En Venezuela, el 57% de los trabajadores sólo gana el salario mínimo

“Ante la inflación y el desabastecimiento es urgente un aumento de sueldos y la escala móvil de salarios”, afirma Orlando Chirino

Orlando Chirino, coordinador nacional de la Unión Nacional de Trabajadores, y uno de los promotores del Movimiento por la Construcción de un Partido de los Trabajadores, recientemente participó en el V Encuentro de Dirigentes de Trabajadores y Trabajadoras de la Asociación de Empleados de la Caja de Seguro Social: trabajar en ambientes sanos y seguros es nuestro derecho”, realizado en Panamá. En dicho evento presentó una ponencia sobre la salud laboral en Venezuela e igualmente se reunió con dirigentes sindicales y del Partido de los Trabajadores Panameños, con quienes intercambió sobre el proceso revolucionario en Venezuela, el carácter del gobierno de Chávez, y precisó sus cuestionamientos a la reforma constitucional propuesta por el Presidente. Igualmente, intervino en el programa radial “Diálogos de Impacto”, en el que se refirió a la coyuntura política en nuestro país y la situación de los trabajadores.

Antes de viajar al país canaleño, Chirino advirtió sobre las presiones que el empresariado, a través del desabastecimiento, estaba ejerciendo sobre el gobierno para que aumentara los precios de algunos rubros alimenticios. Días después de sus declaraciones el gobierno aumentó los precios de la pasta, el aceite, el pan y la harina de trigo, todos alimentos esenciales de la dieta del venezolano.

Conversando nuevamente con Chirino sobre este tema tan sensible para la familia del trabajador, este afirmó: “Como alertábamos antes de viajar a Panamá, el gobierno terminó sucumbiendo al chantaje del empresariado, y nuevamente aumentó los precios de productos que se encontraban regulados. Esto no hace otra cosa que acelerar la espiral inflacionaria desatada en el país, ante esto es urgente un aumento general de sueldos y la instrumentación de la escala móvil de salarios. Ya anteriormente decíamos que la única de manera de enfrentar efectivamente el desabastecimiento y terminar de una vez por todas con el cáncer de la inflación es expropiando a los terratenientes, a los ganaderos y a la agroindustria, y colocar las fábricas y empresas de alimentos, así como las tierras, bajo control de los trabajadores, y poner a todo el sector agroalimentario a producir en función de los intereses del conjunto del pueblo, en el marco de un plan nacional económico y social, discutido con las organizaciones sindicales, campesinas y populares”.

Chirino se extendió, además, explicando la grave situación que en materia de ingresos y de alto costo de la vida padecen los trabajadores venezolanos, y agregó: “Venezuela es el país con la más alta inflación de América Latina, por lo menos en los últimos 4 años. Entre el 2004 y el 2006 ha oscilado entre 19 y 17%, y ya este año anda por 13,6%, y aún faltan los meses de noviembre y diciembre, que tradicionalmente son de inflación elevada. El gobierno se ufana diciendo que tenemos el salario mínimo más alto del continente, el cual asciende a tan sólo Bs.614.790, pero hay otras cifras que no dice, por ejemplo, que el 73% de los hogares venezolanos no pueden cubrir sus necesidades básicas, es decir, tienen ingresos inferiores a la canasta básica que en octubre se colocó en Bs. 2.343.386. Para ser exactos, 23 millones de personas sólo tienen ingresos entre Bs.456.000 y 1.600.000. Pero lo que es más grave aún, y el gobierno tampoco lo dice es que el 57% de los trabajadores gana salario mínimo, eso vienen siendo unos 5 millones y medio de trabajadores. Es posible que tengamos el salario mínimo más alto de la región pero también somos uno de los países donde más trabajadores tienen que sobrevivir con ese salario miserable, que sólo alcanza para comprar la mitad de la canasta alimentaria que en octubre se colocó en un millón de bolívares”.

"Esta situación se agrava si consideramos que los alimentos y bebidas no alcohólicas conforman el 50,6% de la inflación total, y estos rubros, a su vez, representan el 26% del total del consumo promedio. Es decir que los trabajadores dedican una cuarta parte de sus ingresos para adquirir alimentos, que es lo más costoso de todos los bienes y servicios, esto significa que la inflación real es de un 40% y no de 13,6%, que es el acumulado inflacionario hasta octubre".

“Es en este contexto deplorable para la vida cotidiana de los trabajadores que nos parece una burla exigirle a los trabajadores esfuerzos y sacrificios, en aras de un supuesto socialismo que no se ve por ningún lado, mientras que los funcionarios del Estado, ministros, diputados, gobernadores y directivos de PDVSA ganan millones. Por eso rechazamos el trabajo voluntario que ahora se quiere elevar a rango constitucional, y decimos que esto en el marco del capitalismo es esclavitud”.

“Insistimos, esta situación ya es intolerable para los trabajadores. Entre el desabastecimiento generado por la crisis en el campo y las presiones del empresariado para que el gobierno libere los precios y termine con el control de cambio, por una parta, y por la otra, la inflación galopante que el gobierno ha sido incapaz de detener, los trabajadores venezolanos se encuentran en una gran incertidumbre, por ello exigimos que se decrete un aumento general de sueldos y se establezca la escala móvil de salarios”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9373 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n104216.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO