle gracias a la perfecta sintonía de la maquinaria del "estado de derecho" con los intereses de la banca usurera.

Ahora, el aplastante triunfo del Partido Popular en las recientes elecciones parlamentarias ha brindado mayor fuerza a sus argumentos de defensa de la propiedad y el orden, y han logrado activar a la delegación del gobierno central para ejecutar el desalojo de un espacio que había permitido tener techo a más de 100 personas y que se venia convirtiendo en un mal ejemplo para el resguardo de la "propiedad privada".

Pocos días antes del desalojo policial, un reducido equipo de ANMCLA tuvo la oportunidad de compartir con algunas de las personas que protagonizaron este proyecto emancipador en pleno corazón del Madrid más agresivamente comercial y especulativo. Gracias a nuestros contactos con medios alternativos madrileños, pudimos acceder al Hotel 15-O, asistiendo a una asamblea del movimiento 15M a nivel regional, y entrevistando a varias de las personas articuladas en torno a la Oficina de Vivienda.

De la propiedad especulativa al uso social y colectivo

En su primer comunicado, el colectivo de ocupantes destacó que la ocupación tenía el objetivo de dar un uso social a un hotel abandonado cuatro años antes, que era propiedad de una empresa "conocida por su actividad especuladora a gran escala que incluye la apropiación de inmuebles para su reconversión en pisos de lujo", y que además de estar en bancarrota, "forma parte de la mentalidad económica que nos ha llevado a la insostenible situación que padecemos actualmente". De ahí que "la liberación de los espacios usurpados por su actividad resulta completamente legítima", y que el colectivo invitara a los movimientos sociales madrileños a "participar y aportar ideas para darle vida a este edificio que consideramos muy adecuado para una utilidad popular, abierta y participativa".

Rescatando la especulación para la participación asamblearia y la reapropiación social de la ciudad

El hotel Madrid fue rebautizado con las siglas del día de la toma: Hotel 15O. Este nombre facilitaba deslindar la iniciativa del proceso asambleario surgido al calor del Movimiento 15M, en el seno del cual existen voces que no comparten la vía de la ocupación como estrategia de combate contra la especulación inmobiliaria. Luego de abrir el espacio a las deliberaciones del 15M y la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, se acordó un doble objetivo para el hotel ocupado:

Ø Por un lado, el Hotel 15O se convertiría en un espacio para las deliberaciones del movimiento asambleario crecido al calor de las movilizaciones de la primavera, y que ante los rigores del invierno ve amenazada la continuidad de sus reuniones al aire libre.

Ø Por otro lado, se acordó facilitar el alojamiento transitorio de las personas que están siendo desalojadas de sus viviendas en el marco de la ofensiva del capital y el "estado de derecho" contra el pueblo; así como promover la autorganización de las personas deshauciadas y su incorporación al proceso de liberación social de viviendas desocupadas.

La Oficina de VIvienda

El colectivo ocupante organizó rápidamente los espacios disponibles, reservando las primeras plantas para la organización y la reunión de comisiones y asambleas del 15M, y el resto para el alojamiento transitorio de numerosos afectados por los desalojos judiciales.

A su vez, le dieron forma al proyecto de Oficina de Vivienda, cuya idea motora es brindar un techo transitorio a las víctimas de los desalojos forzosos y promover su incorporación al proceso de liberación de espacios que hoy son presa de la especulación del capital, para su reconversión en uso social. Es decir: fortalecer el componente social del movimiento ocupa, que es en gran medida un movimiento político, proponiendo la masificación progresiva de la toma de espacios secuestrados por el capital especulativo, para su rescate con fines de garantizar derechos que el Estado y sus amos privados niegan a millones de personas, en todas las latitudes.

En la corta experiencia del Hotel 15O, casi todas las personas que recibieron el apoyo inicial de la Oficina se interesaron por incorporarse al movimiento de ocupación de viviendas vacías, lo que evidencia el potencial revolucionario de la idea. En pocas semanas, desde este espacio se organizó en coordinación con otros colectivos ocupas la toma de dos edificios, donde se han producido realojos de familias enteras y personas víctimas del "Estado de Derecho".

El verdadero rostro del "Estado de derecho"

El Hotel se encuentra a pocos metros de la Puerta del Sol, epicentro del Madrid de escaparate, y del palacio de gobierno de la Comunidad de Madrid, donde desde hace décadas reina a sus anchas la derecha más rancia.

En medio de un voraz proceso de desalojos forzosos que afecta semanalmente a más de 200 familias tan sólo en Madrid, el explosivo cóctel que representa la Oficina de Vivienda y el Hotel 15O contiene una dosis demasiado grande de justicia y legitimidad social para que el "Estado de derecho" no reaccionara con todo su aparato represor.

Al amanecer del 5 de diciembre, en medio de un gran despliegue policial, los colectivos de soñadores y activistas fueron sorprendidos con un espectacular operativo de desalojo. Más de cien personas que encontraron cobijo en este sueño temporal hecho realidad se vieron en la calle con nada más que lo puesto, por segunda vez en breve tiempo. A esa misma hora, la ocupación social del abandonado Mercado de Montamarta, en el popular barrio de San Blas, sufría también los rigores del "orden y la legalidad".

El espíritu de resistencia: Volveremos a hacerlo

Como afirmaron la Oficina de Vivienda y la comisión de comunicación del Hotel Madrid 15O en un comunicado hecho público ese mismo día: "las personas que habitaban el Hotel Madrid tras rescatarse a sí mismas de la exclusión y de la inaccesibilidad a su derecho a una vivienda digna, han vuelto a quedarse en la calle", sumándose así "a los miles de sintecho que deambulan por nuestra cuidad". Porque además de ver negado su acceso a una vivienda digna, "aquellos encargados de su defensa - el poder político y el judicial - concentran sus esfuerzos en defender los intereses de los especuladores… mientras el número de desahucios en nuestro país se multiplica cada día".

No obstante, como los movimientos sociales del mundo entero saben y reconocen, esta aparente victoria del "orden" no es tal. Así, a la caída de la noche, la convocatoria a protestar se había regado por las redes del 15M, y más de dos mil personas perturbaban la "paz navideña" en el epicentro comercial de la Madrid capitalista - como ya lo hicieron en la campaña electoral de mayo, cuando surgió el movimiento, y como seguirán haciendo miles de indignados y creciendo.

A su vez, en su comunicado el colectivo destacó que este nuevo desalojo suponía "sólo otro reto", y advirtió: "volveremos a hacerlo. Y la próxima vez será aún mejor. Porque somos más". Y en efecto, apenas un día después, se produjeron dos nuevas ocupaciones en el centro de la ciudad, con el mismo fin, y si bien ambas fueron desalojadas en el día de hoy, como afirmaron el 5 de diciembre, "volveremos a hacerlo. Y la próxima vez será aún mejor..."

Las exigencias del colectivo, del comunicado de protesta por el desalojo

1. La creación de un Parque de Alquiler Social Universal;

2. La desafección de fondos públicos para la financiación de iniciativas privadas de construcción de viviendas;

3. La reforma legal pertinente para terminar con la especulación bancaria, la inaccesibilidad a la vivienda y las deudas perpetuas de las familias.

4. Y por supuesto, la despenalización del delito de Usurpación.

Entrevista realizada en el programa "Mientras tanto y por si acaso" del Radio del Sur: Gladys_Martinez_Periódico_Diagonal


Fotogracción

A las 20:00 del día 5 de diciembre se concentraban multitud de personas en Sol, mostrando su solidaridad por los desalojos producidos por las mañana en Hotel Madrid en calle Carretas y Montamarta en San Blas.

Así os lo contamos en directo: Link

A continuación se iniciaba una marcha por las calles de Madrid.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4035 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Indignados, protestas contra el capitalismo mundial


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Indignados, protestas contra el capitalismo mundial