Mario Silva: Ningún líder ha sido muerto por su propia sombra

A la sombra de su gestión como líder de este proceso y presidente de Venezuela, vive el enemigo y el pueblo. Población que todavía no ha sido tocada por la revolución, crece cubierta por la incertidumbre dividiendo la masa revolucionaria en chavistas y en revolucionarios 

Porcentaje de victimas, tienen aun la esperanza del ideal democrático como actitud de vida, es el propósito revolucionario para recomponer el tejido social destruido por el capitalismo. 

En cada pobre ayudado por el gobierno, en cada grito de protesta por el burocratismo y la corrupción, hay un pedazo de ideal que se resiste al fracaso de su gobierno camarada Chávez. Es la protesta del dolor y la derrota del pueblo por no ser escuchado, por ser engañado con palabras llenas de promesas que alimentan la esperanza por ser lo ultimo que se pierde, pero que, a la larga son solo palabras… 

Se establece una nueva forma de protesta escrita gracias a APORREA, instalada en el corazón, ese mi caso, supera con mucha los programas como la hojilla. Tendrá su auditorio, bien por ello, así como su amistad con el Sr. Presidente, pero desde el momento que no critique lo que esta mal entre el liderazgo y la presidencia de Chávez, tendiente a profundizar la revolución para construir el socialismo, carece de moral para criticar medios alternativos como APORREA o a quienes participamos en el. 

La crítica a lo que está mal en la revolución se impone, el establecimiento de la responsabilidad de los funcionarios por la ineptitud, la falta de capacidad y la corrupción o por la falta de convencimiento socialista, es un crimen al principio revolucionario aun en los procesos pacíficos. 

La viabilidad, la vinculación del gobierno venezolano produce resquemor a nivel nacional; es un proceso de varios años, eso esta claro, lo que no lo esta, es la compulsión por abarcar todo. Las funciones políticas multiplicadoras revolucionarias del liderazgo con la gestión presidencial no se dan como esperábamos, no van de la mano, se impone una solución o es la una o es la otra. 

Aspiración por construir el socialismo multiplicando los revolucionarios convencidos optimizando la administración pública, agilitándola para un mejor manejo de la nación han fracasado en estos últimos 5 años, para que esperar mas, hay que aliviar el peso sobre la espalda del líder o del presidente. En el tiempo transcurrido esta demostrado que falta tiempo y capacidad para continuar con las dos responsabilidades, para satisfacer las necesidades e intereses revolucionarios en pro del socialismo. 

Necesidades básicas, importantísimas para consolidar la revolución. Ninguna de estas dos tareas, liderazgo revolucionario y gestión presidencial se ha realizado bien, simplemente por que el esfuerzo físico y mental es desgastante. Voluntad y convencimiento en el presidente hay de sobra, tengo que reconocerlo, lamentablemente no alcanza si lo que se persigue es el cambio de sistema. Y eso hay que manifestarlo públicamente en los diferentes programas de los medios de comunicación. No tiene nada que ver con la lealtad, si con la responsabilidad de quienes hemos asumido la izquierda como alternativa política. 

Programas como el suyo, la hojilla, o la mayoría de venezolana de TV. No lo dicen. La matriz de todo esta bien no esta bien para la moral del pueblo porque se les miente descaradamente o se les contenta con resultados presidenciales y de gobierno obligatorios en cualquier gestión, insuficientes para una revolución que persigue la construcción de una nueva sociedad. Y como usted dice Mario, el pueblo ya no es el mismo al pueblo de 1998. Casualmente ese es el problema. 

Como la sociedad ya no es la misma no se puede continuar con el mismo cuento. No es que no haya posibilidades de magnicidio, siempre las habrá en líderes como Hugo Chávez. Castro tuvo mas o cerca de 200 intentos de asesinato, si no me equivoco, eran épocas diferentes, existían dos hemisferios comunista y capitalista, polaridades internacionales hoy prácticamente unificadas por las similitudes económicas. Además, los hermanos cubanos fueron bombardeados, invadidos, embargados, por el problema de los misiles así como por haber triunfado la revolución, última armada con éxito por el cambio social que experimento a pesar del bloqueo. 

Castro tuvo en los primeros años de su gobierno al Che, quien con su capacidad y con el ejemplo ayudaba a consolidar el proceso; en ese gobierno se sancionaba, se sanciona la deslealtad, la ineptitud así como la corrupción, dependiendo se la gravedad de la falta se castigaba con la muerte, ejemplos que sirvieron para encaminar de mejor manera el proceso político y moral en la isla. 

Aquí, con el permiso y disculpas de ustedes por lo lastimero de toda comparación, quien tendría esos valores o capacidad revolucionaria fuera del presidente Chávez, usted Mario, no quiero desmerecerlo, no podría hacerlo porque ni siquiera veo su programa excepto cuando hay sucesos que requieren múltiples análisis para escribir un articulo, además, no estoy de acuerdo con ser jala bolas. Desnudar la matriz de los medios de la oposición esta bien, pero no es suficiente. En revolución hay que ser integral, tener las bolas bien puestas para criticar al presidente mas aun si es su amigo, esa la responsabilidad de la camaradería revolucionaria. 

El tiempo pasa, el tiempo es el mejor juez ¿Por qué? Porque al final saca a relucir la verdad cuando el tiempo de la palabrería se agoto o los resultados son distintos a los esperados.  ¿En que estado se encuentra este proceso? las respuestas son diferentes, depende de quien las conteste. Usted diría como siempre que, todo lo que hace el presidente esta bien, a duras penas crítica algunos funcionarios siempre y cuando no sean sus amigos. ¿Se ha multiplicado la masa revolucionaria por la eficiencia del gobierno? ¿Como se desenvuelve la actitud del liderazgo con la gestión presidencial? ¿Hay capacidad, innovación, creatividad? O, por otro lado se encuentra estancada. 

Son cuestiones sensibles el burocratismo, la educación, la salud, la inseguridad, la corrupción. Esas son verdades sin solucionar, las determina el tiempo, por eso manifiesto que es el mejor juez. El tiempo pasa y pasa… 

Percibo al gobierno mucho mas vulnerable, opinión dada utilizando la razón no el fanatismo, que hace 5 años. Miles se han retirado a la abstención, a pesar que el PSUV incremente los inscritos en el partido.

Nuestra obligación y la suya Mario, es que esta revolución no entre en una etapa Terminal; mientras el líder y presidente se encuentra en cautiverio emocional, convencido que el solo lo puede hacer todo. Reforzado los sábados o domingos por los aplausos de quienes confunden lealtad a una persona con principios revolucionarios hacia el pueblo como usted. Y, por favor no me venga con ese cuento del socialismo puro o cualquier otra media tinta para encantar a los ilusos. 

Un cambio de sistema requiere radicalización en el revolucionario que se precie de serlo, debe tener una conducta rebelde con razón y proyección hacia el socialismo mas allá de Chávez, de su tren ejecutivo o de sus amistades, es lo que cuenta, el resultado con el o sin el. Si hay un proceso en ruta a ningún lado, hay que decirlo y punto. Si lo que se pretende es dilatar los resultados revolucionarios sosteniendo la pobreza a propósito por intereses mezquinos del liderazgo hay que decirlo sin preámbulos para discutirlo públicamente, no joda. 

Mas allá de usted Mario y de todos los programas de venezolana de TV, desacreditados por la misma causa que el pueblo ya no es el mismo, esa masa no se convence que todo esta bien o que, no es poco lo que se ha hecho, si es así ¿tenemos que morir con ese conformismo? 

Esgrimir la amistad con el presidente para conservar un trabajo de jala bolas no es actitud revolucionaria, pues, son programas de influencia masiva y en esta etapa de construcción revolucionaria, hay que analizar mas allá de las narices y del bla, bla, bla, característica fundamental de ustedes en venezolana y del gobierno. 

Por la sociedad desigual en la que todavía vivimos, es de esperarse la aplicación selectiva de los favores, de esa forma es satisfecha la mediocre ritualidad del proceso. Marcada tendencia apoyada por la complicidad de ustedes, tiende a resolver los conflictos en ese sistema de gestión. Así, la revolución es la mas vulnerable, no yo ni usted Mario, tampoco el pueblo. La revolución se esta destruyendo. 
  rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2675 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: