Recetas de las estructuras ni curan ni previenen

Los factores socio culturales son mucho mas serios que los rasgos de esta revolución completamente propios de Latinoamérica. El error revolucionario esta en empeñarse en aplicar los mismos esquemas teóricos que ya todos conocemos.

Condición esencial para la purificación revolucionaria la profunda división en el seno de la minoría dirigente que labora en las estructuras traducida en deslealtad y traiciones. Pugnas naturales que se dan en la política dicen unos, condiciones propias de un proceso manifiestan otros, Lo cierto que hay grandes masas de pueblo insatisfechos moralmente porque no se han modificado las estructuras políticas, sobre todo por la falta de voluntad revolucionaria para hacerlo. La ambición política es predominante. No hay un proceso mental colectivo en los directores y funcionarios que acompañan la revolución.

Desde la formación del PSUV partidos como el PPT, PCV, Podemos que paso a la oposición y los otros que decidieron apoyar el proceso manteniendo sus principios por cuotas de poder. En los cuarteles muchos espíritus de cuerpo acompañan a Baduel, este origina un gran daño así digan lo contrario. El ejército latino por su ideología asumida después de la segunda guerra mundial es un obstáculo permanente para el crecimiento revolucionario. Pasaran muchas generaciones para borrar la influencia imperial de poder por las armas para sostener el capital. Lo que no puede pasar es la sanción civil o militar al traidor. Yo estoy de acuerdo con el espíritu de cuerpo militar por una falta leve o incluso grave, pero sostener la neutralidad a un inmundo traidor no puede ser solidaridad es complicidad egligencia u omisión. Castro extirpo de raíz esa enfermedad trasmitida en el aire del poder, Acosta Carles, Millan y los otros involucrados en el complot influyen en los políticos civiles, hay un montón y se multiplican como moscas, es el virus de la traición que afecta silenciosamente la sociedad mientras sigamos con el bla, bla, bla.

Que la constitución no contempla el fusilamiento, la constitución no contempla muchas leyes necesarias para la construcción socialista, por eso la reforma que nos negaron. Por eso las leyes habilitantes, son paliativas, permitirán en ciertos ámbitos vivienda, agricultura y militar conjugar un mejor proceso pero no más. Necesitamos renovar la constitución si queremos llegar al socialismo, si la intención es esa hay que renovarla, no tenemos otra opción. La asamblea, ministerios, gobernaciones, alcaldías, necesitan hombres y mujeres de voluntad revolucionaria que acompañen al presidente y al pueblo. Es una cuestión de utilizar la inteligencia en equipo. Diez personas que reflexionen sobre la manera de utilizarla y será la oportunidad de Venezuela para salir del problema del individualismo burocrático, Se trata de ser mas inteligentes trabajando en estructura, no cada uno por su lado, criticando al otro. Falta un sello de originalidad en las actividades cotidianas de las estructuras publicas de esta revolución..

Ya sabemos que la casa blanca del Vaticano tiene una moral negra para pretender seguir actuando en primera fila en el escenario mundial. Tuvimos dos años para pronunciarnos contra el Vaticano previniendo el asilo concedido a Moreno, algo de esperarse por la intromisión de la Iglesia contra la revolución. No lo hicimos, no porque con ello se pudiera evitar el asilo, sino como un mecanismo para adelantarse a los acontecimientos esperados por quienes realizan oposición abierta. La reflexión sobre los derechos humanos era una gran oportunidad para trabajarla con el pueblo, por parte de la defensoria del pueblo, de la asamblea nacional o de cualquier ministerio. Casos para comparar hay por millones. El asilo es materia de derechos humanos. Anteriormente el destierro, el refugio, fue, es utilizado por millones de personas que apoyan la causa revolucionaria desde cualquier parte del mundo para evitar perder la vida en sus países de origen.

Venezuela se halla inmersa en un proyecto revolucionario. Este proceso es el mas apto para arrastrar por doquier las transformaciones que necesita el mundo actual. Constituye una mezcla de hechos y de hipótesis que chocan con una de las barreras psicológicas más formidables y fuertes de nuestro sistema, el burocratismo. La enfermedad mas grave para el día de mañana ya que no permite adelantar los acontecimientos ni agilizar los tramites revolucionarios para ganarle al freno capitalista.

Este voluntario atraso de la realidad se une la percepción involuntaria de esta misma realidad. Indignación, ambigüedad, contradicción de la cultura. La derrota cultural en la revolución es la mas abrumadora de todas las derrotas. La única que jamás se olvida porque no es culpa del imperio, es una intima debilidad nacional. La cultura es siempre el reflejo de la realidad política y social. Realidad revolucionaria que combate contra una oligarquía manejada por los EEUU compuesta por embrutecidos tas donde impera la idiotez del golpe y del magnicidio con la bendición de la Iglesia. Lo venimos realizando con mas agudeza desde el 2002, será que necesitamos otros golpes o el mismo magnicidio para actuar.

Unas veces la actuación de la estructura política conforta nuestro sentimiento de superioridad intelectual y moral, otras veces es la negativa ha constatar lo que puede derribar un prejuicio y entonces despliega una sutileza sin limites en la desfavorable interpretación de la realidad interna.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2552 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: