La oposición al borde del abismo

Se hace evidente hasta para el más despistado, que la dirigencia de la
oposición, a pesar de los terribles tropiezos que ha sufrido en los tres
años consecutivos que tiene empecinada en derrocar el gobierno de Chávez,
continúa impertérrita en la misma estrategia, mostrándose ante el país, con
el respaldo del gran poder mediático que maneja a su antojo la oligarquía
venezolana, como si no tuviera ningún tipo de responsabilidades, ni en el
intento por instaurar una dictadura de claro corte fascista en abril/02, ni
en los terribles y muy dolorosos episodios que ocurrieron en diciembre del
mismo año y enero del siguiente, en contra de la economía general del país,
los cuales no solamente causaron una enorme pérdida al Estado que sobrepasa
los diez millardos de dólares, sino que llevaron a la quiebra a centenares
de miles de comerciantes e industriales medios y pequeños, así como dejaron
sin trabajo a una inmensa legión de venezolanos, entre los cuales se
incluyen a los más de 18 mil empleados de PDVSA que se plegaron al sabotaje,
engañados muchos, muy seguramente, por el discurso falaz y antipatriota de
una decena de gerentes de esa empresa estatal, con el cuento de que ellos
eran los únicos custodios fiables de su estabilidad y resguardo, así como
los sabelotodos, los "meritocráticos" irremplazables de la partida y de que
Chávez lo que quería era destruir nuestra primera y más importante
industria.

Pasados esos acontecimientos y luego de aquellos que escenificaron con la
pretensión de querer transformar un referéndum consultivo en uno
revocatorio, de intentar forzar meses después uno revocatorio con las mismas
firmas falsas que ya habían elaborado, todo ello con el apoyo descarado de
un cuerpo electoral totalmente parcializado, en cuyo seno actuaban
reconocidos miembros activos de la CD y de obligar, además, a que el TSJ
designara a los nuevos rectores del CNE, porque sencillamente esa dirigencia
logró que se sabotearan la sesiones de la Asamblea Nacional que debían
conducir a la elección de esos rectores, viene ahora, sin pena ni gloria
alguna, después que esta nueva rectoría electoral ha trabajado con ahínco y
con responsabilidad para conducir de cara al país y ante una veeduría
internacional de alto prestigio, un proceso refrendario transparente,
conforme a las leyes y a las normas que aprobó en su seno por mayoría
absoluta, a anunciar guerra civil, desolación y tragedia por todos los
rincones de la patria, si ese cuerpo electoral decide en los próximos días
negar el revocatorio en contra del mandato del Presidente, porque no recogió
la cantidad de firmas necesarias que establece la Constitución Bolivariana
para su activación. Como contrapartida a esa conducta reprochable que nos
debe llamar a la mayor reflexión, el Presidente Chávez y la gente que lo
respalda en todas las instancias del liderazgo revolucionario, no obstante
que aseguran que no habrá revocatorio porque dicen asegurar que la
oposición, efectivamente, no recogió las firmas requeridas, de forma muy
categórica han dicho una y mil veces que si el CNE, una vez concluído el
proceso de verificación respectivo dice que sí las recogió y que el
referéndum va, ellos acatarán esa decisión. Por supuesto, en lo absoluto
descartan ejercer el derecho de demandar la nulidad de una decisión de ese
tipo ante las instancias que correspondan, si advierten alguna irregularidad
que la ponga en duda.

Es realmente sorprendente tanta capacidad de autoengaño que ese liderazgo
opositor ha venido manejando por tanto tiempo. Es perfectamente posible
equivocarse, pero se entiende que ello puede ocurrir una y hasta dos veces,
pero cuando esos errores se cometen de manera persistente y sin pausa
alguna, ya el asunto se convierte en algo sumamente grave. Para muchos de
sus seguidores ese comportamiento ya es insostenible y este es fecha que
centenares de miles de ellos les quitaron el respaldo que les habían
otorgado como cuando se da un cheque en blanco. Las encuestadoras, no
precisamente del chavismo, sino de la misma camada opositora (Keller y
Asociados, entre otras), ya nos dicen que hasta la gente de Fedecámaras, en
su inmensa mayoría, no quiere seguir jugando ese juego macabro, tenebroso e
impredescible de querer salir del Presidente no importa cómo y a qué precio.

A Chávez la dirigencia de la oposición consiguió derrocarlo, ciertamente, en
abril/02, pero ese episodio trágico para la historia del país ocurrio por el
corto lapso de 48 horas, pues el pueblo y la fuerza armada unidos,
reestablecieron el orden constitucional, lo cual debió haberle producido a
esa dirigencia una frustración terrible, la misma que debe experimentar la
delincuencia organizada cuando se ve descubierta en los precisos instantes
en que ya tiene en sus manos el jugoso botín. Luego, en diciembre de ese
mismo año y enero del siguiente, a pesar de que freguó y realizó el mayor
paro patronal que país alguno en nuestra América había tenido que soportar
después de aquél que en 1.973 provocó el ascenso al poder en Chile de la
dictadura de Pinochet y la muerte trágica de Salvador Allende, tampoco logró
su objetivo.

Chávez continúa en el poder y según las mismas encuestadoras opositoras,
cada vez con mayor apoyo popular. En su mayoría esas mismas encuestadoras
aseguran que la causa principal de ello radica en el mal desempeño de los
conductores de la oposición, quienes, así lo han determinado al pulsar la
opinión pública, carecen de carisma, no ofrecen confiabilidad alguna y no
han sido capaces de enviar mensajes de esperanza para el porvenir del país y
mucho menos de elaborar un plan de gobierno alternativo al que, con
muchísimo éxito, ha puesto en marcha el Comandante Chávez para beneficio de
las grandes mayorías, es decir de aquellas que por decenas de años habían
estado marginadas y abandonadas a su suerte y que conforman no menos del 80%
de la población venezolana.

Desde nuestra óptica no vemos en la oposición un mínimo de capacidad
reflexiva para entender que se han equivocado. No creemos en la tesis de que
el asunto se explica por la vía de que una patología de carácter psíquico
les ha vulnerado de manera colectiva esa capacidad de raciocinio. No, en lo
absoluto nos convence esa explicación. Esa dirigencia sabe y entiende que
las cosas no les han funcionado bien y saben, también, que ello les ha
ocurrido porque han actuado a espaldas del pueblo y le han causado a éste
mucho daño, no sólo por los trágicos y jamás olvidados momentos de
diciembre/2 y enero/03, sino por las mentiras y patrañas que día tras día
les quieren vender a través de su poderosa vanguardia mediática, tanto en
los programas y en las secciones de información, como de opinión, con la
complicidad de una manada de seudo-periodistas tarifados que hace tiempo
perdieron la dignidad y enterraron para siempre los principios y la ética.
Encharcados, pues, de la mayor putrefacción, como lo están desde los pies
hasta la cabeza, así como convencidos de que han fallado horriblemente, no
les queda otra alternativa que lanzarse al abismo y terminar así esa
tragedia que ya les quema hasta el alma.

De manera que somos testarudos en el convencimiento de que ese liderazgo
torpe y ya cubierto con un manto de la mayor estupidez, una vez informado
que de nuevo fracasó en su intento de sacar a Chávez del poder con el tan
cacareado "reafirmazo", no cesará en su empeño por crear malestar y el mayor
de los esfuerzos por la desestabilización de las instituciones de la
democracia, buscando con ello reeditar los hechos del 2.002, así como tratar
de crear ciertas condiciones "objetivas" (?), con miras a lograr articular
en su favor, una pretendida intervención yanqui con el apoyo de la OEA,
cuestión en la que, no tenemos la menor duda, los llevará a su última y
definitiva derrota, pues carecen de apoyo popular alguno, la comunidad
internacional seria y decente, la cual abunda, ya los conoce y, lo más
importante, el pueblo bolivariano, la fuerza armada y el gobierno nacional,
impedirán que ello ocurra, al costo que sea.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2933 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a6779.htmlCd0NV CAC = Y co = US