La planificación intencional de la conducta por la moral errónea de los medios de comunicación afines

 El centralismo democrático exige otra cultura para prevenir el mal uso del poder. La falta de conocimiento socialista hace que una enorme mayoría del pueblo quede confundida por las diferencias entre las diversas medidas de control tomadas por el gobierno, relacionándolas con un gigantismo centralizado. 

La planificación intencional de una cultura, con la implicación de que la conducta deba ser controlada, se considera a veces ética o moralmente errónea. La ética y la moral se preocupan particularmente de hacer entrar en juego las consecuencias mas arraigadas de la conducta. Existe una moralidad de consecuencias naturales y las consecuencias sociales plantean problemas morales y éticos en las costumbres de las masas. Las reglas nunca generan exactamente conducta apropiada a las contingencias de las que se deducen y la discrepancia es cada día mayor, las contingencias cambian, mientras las reglas permanecen invioladas. De modo semejante, los valores revolucionarios sobre bienes de consumo de empresas, industrias y banca, debe perder su correspondencia con los efectos culturales capitalistas conforme estos van cambiando. 

Decimos que hay algo de moralmente erróneo en los medios afines al gobierno, cuando la sociedad se desenvuelve, bajo el negocio, sistema burocratizado incontrolado por el dinero, influye indebidamente en la gente por la carencia de nuevos valores. Y, todas esas cosas tienen consecuencias nefastas para el proceso revolucionario. El plato a la carta, en VTV, su especialidad, es hacerse los tontos, ante la otra realidad del burocratismo dorado que pulula en su mismo canal. Dando y Dando, tienen la oportunidad, una o dos veces por semana de hablar con el Sr. Presidente Chávez, Tania nunca, pero nunca, le pregunta al camarada y amigo presidente, sobre las otras realidades, hechos reales, la excesiva burocracia que disimula la ineptitud, la corrupción y sus consecuencias en el sistema, que de una u otra forma también la debe afectar. No basta con demostrar su conformismo e indolencia todas las tardes con el pueblo, tampoco basta con cumplir, su papel de cómplice con la mediocridad publica. En la misma línea, se encuentra el programa de las 07.00 Hrs. Despertó Venezuela... de tal suerte que se han convertido en defensores del gobierno. La mejor manera de hacer revolución es aplaudir lo bueno y criticar lo malo, eso es ayudar al lider. Los papeles de Mandinga y la Hojilla, tienen otro formato de contra control de la oposición, y eso esta bien, porque hacen surgir consecuencias importantes que afectan la conducta de la oposición y los hábitos capitalistas de los funcionarios y del pueblo. 

Los productores, moderadores, periodistas, directivos de los medios, se convierten así, en capataces de la ignorancia ideológica. La intención o propósito en la frase: “para o con el fin de” se refiere a la medida en que las consecuencias son ineficaces desde su actividad para alterar la conducta neoliberal en la población, y, por tanto, al grado que debe tenerse en cuenta para explicar esa conducta. El proceso se afecta por las consecuencias de su acción, conformismo y complicidad, ante eso , no existe intención o un propósito, son simplemente esclavos mentales, por su falta de iniciativa y personalidad, para alterar el libreto unas veces, y otras por dignidad revolucionaria, solo trabajan, aferrándose a la notoriedad que implica ser moderador de TV. Ya las consecuencias se hacen sentir, están perdiendo credibilidad. Si el presidente Pimentel, no puede reestructurar la programación y sus moderadores, ese monologo de puro bla, bla, bla, en esos dos programas, porque son amigos del presidente Chávez, entonces ahí si, hay consecuencias por sus actos porque se resquebraja el control reciproco, principio revolucionario, ya que hay una influencia intencional hacia la conducta de la población. 

Modelo arquetipo de control por “el bien del pueblo”. Constituye los medios de comunicación y la educación, pero no es suficiente explicación decir que se actúa de modo consecuente, porque no se genera la expectativa de mejorar, de planificar la conducta, para cambiar la cultura. No son necesariamente por tanto, una garantía de que los medios, los periodistas o moderadores y su programación, así estructurada, ayuden con su influencia, en la construcción de una nueva persona. La cultura avanza a través de las personas y la educación. Los medios, mas aun, si son a fines a la causa revolucionaria, la ética no les ata con el gobierno solamente, sino con el proceso de cambio, por su importante papel que se supone deben cumplir, proporcionando claves de acción, presente y futura, masificándolas, por su alcance y penetración. Pero hay que señalar, que el progreso procede del ambiente que convierte a esas masas en educadas, capaces de asimilar mas conocimiento o en ignorantes del “todo esta bien”. 

La falta de equilibrio ideológico en la gran mayoría de la población es elocuente, y es en mucho, por la noticia trasmitida o sugerida, de todo esta bien, por los medios afines al gobierno. Las programaciones, llevan su mayor porcentaje de tiempo entrevistando a ministros, gobernadores y alcaldes, ¿cuándo? ellos, van a aceptar el burocratismo ejercido por su misma gestión. Los espacios para el pueblo son cortos, le dicen, “rapidito que ya no tenemos mucho tiempo”. Eso es discriminación Tania. En una revolución, el gobierno debe ser controlado por el pueblo, eso también es democracia, aunque se comporte de forma diversa en ambos papeles. Las diferencias se dan en los resultados. 

El gobierno ejerce un control evidente, pero no podemos pasar por alto, el control ejercido por el pueblo. La conducta de este, esta determinando el diseño del proceso, por el procedimiento usado. El control reciproco, es la mejor característica para cambiar la conducta imperante, y eso es una ciencia. Los refuerzos sociales, para mejorar el nivel de vida de las personas, no necesariamente significa controlar la conducta, por parte del gobierno. Queda afectada y sostenida por las respuestas de la sociedad. El preso escapara si puede, los obreros reclaman por sus salarios y logros, la Iglesia da apoyo a la oposición, la indolencia de los funcionarios públicos, son ejemplos obvios, porque, en su crudeza y claridad de efecto, párese comenzar, la multiplicación de la indiferencia socialista. Gran equivocación, ignorar por apatía, negligencia, conformismo cultural, otra forma de sistema social multiplicada desde los medios de comunicación revolucionarios, sobre los principios éticos de relacionar al gobierno con el pueblo, para juntos y públicamente resolver los problemas. Eso es reciprocidad y democracia, pilares para construir científicamente el socialismo, dirigiendo la nueva cultura. 

Todo esto forma parte del ambiente social que llamamos cultura, y el principal efecto, consiste en someter a la población a las consecuencias de su conducta. Este efecto ha tenido valor de supervivencia para el proceso, pero las practicas evolucionan con los cambios, la conducta debe tener un mas alto grado de concientizacion en su ambiente y mas habilidad en su relación con el. Los medios que ayudan en el proceso deben generar el equilibrio en la evolución del cambio. 

 


rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6352 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: