La Soledad de los Traidores y otras cosas...

La Hojilla Nro. 03



Esta edición de La Hojilla, está dedicada a la traición como elemento de expresión y posición de algunos personajes que insisten en hacer el juego a las Putas de los Medios.

Yo entiendo por disidencia, convertirse en un punto crítico que abogue por mejorar una situación política, moral, cultural, económica, etc., tendiente a mejorar lo que se va desarrollando, incluso y es válido, tomando como base posiciones contrapuestas que difieran de norte a sur con lo que se ha estado apoyando. Pero, nunca entendería como disidencia, la puñalada trapera de personajes que lograron obtener renombre a costa de un proceso y culminan alabando y defendiendo aquellas posiciones que están totalmente divorciadas de los cambios impulsados.

Hago esta acotación porque respeto posiciones que han sido críticas con el proceso revolucionario, ejemplo Domingo Alberto Rangel (padre), quien si bien es cierto ataca al actual gobierno, también es cierto que mantiene una posición de rechazo hacia la oposición golpista.

Además, traidor es traidor y nunca podrá ubicarse en ninguno de los extremos con comodidad. Sentirá siempre el desprecio de aquellos a los cuales traicionó y la lógica reserva de quienes atacaba y ahora babosamente apoya.

El caso del General Rosendo es patético y refleja claramente lo que quiero expresar. Un hombre que estuvo lamiendo los pies de Chávez mientras a su espalda pedía un crédito para uno de sus familiares por un monto de 1300 millones de Bolívares en el Banco Industrial, para luego convertirse en uno de los golpistas de abril y, posteriormente, en el héroe de la Plaza Altamira y acérrimo enemigo del Comandante, sería el mejor ejemplo para señalar la enorme soledad de un traidor, cuando tiene que estar demostrando todos los días su lealtad a quienes siguen pensando que puede convertirse nuevamente en traidor.

RCTV… Comienza el desfile de los traidores… Ataque a la Misión Vuelvan Caras…

Resucitaron a uno de los traidores que se mantenía en reserva. Pablo Medina, verbo y gracia, dispuesto a defenestrar de aquellos tiempos de la rebelión del 4 de febrero, traidor confeso y uno de los atacantes a palacio el 11 de abril junto a Molina Tamayo (el almirantico) y el General Lameda (según algunos, él “mejor” administrador de PDVSA y la Gente del Petróleo), atacó la Misión Vuelvan Caras con toda la verborrea venenosa de la que hace uso normalmente…

Pero, hay una acusación que hace este elemento en medio de su aureola dañina, que es totalmente sesgada y una mentira tan grande que vale la pena señalar. El traidorcito saca a colación una supuesta negociación de unas barras de oro depositadas en el Banco Central de Venezuela, que trataría de negociar el gobierno de Hugo Chávez para beneficiarse o, como él afirma, “para robarlo…”

Para que vean las vainas y como un traidor puede hacer uso de la suciedad que le embarra, les doy la siguiente información:

Efectivamente, a un banco inglés fueron trasladadas un lote de barras de oro. Pero, no fue en tiempos de Hugo Chávez y Pablito Medina lo sabe. Esto ocurrió en tiempos de Carlos Andrés Pérez o de Jaime Lusinchi… Resulta que nuestras barras de oro, algunas con sellos de la reserva norteamericana, debían ser trasladadas para que les pusieran el “Good Delevery” o certificación numérica de calidad.

Cuando se estaba haciendo este traslado, se armó una alharaca en el extinto congreso de la IV República y el propio Pablo Medina, participo junto a Homero Parra (adeco) en una comisión que investigaría este envío. Al final, se demostró que no hubo delito en estas operaciones que buscaban certificar las barras de oro pertenecientes a la reserva y, creo, aún están en ese banco londinense ganando intereses para la nación…

Pablito demuestra una vez más no solo su calaña de resentido, sino que es capaz de utilizar la mentira como elemento desestabilizador…

Alberto Jordán, un ilustre desconocido que llegó al congreso de la mano de Hugo Chávez, se suma a la fila de traidores que visitaron a las Putas de los Medios; esta vez para hablar de la agresión a los periodistas… pobrecitos señoritos que no quiebran un plato y que, por salario e indigna actitud que niega todo tipo de ética profesional, son agredidos por quienes fueron emboscados en Puente Llaguno… y hasta un premio “Príncipe Asturias” se ganaron con los montajes…

Por cierto, Javier García saca de nuevo el caso Tortoza a la palestra y Jordán lo evade. Es que este caso tiene nombre y apellido, tiene autos probados, tiene culpables, tiene autores intelectuales… ¿Por qué el canal del estado no reedita este caso y lo saca al aire? Hay mucha tela que cortar en el caso Tortoza y sería interesante tratarlo individualmente… ¡Carajo, si sería interesante!...

Venevisión… la misma vaina…

Aparte de Napoleón Bravo y su repetición continua de las palabras “régimen”, “dictadura”, “dictador”, “Chávez Frías” (no sé porque le niega el “Hugo”) y otras especies peyorativas, al menos por su gesto desagradable, se enlaza con el ataque a la Misión Vuelvan Caras y desde ya, como buen opositor al “régimen”, le augura un absoluto fracaso… Amanecerá y veremos…

Televén… Sigue el desfile de traidores…

Carlos Fernándes abre frente contra el CNE, como cosa rara en esta semana. Mujica, quien viene de RCTV y Venevisión hablando la misma paja, continua denunciando ilegalidad en el CNE, ahora con Nelson Rampersad (ambos del difunto MAS)… La oposición se niega a ser revisada, se niegan a que sus planillas pasen por el ojo crítico del pueblo y esto solo es motivado por el enorme Fraude que esconden.

Tascón los barajó contra el piso, incluyendo al amigo Fernándes que se convierte en uno más del panel de los golpistas… Hay que hacer revisión de todas y cada una de las firmas sin discusión, para demostrarle al país que hubo Fraude.

Comentario aparte es el desesperado intento de Ezequiel Zamora por quedar bien con Dios y con el Diablo… Se dice, se habla, se comenta… de la presión abierta y coño de madre que le ha estado inflingiendo Miriam Kornblith (disculpen si me pelé en el nombre), para serrucharle el puesto… En esto de los partidarios, la oposición es cabrona a la hora de juzgar… No lo van a creer, pero han acusado a Ezequiel Zamora de “chavista”.

Una reflexión…

Nunca en la historia de los directorios rectores electorales, hubo un organismo tan consensuado como el actual. Se le ha facilitado a la OEA, al Centro Carter, hurgar y meter las narices en todos sus departamentos. A pesar del ataque incesante de la oposición para desprestigiarlo, nunca se había visto tal disposición a crear las características técnicas que faciliten y legitimen una decisión de su directorio… Esto, no ha sido suficiente para los tracaleros fascistas… Hay trampa en su proceder, hay delito, hay vagabundería y se niegan a cualquier tipo de revisión…

Le aconsejaría al Comandante Hugo Chávez, internacionalizar el proceso inédito de la recolección de firmas… Traer a Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel, Noam Chomski, Movimiento Sin Tierra y a todas aquellas organizaciones progresistas para que vigilen el proceso junto a la OEA y el Centro Carter… ¿Por qué? La mejor manera de evitar la conspiración que tiene sus bases desde el imperio de las transnacionales petroleras, es LEGITIMAR internacionalmente el proceso revocatorio y, ¡claro está!, demostrarle al mundo quienes son los vagabundos.

mario@aporrea.org
msilvaga@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5125 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas