Carta a Aristóbulo

Negro pinché aporrea y saliste tú. Se me ocurrió escribirte para sublimar heridas hostiles. Después de Chávez eres el dirigente por quien más respeto tengo. Te conozco desde antes y después de Prieto. El viejo nos enseñó a ser leales con el pueblo y a leer. Te he visto bregar en las buenas y en las malas.

Has crecido con tus pies. Has sido consecuente. A diferencia de mí, no has tenido maldiciones gitanas. ¿Sabes?, siempre me fortalecieron las coincidencias contigo. Nos fuimos el mismo día del mismo partido, nunca dejamos de luchar por las mismas cosas y luego nos hemos encontrado varias veces en la misma pelea. Tu entraña popular te ha dado carisma. Tu sangre de tambor tiene sonidos de madera y cuero.

Los debates, en lugar de alejarnos, nos han unificado. Tienes humildad y nobleza y por eso te escribo. Hoy supe lo de tu parroquia. Me sorprendió que perdieras en San José. Tu casa aún debe estar allí. Me dolió que no quedaras. Me dolieron otros, pero tu dolor me llegó a sitios donde debe estar el alma. Me dolió como al Presidente y como a otros que saben de tu honestidad. ¡Hay que reconocer, Negro, los decaimientos porque así uno se levanta más rápido! ¡Negro, cierto es que ganamos, pero hay que reflexionar! ¡Ir más allá de los números! ¿Por qué influenció la oligarquía nuestra base social? ¿Sabemos escuchar? ¿Fuimos ambiguos en la defensa del socialismo? ¿Nos hemos hecho todas las autocríticas? ¿Descifraste lo de Petare? ¿Enfrentamos la corrupción? ¿Dimos todas las discusiones necesarias? ¿Emulamos a Chávez? ¿Lo dejamos solo? ¿Fuimos eficientes en la defensa de la revolución? ¿Recogimos la basura... la de las calles... y la otra? ¿Hicimos seguimiento a la gestión local? ¿Funcionó la contraloría social con la eficiencia de la contraloría eleccionaria? ¿Somos una maquinaria que mira para los lados cuando se topa con su conciencia? ¿Nos vamos a quedar sólo con las clases de matemáticas? ¿Hubo proyectos personales? ¿El comandante lo sabe? ¡Más importante que ganar es consolidar el socialismo! La revolución es un deber social y el poder es del pueblo. Como tú, quiero una sociedad solidaria donde no haya negocios.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2658 veces.



Isaías Rodríguez

Abogado, ex Vicepresidente Ejecutivo y ex Fiscal General de Venezuela. Actual Embajador de Venezuela en Italia.


Visite el perfil de Isaías Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Isaías Rodríguez

Isaías Rodríguez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a68361.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO