Politiporrazos

Los antiBenedetti

Venezuela, tierra de relevantes y estremecedores contrastes desde finales del Siglo XX, será testigo de otra reunión a la que acudirán connotados escritores ganados hacia la derecha reaccionaria, conservadora, pitiyanqui y acomodaticia. Están citadas a Caracas varias figuras representativas del intelectualismo ultra derechista, entre ellos escritores de indudable talento, pero frustrados aspirantes al campo político. Los trae la oposición, según se dice para celebrar el cumpleaños de CEDICE, una agencia económica del neoliberalismo, empeñada por orden de Estados Unidos en retrotraer a nuestra patria hacia la fracasada democracia representativa, vendida al imperialismo yanqui. Llegan justo a escasos días de la muerte de un gigante intelectual, el uruguayo Mario Benedetti, autor de más de 80 obras y uno de los más agudos poetas de sensibilidad mundial, sencillo, talentoso, comprometido con los estratos sociales sempiternamente golpeados por el capitalismo, vanguardia en la lucha por una verdadera independencia moderna para los latinoamericanos. Venezuela rinde homenaje a Benedetti, desde la cúpula del gobierno bolivariano hasta la más humilde reunión de consejos comunales, a tiempo que en la derecha ultra reaccionaria la muerte de Benedetti no pasó de “una noticia más…”. Como decimos en criollo, no se puede esperar otra cosa del terrorismo mediático pues “Dios no le da cacho a burro…”, los vende patria si bien no llegan a estar contentos por la muerte del escritor y vate uruguayo, sienten un fresquito de satisfacción…, aunque ardidos porque no pueden impedir las demostraciones internacionales de reconocimientos para ese hombre de 88 años, condecorado en el 2007 por el gobierno de la revolución venezolana. Quienes en la oposición que no les gusta el poema “El Sur También Existe” pues son partidarios de entregar nuestros pueblos al imperialismo yanqui, aplaudirán secretamente la desaparición de un adversario poderoso, figura de innegable influencia en la lucha contra el capitalismo salvaje que vienen a defender esos intelectuales del fascismo disfrazados de demócratas y viendo “comunistas” hasta en la sopa de sus almuerzos. Les duele que un ser humano de la talla de Benedetti defendiera lo que esa “sociedad civil” suele llamar “chusma” o “lumpenproletariado”, con descaro excluyente y clasista vergonzoso. Afortunadamente Benedetti no ha muerto ni morirá nunca, no sólo vivirá su reflexión acerca de “un sociólogo estadounidense dijo que la propaganda era una formidable vendedora de sueños, pero resulta que yo no quiero que me vendan sueños ajenos, sino sencillamente que se cumplan los míos”, porque además entre sus frases vivirá aquella de “el olvido está lleno de memorias”, para recordarle a los traidores de estas patrias, por las que tanto luchó el izquierdista poeta e intelectual cuya figura se agiganta=, que por mucho poder económico acompañando a semejantes enanos intelectuales como los que vienen a servirle de muleta a la descocada oposición venezolana, por mucha cobertura que reciban sus jalamecatísticos discursos al imperialismo y el capitalismo salvaje, no impedirán que se siga demostrando porque se comprueba cada vez más cualitativa y cuantitativamente, la manera en que el capitalismo en su adoración al Dios de la crematística y el materialismo, odia hasta la poesía, peor si el poeta es de izquierda. A Mario Benedetti, con humildad y admiración por los luchadores invencibles que nunca se rinden ante la corrupción ni se convierten en eunucos de los halagos y la vida muelle. El mundo de la honestidad, especialmente el de la cambiante Latinoamérica de este Siglo XXI, se rinde ante Don Mario Benedetti.

luissanchezibarra@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a78228.htmlCd0NV CAC = Y co = US