Duplicaciones Presupuestarias del PIB

Esto es grave y urgente en consecuencia. Si se cuenta con    acceso directo y factible  al celular del Presidente, por favor sería bueno hacerle  saber de estas imprecisiones que muy posiblemente sus asesores más allegados no le aclaran con la sinceridad ni  el conocimiento correcto.

El asesor Giordani debe una explicación  a sus colegas y al pueblo venezolano semialfabetizado.   Por su parte este  premiado y connotado  Stiglitz es un  embusterazo  o es otro impostor  cubierto de “Nobelidad”. En su beneficio apuntamos que él sólo sugiere que se impute al PIB el valor estimado en moneda de aquellas actividades extraeconómicas, como los oficios del hogar y todas las que no son remunerables dinerariamente.

Este es el caso: El  Presidente Chávez, animado por el Nobel Stiglitz y posiblemente aupado por su insigne asesor, el Ministro  Jorge Giordani, está  empeñado en inflar el PIB a punta de duplicaciones presupuestarias y otros productos no monetarizables. Creemos que se trata de innecesarias pero desesperadas y empíricas tentativas para subsanar la reciente caída de nuestro Producto Interno Bruto.

El caso es que muy imprudentemente desde el año pasado el propio Presidente Chávez y sus ministros más confiables fueron enfáticos y hasta majaderos por los medios cuando aseguraban de viva y encendida voz  que la crisis norteamericana financiera no nos afectaría PARA NADA, que “Venezuela era un país que se hallaba blindado” por causa de las oportunas y acertadas medidas tomadas por su Administración.

Concretamente: Cuando el Presidente está sugiriendo que se impute al PIB el valor en dólares de las consultas y exámenes radiológicos, sanguíneos y afines, prestados por los centros sanitarios “gratuitos” del Estado, está incurriendo en un craso error contable macroeconómico. Esto es: Está duplicando la partida presupuestaria ad hoc  prevista para atender esos mismos servicios.

Es como que una ama de casa reciba  1.000 Bs para insumos  semanales,  vaya al mercado y luego pretenda decirle a su marido que ella gastó los 1.OOO de su presupuesto semanal y 1.OOO adicionales según la lista de compra facturada por el supermercado involucrado en la compras del caso.  

Esas imprecisiones presidenciales  son derivadas del concepto de GRATUIDAD que enfáticamente suele manejarse cuando queremos distinguir entre los Servicios Privados y los Servicios Públicos.

Es bueno aclarar que ningún servicio Público es  gratis, y como lo  saben hasta las piedras estos servicios los pagan los ciudadanos, y hasta de una manera más grave y leonina que como lo hacen con los servicios privados, si a ver vamos. Advertencia:  No estamos excusando los elevados y lucrativos  precios de los hospitales privados, pero sí tratamos de no subestimar ni despreciar el verdadero precio de los Servicios Públicos.

En estos países, el   consumidor y usuario de los servicios públicos los paga por adelantado con sus impuestos, con el IVA, por ejemplo. Los paga por adelantado con el Ingreso petrolero y de otros recursos que son propiedad colectiva de todos los ciudadanos.

El gobierno es sólo un administrador contratado constitucionalmente  para aplicar y prestar esos servicios. El colmo sería que el Estado cobrara por unos servicios que de antemano son financiados y costeados con el  Presupuesto Nacional. Este a su vez es financiado  por los bolsillos de  ciudadanos en su condición de contribuyentes.

Nunca creí que estábamos llegando tan atrás en esta materia que deberíamos  tener como descontada de todo tipo de discusiones. COSAS  VEREDES.

Concluimos infiriendo que ora Stiglitz, Giordani y otros asesores suyos,   son ignaros o no  quieren a su Presidente porque lo han estado induciendo a la comisión de un tremendo desaguisado contable. 

Nos remitimos a otras fuentes para corroborar groso modo  esta justificada Alerta presupuestaria:

"Método del gasto:

 PIB se mide sumando todas las demandas finales de bienes y servicios en un período dado. En este caso se está cuantificando el destino de la producción. Existen cuatro grandes áreas de gasto: el consumo de las familias (C), la inversión en nuevo capital (I), el consumo del gobierno (G) y los resultados netos del comercio exterior (exportaciones - importaciones)>>: Tomado de Wikipedia , las negrillas son mías."


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1606 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: