Es con usted señor Presidente… coñazos con los incompetentes

Normalmente escribimos para un colectivo y no para alguien en particular. Esta vez sin, embargo, escribimos directamente para usted comandante Chávez y en contra de lo que hubiésemos deseado, con una crítica; pero bien ha dicho usted que crítica bien intencionada, es lo que le hace falta a esta revolución.

Cuando usted lanzó las Tres R, nosotros escribimos afirmando que lo que hacía falta no eran Tres R, sino Tres C. Una C de coñazos contra los especuladores, otra C de coñazos contra los corruptos y por último una C de coñazos contra los funcionarios ineficientes.

Hoy cuando la revolución se apresta a relanzar las Tres R, insistimos en que si bien las R hacen falta, no podemos obviar las C, y para muestra un botón.
Bastó con que usted hiciera un comentario sobre el alto costo de los vehículos en Venezuela, en comparación con cualquier país del mundo, para que de inmediato aquellos que quieren lucir (sólo lucir) como los más revolucionarios de la bolita del mundo, se declararan en campaña contra los que con descaro roban al pueblo, vendiendo vehículos hasta seis veces por encima de su valor real.

Detuvieron a Zuluaga y le abrieron juicio; se emplearon horas y horas de televisión para decirle al pueblo que en socialismo no podía permitirse una especulación tan descarada; se allanaron algunos galpones donde tenían autos acaparados; hicieron inspecciones en decenas de concesionarios; se activo el Indepabis; se pusieron a elaborar una ley sobre el tema; anunciaron que sólo se permitiría una ganancia del 15% sobre el precio del fabricante e informaron sobre un impuesto del 300% para aquellos que adquirían vehículos para revenderlos a precios exorbitantes.

¿Qué pasó luego? Nada, absolutamente nada.
Los especuladores siguen haciendo su agosto y burlándose del proceso y sus líderes.
Si usted tocara nuevamente el tema, de seguro montarían otra de esas campañas espasmódicas y a lo mejor hasta concretarían algunas de las acciones anunciadas, pero no es así, con Chávez resolviendo todos los problemas, como vamos a garantizar el futuro de esta revolución. Que cada quien cumpla con sus responsabilidades o que se vaya al mismísimo demonio.

La oposición siembra dudas en el alma de nuestro pueblo con problemas como los del agua, la electricidad y la seguridad, pero bien vale la pena preguntarse cuanta responsabilidad tienen esos funcionarios para quienes, desde esta humilde tribuna, pedimos coñazos.
Tenemos la oportunidad de ganarnos unos puntos con la clase media y algunos indecisos evitando que los especulen con los precios de los vehículos, pero eso parece no importarle a muchos de nuestros dirigentes, representantes, camaradas o como quiera que queramos llamarlos.

areme@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2169 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor