El drama de la descentralización

“Las comedias tienen sus razones y

 tiempos, como los cantares”

 Cervantes

“Para hacer un drama tomad por modelo

toda la vida humana, la vida que lleva cada cual,

aunque pocos la conozcan, y estad seguros de que

                                               no carecerá de interés vuestra obra”

                                                 Goethe

 Curioso que antes de escribir de un tema de conflicto en la política, vaya primero al teatro i aclare cómo reaccionan los espectadores puesto que este género -el Drama- puede llevar a dos situaciones o sentimientos diferentes. Literariamente se define el Drama, tomándolo de Luis de Madariaga como “poema dramático que tiene por asunto un conflicto de la vida humana, y en su acción y desenlace participa de las condiciones de la tragedia y de la comedia”. I estamos ante el drama de la lei de descentralización en un país en el cual, por tratarse de una verdadera democracia participativa i protagónica, con excesos de libertad de expresión en medio de la libertad plena i la soberanía del país, la ignorancia de los llamados analfabetos culturales, abundantes en las filas de hombres “pensantes” de la oposición, no desean desempeñar en las tablas del teatro de la vida, sino una pura tragedia, porque como lo expresa el abogado i escritor i ensayista de altura Luis Brito García, “por toda América caen torres e instituciones y sobre las ruinas se abalanzan saqueadores y oportunistas”. Por eso vemos cuantos cientos o miles de “analistas” políticos crecen como la verdolaga o los hongos de sombrerito (algunos son la amanita muscaria en los sitios más obscuros); quien soporte escuchar unos segundos a Julio César Pineda, por ejemplo, es un estoico o un valiente que desperdicia el tiempo. En cambio, escuchar Dossier de Walter Martínez, en sentarse en un salón universitario a escuchar una clase magistral, para estar claro de lo que sucede en el mundo.

 Estimo que, en lo que hemos visto por televisión desde la Asamblea Nacional i muchas intervenciones claras i ajustadas a la realidad i a los cambios que realmente suceden en Venezuela, no merece agregarle muchas más explicaciones a la reforma de la Ley de Descentralización, que está avalada no solamente por la AN sino, igualmente, por una interpretación del Tribunal Supremo de Justicia. Sin embargo, de mi parte, no sé si otros ya lo hicieron, observo que el Artículo 164, al cual se aferran oposición i otros “revolucionarios ligth” i ex constituyentes como uno de ellos se califica (Villegas), es que están pensando no en la Constitución del 99 sino en la del 61; aquella realizada por un grupito de politiqueros i sin consultar al pueblo, en la cual no había descentralización i el Artículo 23 daba derechos o atribuciones al Gobernador del Estado (además nombrado a dedo),  mientras que en la del 99 se otorga esos derechos (sobre lo que más les duele, como es quitarles las cajas chicas i el robo que se hace en las carreteras, puertos i aeropuertos), al Estado, no a los gobernadores. I en el Estado, que no es un territorio separado del país, o mejor, en todos los estados, el poder se le está trasladando al pueblo, a las Juntas Comunales, con los cuales la descentralización sigue vigente; al Estado Zulia, por ejemplo, no se le ha quitado nada, no se ha violado el artículo 164, pues los recursos que generan las autopistas, carreteras, puentes, puertos, aeropuertos, etc., siguen perteneciendo al Estado Zulia, solamente que se le han quitado a los ladrones; se les ha cambiado la administración de parte de un gobernador pantalla i un alcalde-gobernador, delincuente (el otro es un títere gritón) i ladrón, por lo que está siendo enjuiciado, que los utilizaba para sus intereses personales i no se invertían el dinero producido, en el mantenimiento i progreso de esas entidades; por ejemplo también, los marabinos observamos cómo el Director del Metro que no marchaba o progresaba, el gobernador Rosales lo pasó a Director del Aeropuerto de Caujarito que es cómo se debe llamar, puesto que es un disparate que confunde, el haberlo denominado La Chinita, por una virgen que no es china, sino en tal caso, guajira. A este cambio i sin violar el 164, además lo respalda el hecho de que, el Poder de la Contraloría es nacional, la cual vigilará el comportamiento o la actuación de las Juntas Comunales i que el dinero recaudado en las distintas entidades se quede en el Zulia, para el mantenimiento, el progreso i las nuevas mejoras o ampliaciones que se hagan, en beneficio de todos. La Constitución Bolivariana, además, en el artículo 159, impone el sometimiento de los Estados a la Unidad Nacional. El país no lo constituyen pedacitos o trozos de “estados separados”. La Constitución, las leyes, la soberanía, es de único i unitario país, como la nación es de un solo pueblo, el venezolano. Los zulianos o los falconianos, sucrenses o monaguenses, somos primero venezolanos, nuestro gentilicio nacional, i luego vienen los gentilicios estatales. Estas verdades las tiene mui conscientemente arraigadas el pueblo, i solamente una alta burguesía capitalista, una oligarquía pitiyanqui, i una porción minoritaria de pueblo engañado, secuestrado o comprado i vendido por un salario, son los que no respetan la patria Venezuela, con su bella epopeya libertadora, i la figura egregia i maravillosa del Libertador Simón Bolívar que, todavía le queda muchísimo por hacer en América. Esto, como vemos es la parte seria del drama, mientras la oposición la quiere ver como una tragedia, o comedia macabra.

 Entonces vemos los espectadores que no desean el final feliz del drama, i como pronosticadores de males, de desastres, de fracasos, emplean su escaso talento para hacerse voceros calificados de estupideces (todavía no entiendo como un Teodoro Petkoff, un Emeterio Gómez, un Julio Borges o un Gerardo Blayde, se hayan podido graduar en una Universidad) i que puedan por el respaldo de adinerados más brutos que ellos, no poner atención a la realidad que ven en escena, sino atrocidades, interpretaciones  mendaces  que ellos le pintan. Por eso la agencia que menciona Roberto Malaver, de haber visto con su humor de calidad,  la “empresa” Fracaso S.A, presidida por Teodoro, debería tener una cola de economistas, analistas políticos, comunicadores sociales, animadores de TV, presidentes de empresas, diputados con /i/ latina intercalada (Diputiados), sindicalistas sacados de las “Ruinas de Pompeyo” (como Cova, Pablo Medina, Froilán Barrios, etc.) o la de traidores de oficio como Miquelena, Baduel, Acosta Carles, la CEV toda, Ismael García, etc., buscando sitio como en un Geriátrico de Mentes (pues algunos están físicamente jóvenes) i precisamente, jóvenes con mentes viejas, como Yon Goicochea, Stalin Guevara, Ricardo Sánchez, etc. a los cuales podrá entretener Ramos Allup como profesor ad honoren, con eso lenguaje tan claro, tan diáfano i léxico brillante, con el cual lo presentan en Como ustedes pueden ver.

 I no bien termina en drama-comedia para el pueblo libre i feliz, i drama-tragedia para los escuálidos, quizá titulado Descentralización Legal, cuando preparados para recibir “el paquetazo neoliberal de Chávez”, el presidente les plantea un manojo de decisiones racionales, tomadas con la más clara voluntad de preservar al país de los coletazos de la crisis del capitalismo que, aunque los dejó boquiabiertos, enseguida se salieron las malas lenguas, porque como dice Cervantes las comedias tienen sus razones, tiempos i cantares o como apunta Goethe, para hacer un drama, solamente basta tomar ejemplos en la vida humana. Ahora la oposición tiene otro tema: “el paquetico” (título dado por el acostumbrado a paquetes del FMI i el BM) como dice el mente podrida de Teodoro o algunas alharacas en la AN del brutísimo i escandaloso Ismael García i su “carnal” Juan José Moreno. Será una paradójica tragedia-bufa, amenizada por el juicio en Caracas de este Alcalde de “Silamea” de la Piropito, quien meó las finazas del Estado Zulia durante años (propuse hace años un Referendo Revocatorio que no se dio) pero ladrón que ha sido bruto hasta para robar, olvidando aquel dicho que la IV República utilizó: “no se ve la mano que roba, pero sí la mano que gasta”. ¿Qué nombre le pondremos al próximo Drama?


robertojjm@hotmail.com

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2934 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a74917.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO