Puede ser

Adriano Eses, el astrólogo más conocido en el mundo del mercadeo, llegó con su bola de cristal al Centro Internacional Para la Perplejidad Política, instaló su bola de cristal sobre la mesa y esperó que el público tomara asiento.

Adriano había sido contratado por la Organización Política recién creada, para que diera sus pronósticos del año 2009. Esta nueva organización, financiada por empresarios y banqueros, contaba además con el apoyo de estudiantes de las universidades privadas y con periodistas que se ofrecían voluntariamente al principio, pero que siempre reclamaban sus viajes a otros países.

Los miembros de la Organización fueron tomando asiento – “Yo lo que quiero tomar es el poder”, dijo uno de ellos cuando le dijeron que tomara asiento-. Mientras tanto, el pronosticador veía al público detenidamente. Había jóvenes mujeres al lado de viejos empresarios. Muchachos con las manos pintadas de blanco. Una gran pancarta estaba detrás del público donde se leía. “Adriano, dime que Chávez se va, por lo que más quieras”. Adriano leyó la pancarta y sonrío. El mesonero se acercó, colocó un vaso y una botella de agua muy cerca de la bola de cristal y luego se marchó.

El presentador, un periodista que siempre se presta para este tipo de actos y después escribe una reseña en todos los medios privados, se lanzó con su presentación: “Buenas noches, amigos y amigas, estamos hoy aquí reunidos para escuchar las predicciones de uno de los astrólogos más reconocidos en el mundo, el señor Adriano Eses. Este hombre ha estado estudiando atentamente los astros en estos últimos meses y hoy nos trae sus predicciones, esperamos que todas sean favorables a lo que estamos soñando. Queda con ustedes, el señor Adriano Eses”.

Un atronador aplauso cerró la presentación del periodista, y Adriano esperó un largo rato que cesaran los aplausos. Era un hombre de pocas palabras. El iba al grano. A lo concreto. Una vez que terminaron los aplausos, tomó la palabra y dijo.

- Buenas noches. Estas son mis predicciones.

1.- Bajará el precio del petróleo.

La sala se vino abajo en aplausos. Un ejecutivo gritó. “Así me gusta, ahora quiero ver a Chávez qué va a hacer con sus misiones. Ay papaíto, vamos a ver sí sabes gobernar sin dólares”

2.- Habrá elecciones para decidir si la enmienda va. Eso es todo lo que les puedo predecir.

El público comenzó a gritar, fraude, fraude, fraude. Y se escuchó la voz del astrólogo que dijo: A mi me pagaron por dos predicciones solamente, así que ya cumplí, buenas noches.

Dicen que la sala quedó destrozada. Que el astrólogo logró salir con vida. Que un tipo dijo que ese astrólogo como que es chavista, y otro tipo le gritó, sí puede ser. En fin, que todavía los miembros de la organización están caídos de la vergüenza.


 

robertomalaver@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3194 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: