Un Grano de Maíz

Poder, clases y propiedad

Las clases existen desde que existe la historia y la lucha entre ellas es infinita, global, perpetua. Sucede en todos los rincones del planeta. Sin la comprensión de la lucha de clases el hombre es víctima de los dominantes, no podrá liberarse, está condenado a la esclavitud. De allí que es imprescindible para los revolucionarios el estudio de este asunto. Veamos.

Lo primero es dejar sentado que mientras existan clases, éstas lucharán. Eso es inevitable.

La pugna puede variar de intensidad: será a veces con sordina, otras veces se agudizará, pero un día se hará política, disputará el poder político, eso también es inevitable. Esto es muy importante para nosotros: si formamos una clase de “Empresarios”, si los fortalecemos, no importa su tamaño, estos tarde o temprano buscarán la toma del poder político, para proteger y ampliar sus intereses. Esta búsqueda del poder es independiente de la voluntad individual de sus miembros, porque es un mandato de clase.

Las clases sociales se dividen a lo largo de la historia en dos grupos principales: los que venden su fuerza de trabajo y los que se aprovechan del trabajo ajeno, los desposeídos y los poseedores, los explotados y los explotadores, los esclavos y los dueños. Siempre así fue, a lo largo de la historia de los diferentes sistemas sociales, todos basados en la explotación del hombre por el hombre, en la guerra de todos contra todos.

Ahora bien, la base de todos estos sistemas es la propiedad nosocial, antisocial, de los medios de producción. Todos los sistemas sociales conocidos en la historia tienen como base a la propiedad nosocial de los medios de producción.

Esta propiedad los define.

La lucha de clases tiene como base, como objetivo último, el control de la propiedad de los medios de producción, siempre fue así: la propiedad de los medios pasó de una clase explotadora a otra que perfeccionó esa explotación.

El Socialismo es la superación de milenios de propiedad nosocial, de esclavitud. Es la sustitución de esta propiedad infame por la Propiedad Social de los medios de producción administrada por el Estado.

Sobre esa propiedad, o mejor, entrelazada con esa propiedad, es la única manera de edificar una sociedad basada en el amor, en la fraternidad y no en la guerra de todos contra todos, una sociedad que sea culminación del sueño de Cristo, de Bolívar.

Ya es hora de construir Socialismo, esto es: Propiedad Social de los medios de producción generadora de Conciencia del Deber Social. Ya es hora de construir una poderosa Zona Socialista, las condiciones están dadas, las circunstancias así lo piden.

Y la humanidad lo necesita con la urgencia del que naufraga.

Los capitalistas internos y externos, los disfrazados y los sin caretas, los explotadores, los que se apoderan de la riqueza ajena, del trabajo ajeno, no descansan ni un minuto, siempre están inventando como torcer a la Revolución para el beneficio de sus intereses mezquinos.

La Revolución debe combatirlos avanzando, construyendo Socialismo.

¡Chávez es Socialismo!

¡El Nobel para los Cinco!

¡Irreverencia en la discusión, Lealtad en la acción!

TODA LA GLORIA DEL MUNDO CABE EN UN GRANO DE MAÍZ
José Martí


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1946 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: