¿Construcción socialista o Lucha antiimperialista?

Para todos los revolucionarios o izquierdistas en toda la tierra, la imagen política del cambio de sistema ya no es por las armas buscando un resultado local. Ya no es tan romántica, tan simple y letal esa resolución. Todas las esperanzas para lograr un nuevo modelo se concentran en vencer al imperialismo estadounidense.

La noción del socialismo se ha vuelto más confusa de lo que era. Tan sujeta a discusiones y polémicas doctrinales  sin sentido y tan poco se entienden de su verdadero contenido los políticos e intelectuales partidarios de esta. Lo que hace difícil para la masa tomar partido debidamente por un término u otro de la alternativa socialismo- revolución, como si cada una de ellas correspondiera a una realidad distinta de lo humano buscando un cambio social.

Ya entrado en el siglo XXI el planeta continua dividido en dos partes: Norteamérica y Europa ciudadelas represivas, de otra, el resto de la tierra resistentes al capitalismo. Campo revolucionario este, por esencia, al cual se mezcla una cantidad intermedia de países  híbridos cómplices de los norteamericanos. El principio de tal división en el mundo es la ruptura teórica entre capitalismo-socialismo, no así la practica del capitalismo sistema fracasado en su totalidad por imperialista. Siendo el imperio consecuencia del capitalismo. Y si revolución significa progreso del socialismo, es lógico determinar que el mas poderoso de todos los países capitalistas será el ultimo en ceder al empuje socialista.

Espíritu revolucionario o antiamericanismo son términos idénticos, surgen por la influencia estadounidense y su sistema capitalista, la cual proporciona una llave maestra para diferenciar cualquier situación en todo el mundo. Para que esta tesis sea coherente debe existir la certeza de la imposibilidad de que se pueda construir un socialismo sin derrotar al imperio norteamericano.

Estos son razonamientos tan antiguos como el saludo, sin embargo debemos preguntarnos: ¿Por qué continúan siendo la clave de las actitudes políticas? ¿Por qué continúan  aceptados en sus conclusiones? Siendo así, que cada uno de estos elementos que los componen ha sido refutado, criticados o fuertemente matizados por los mismos que la utilizan. ¿Cómo puede seguir siendo cierto o dar por cierto en bloque lo que es falso en detalle?

Es verdad la ex URSS, después Rusia en los últimos veinte años, ha cesado de funcionar como centro de impulso revolucionario, hasta la llegada de Putin  y Chávez quienes revivieron a sus países y al tercer mundo. Chávez resucito a Cuba, gracias a eso su inquebrantable moral revolucionaria repunta otra vez. La China de Mao solo sirve de modelo puramente retorico. Los nuevos lideres, Chávez, Putin, Ahmadineyad, cada uno en su área geográfica han tomado la posta desafiando abiertamente al imperio. Los tres con petróleo, ¡y en que cantidad! Es el arma para sostener la lucha antiimperialista. Y ¿de construcción socialista?  De socialismo por ahora solo tienen el nombre, aun considerando los obstáculos imperiales que tienen que superar. Nos vemos obligados a constatar que se trata como siempre de nuevas elites que rodean  a estos líderes, de cuyos gobiernos no estamos muy seguros por el sistema económico empleado. Con los excedentes del precio por el petróleo de estos dos últimos años el cambio social debería ser más notorio.

Los sudamericanos tenemos la conciencia generalizada de que se vive una época de cambio o un cambio de época como dice el compañero Correa. Por una parte la etapa de desarrollo e impulso de cantidades enormes de materia prima no elaboradas tiene que terminar. Por otra se torna claro el poco margen de auto determinación de las naciones latinas por su dependencia económica con los estadounidenses y últimamente con mayor incidencia los europeos. Socios militares que exigen una creciente enajenación de soberanía por parte de los gobiernos.

Casi en su totalidad las naciones sudamericanas luchan por su independencia política. Conducidos por una generación de presidentes con deseos revolucionarios por lo tanto antiimperialistas. La conciencia lograda en las elecciones electorales, referéndums y su alta popularidad es una marca de optimismo y de actitud rebelde de estos pueblos, llevándolos a sus líderes a sobreestimar sus fuerzas y posibilidades en la lucha por superar el subdesarrollo impuesto. En estas circunstancias en nuestros países se abre una brecha histórica que favorece la gran presión impulsada por Venezuela. Estas presiones permiten conquistar posiciones ideológicas en Ecuador, Bolivia, Paraguay, Argentina. La crisis de los pueblos en donde el  desempleo es una de las causas de la pobreza latinoamericana.

Es el caso venezolano, boliviano, ecuatoriano, argentino, en todos los países. Los ataques embrollados y furibundos en torno del socialismo a la pacifica, que al parecer no tiene el derecho moral a hacer que los latinos sean mas prósperos e instruidos y mas iguales de lo que son los europeos y norteamericanos, utilizando la ridícula excusa de la clase media y oligarquía de que no es un socialismo puro, sino de un capitalismo bajo un gobierno socialista.

Esta pugna con las oligarquías ilustran la complejidad de enfrentar al imperio estadounidense y su contra revolución locales en dos sistemas de producción. El uno totalmente negro y fracasado para todos los pueblos y el otro color blanco por la incógnita de su desarrollo económico social en el mundo de hoy. Sin embargo la actividad revolucionaria debe consistir sin otra consideración en apoyar por todos los medios la construcción socialista en contra del capitalismo.

Vivimos por lo tanto un momento esperanzador y critico a la vez. Los graves problemas del imperialismo,  del desarrollo capitalista y de las revoluciones de los pueblos en todo el hemisferio. La capacidad de percepción de la clase sindical, su capacidad de integración rápida para actuar con objetivos definidos y revolucionarios uniendo fuerzas, sin desgastarse en posiciones sectarias para lograr realmente una cohesión política nacional será indudablemente un factor decisivo para la revolución bolivariana. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3111 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: