El problema de la oposición es que no sabe que esto es una verdadera Revolución; Julio Borges y su proyecto neoliberal

Los neo-fascistas de la oposición, desconocen por completo como es el comportamiento político de una verdadera Revolución. Por ello incurren en errores de apreciación cuando tratan de analizar las políticas del proceso bolivariano en lo económico, social y militar. Una verdadera Revolución es construida desde abajo hacia arriba, y con la participación de una inmensa mayoría de ciudadanos. Es allí donde radica la fuerza de la Revolución Bolivariana, nadie puede negar el factor mayoritario que obtiene este proceso de cambio estructural cada vez que se realizan elecciones. Si bien es cierto que hubo un traspié el 2D, debemos recordar que las Revoluciones sufren recaídas, reacomodos, variaciones, y que todo esto esta bien planteado en las tres “R”.La inclusión de los mas desposeídos es vital y se esta logrando a pasos agigantados. Venimos de procesos excluyentes, de una economía de guerra, con procesos inflacionarios, con una carga social abrumadora, donde el grueso de la población un 80 % más o menos vivía en condiciones paupérrimas. Todo esto en los 40 años (1958-1998) de la llamada democracia puntofijista. El avance efectuado en los últimos diez años es innegable. Aun con la determinación de un grupo neo-fascista y neo-liberal de querer acabar con todo. La respuesta del pueblo debe ser contundente este 23N, Sufragar por los candidatos comprometidos con la transferencia del poder político al pueblo soberano. Es ahora o Nunca!!!.

00000000000000000000000000000000000000000000000000000

Julio Borges es un neo-liberal convicto y confeso. Ahora con pretensiones socialistas, en ese pastel que llaman “democracia social”. Borges admite que en la Venezuela del pasado existía exclusión de la gran mayoría de venezolanos. Esta exclusión hacia perder la nacionalidad, conduciendo a la población a estar fuera del mercado laboral y lejos de los factores económicos. Producto de esa perdida de nacionalidad y de soberanía hizo posible el estallido social del Caracazo. Punto de rompimiento con los viejos esquemas neoliberales. Julio Borges también admite que el centro de todo proceso político-económico debe ser el hombre. La Revolución Bolivariana con su carácter “Antropocéntrico” reúne esa cualidad. Donde Julio Borges perdió la Chaveta es cuando habla de dar a los venezolanos parte de la renta petrolera en forma de dinero fresco. Una suerte de tarjeta “Mi Negra”. También desluce cuando de manera irresponsable dice que los venezolanos deben convertirse en propietarios. Ahora la pregunta seria ¿propietarios de que?. El Neoliberalismo no conduce a la propiedad colectiva, solo conduce a la perdida del trabajo necesario y al empobrecimiento de grandes masas de trabajadores. La privatización, que en si es lo que encierra el ofrecimiento de Julio Borges, es la destrucción de la propiedad colectiva y necesaria. Con el hecho de que los nuevos propietarios es decir los terratenientes, terrofagos, burguesía, etc., mantendrían grandes ganancias en base a la explotación de los pocos que trabajarían en sus propiedades. Ese es el fin que busca todo Neoliberal como Julio Borges, por eso no podemos dejarnos confundir, con los aspavientos y el falso lenguaje de este lechuguino y petimetre representante del Neo-Fascismo en Venezuela.

NO VOLVERAN
Saludos cordiales, RAS, Siglo XXI
pedro2_jose@yahoo.com
venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2120 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a63609.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO