Rompiendo el círculo vital del capitalismo

Los eslabones del capitalismo se rompen, las interacciones con los militares que mantienen el sistema empiezan a fallar ¿Por que después de dos siglos de armónica esclavitud y explotación se quebranta el sistema y sus relaciones? ¿Dónde en esta era empezó a deshilacharse el sistema capitalista?

La personas se espantan de su humanidad porque se les ha enseñado sistemáticamente a ser inhumanas, si se es capitalista, no se puede comprender lo que es amar al prójimo. Por eso la contaminación de nuestra cultura social, envenenando nuestra política, destruyendo la paz.

De pronto redescubrimos lo que sabemos desde hace mucho tiempo, y que descubrieron las generaciones de revolucionarios décadas atrás: Que las guerras sostienen al capitalismo y todo lo que esta hace. Que todo lo que deja de adaptarse al capitalismo constituye una amenaza para sus ciclos exactamente equilibrados; que la expansión por parte de los imperios es parte del sistema, es su sistema nervioso.

Explotación, contaminación, basura, guerras, inseguridad, drogadicción, racismo, prejuicios, religión, están ligados entre si y forman parte del conjunto moral del capitalismo y son difíciles de aceptar por la sociedad mundial por mucho tiempo. Por eso las revoluciones. La compresión revolucionaria nos resulta difícil ¿Por qué? Porque, en la mentalidad moderna, así seamos pobres, nos hemos acostumbrado a aceptar que todo se resuelve con capital, que todo depende del capital. Y, no todo es material en la vida.

El capitalismo ha convertido a la tierra en uno de los habitas más terribles: la comida y el agua escasean, la pobreza es una pandemia y el calentamiento global es terrible. El humano sobrevive porque tiene una fe inquebrantable que el capitalismo desaparecerá.

El calentamiento global rompió el círculo vital del capitalismo, convirtiendo sus infinitos problemas en conciencia para desgastar el tejido del capital que durante 200 años alimento la desigualdad en el planeta. Este nos permitió razonar con resultados científicos que, si queremos sobrevivir debemos comprender porque nos amenaza esta crisis. Aquí los problemas se hacen aun más complejos que el propio capitalismo. Nuestros ataques a nuestras raíces, a nuestra cultura, son tan poderosos, tan numerosos, tan bien combinados, que aunque este claro el daño que producen, resulta muy difícil aceptarlo y descubrirlo como lo hacen.

La ciencia nos induce ha pensar que hemos creado nuestro propio medio, y que no dependemos del que nos proporciona la naturaleza. Justamente eso es lo que le conviene al neoliberalismo, nos hemos dejado seducir por una ilusión casi fatal que, gracias a las maquinas y los artefactos electrodomésticos hemos dejado al fin de depender de la naturaleza para depender del capitalismo. Exactamente ese pensamiento afecto dramáticamente nuestra cultura y hábitos.

Y, este sistema es el más cruel y el más opresor que rige en la tierra. El capitalismo constituye un enorme, terrible y complicado engranaje que transforma toda actividad humana en una dependencia de las oligarquías nacionales y estas a su vez de las naciones del G8.

El G8, es el aparato fundamental del que depende nuestra productividad total, no lo podemos destruir sin destruir la economía y la tecnología, además porque esta respaldado por una colosal fuerza militar; así la tecnología sostiene el sistema económico y político que depende de ella. El calentamiento global, más temprano que tarde producirá en los países industrializados la revolución que el mundo necesita para consolidar el socialismo desde las naciones más fuertes desbaratando todo el engranaje militar, pues los cambios climáticos superaran enormemente los adelantos científicos de los militares.

La ambición de riqueza es lo que mas nos destruye, ya que se propaga como algo normal en todos los valores, familiares, educativos como religiosos; nos enseñan que las maquinas que sirven para nuestro confort y desarrollo industrial son parte del progreso personal y que el status quo es importante para diferenciarse en la sociedad. La magnifica tecnología que nos alimenta con comestibles pulcramente envasados, que nos viste con fibras sintéticas derivadas del petróleo, o el plástico que nos envuelve en nuevas creaciones son sinónimos de desarrollo, pero, omiten que esa tecnología diseñada, no esta acorde con la naturaleza ni con la humanidad, porque solo busca el capital y la monopolización de este.

Sistema tecnológico, cuyos programas alientan el crecimiento económico y la contaminación ambiental, sin dar prioridad a la conservación de la renta, de manera que las gentes mas pobres no se vean deprimidas en su condición sino que tengan una participación en aquella y puedan vivir decentemente. Es lo que busca el socialismo.

Socialismo que alivia las demandas del publico, y las demandas aumentan por causa de la elevación del nivel de vida y esta a su vez, con el incremento de la población, eso es practica socialista. Y solo se lo consigue luchando por la soberanía y la autonomía económica…si podemos lograr que los dirigentes nacionales y locales, comprendan y acepten el principio social, habremos ayudado a centrar su atención en el aspecto más importante del problema.

Para sobrevivir, el calentamiento global nos ayudo a entender que requerimos una existencia estable y continua con un sistema adecuado. Sin embargo hay pruebas abrumadoras de que nuestra manera de vivir es inoficiosa, conduce a la destrucción de la humanidad, por falta de humanismo provocamos nuestra propia aniquilación. Para comprender mejor esta calamidad, no podemos desechar esta conciencia que la naturaleza y sus recursos son finitos, y que se requiere de otro sistema para administrarla.

La mayoría de nosotros encontramos difícil esta tarea, porque existe una especie de ambigüedad en nuestras relaciones con nuestra cultura. Biológicamente participamos en el sistema natural como parte subsidiaria del conjunto, destinados a explotar el medio en su totalidad, para producir riqueza. El paradójico papel que representamos como participes y explotadores, haciéndole el juego al capitalismo, falsea nuestra percepción del mismo.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3585 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: