Súmate, el imperialismo y la "contrarrevolución democrática"

Terminando de escribir un artículo que acaba de ser publicado en Aporrea, leímos sin asombro en esa misma página, una denuncia formulada originalmente en el sitio web www.venezuelafoia.info, según la cual el gobierno norteamericano financia a Súmate, organización golpista venezolana.

Específicamente, Súmate habría recibido la cantidad de 53.400 dólares, unos 86 millones de bolívares al cambio oficial, de parte del National Endowment for Democracy (Fondo Nacional por la Democracia), para desarrollar un proyecto denominado "Educación Electoral", firmado en septiembre del pasado año, dirigido a fortalecer la intervención de Súmate en el referéndum revocatorio.

El National Endowment for Democracy es una fundación creada en 1983 a instancias del presidente Reagan y aprobada por el Congreso norteamericano, la cual maneja fondos provenientes principalmente del Departamento de Estado, y cuya función sería apoyar actividades políticas paralelas en las cuales no podía aparecer públicamente involucrado el gobierno yanqui, de allí su estrecha relación con la CIA.

El financiamiento antes mencionado es sólo una parte de los 800.000 dólares (más de un "millardito" de bolívares) recibidos durante el año 2003 por distintas organizaciones no gubernamentales golpistas ligadas a la Coordinadora Democrática.

La denuncia a la que hacemos referencia, no hace otra cosa si no poner en evidencia lo que ya hemos dicho en otros artículos publicados en Aporrea: el ámbito de los referéndums y las elecciones es movedizo y extremadamente peligroso. Excluye al movimiento de masas de las decisiones y lo saca de su terreno natural: la lucha callejera y la movilización de todos los sectores explotados y oprimidos. Terreno en el que reiteradamente hemos derrotado a la burguesía y al imperialismo.

En el espacio de la revisión y verificación de la validez de las firmas, entran a jugar un papel importante otros factores distintos a los anteriores, tales como las relaciones de la burguesía venezolana, sus partidos y organizaciones con el imperialismo. Ejemplo de ello es que Miriam Kornblith, rectora suplente del CNE, es a su vez, encargada de asuntos electorales del Comité de Asesores de Súmate para la ejecución del financiamiento otorgado por la fundación imperialista.

De la lectura de los correos electrónicos entre representantes de Súmate y otras organizaciones golpistas con funcionarios del National Endowment for Democracy, se evidencia la estrecha relación, incluso personal, entre unos y otros. Se pone en el tapete la tupida madeja de contactos y nexos entre los golpistas venezolanos y el imperialismo, así como la táctica que hoy adopta este último para lograr su objetivo fundamental: sacar a Chávez del poder y liquidar el proceso revolucionario en el país. La nueva táctica de la Coordinadora y del gobierno gringo consiste en poner todas sus bazas en la realización del referéndum, y para ello van a utilizar todos los recursos a su disposición. Unas veces mediante la presión política y económica, sin descuidar la posibilidad de ejecutar actos violentos, otras apelando a su poder financiero, a las tracalerías y a los medios como forma de concretar el megafraude.

Algo más queda claro de la lectura de los documentos que apoyan la denuncia. La apertura del proceso referendario no sólo ha sido posible por las derrotas consecutivas del golpismo y el agotamiento de las vías para sacar a Chávez, sino que también ha sido consecuencia de las negociaciones planteadas por el gobierno a los golpistas. Cuando estaban en su peor momento, con la derrota del paro petrolero a sus espaldas y con su base social desmoralizada, el gobierno en lugar de liquidarlos política y económicamente, repitió la historia posterior al 13 de abril, y abrió un compás de perdón a través del establecimiento de la mesa de negociación y acuerdos, cuyos garantes fueron la OEA y el Centro Carter, hoy, avanzada del imperialismo al interior del CNE. Como afirma la vicepresidenta de Súmate y encopetada representante de los "Amos del Valle", María Corina Machado, en una comunicación a Chris Sabatini, representante del National Endowment for Democracy: "la reciente firma del Acuerdo entre el gobierno y la oposición venezolana, con el aval de la comunidad internacional, ha ratificado la agenda y el calendario del próximo proceso". Efectivamente, el acuerdo del gobierno con los golpistas, avalado por el imperialismo, nos ha traído hasta los referéndums ( la nueva táctica desestabilizadora imperialista). Pero ya los hemos derrotado y lo seguiremos haciendo, ahora en el terreno de ellos, pero con los métodos propios de los trabajadores y el pueblo: la movilización y la lucha permanente.

Es necesario, en tal sentido, reorganizar y reimpulsar la campaña contra la impunidad ahora estrechamente ligada a la lucha contra el megafraude. A Aporrea le corresponde una gran responsabilidad en esta tarea, haciéndose urgente la convocatoria de una nueva asamblea nacional de organizaciones obreras, populares y políticas para discutir un plan de movilización contra el megafraude y la impunidad.


Prof. Miguel Angel Hernández Arvelo
Coordinador de Extensión de la Escuela de Sociología de la UCV
Miembro de la dirección nacional de Opción de Izquierda Revolucionaria (OIR)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2643 veces.



Miguel Angel Hernández Arvelo

Profesor de Historia en la UCV y miembro del comité impulsor del Partido Revolución y Socialismo. Como marxista, Hernández aboga por el definitivo rompimiento con el capitalismo en Venezuela y por la construcción del socialismo.


Visite el perfil de Miguel Angel Hernández Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas