Comandante Hugo Chávez: política exterior y política interior de la Revolución Bolivariana

La frase: “Chávez los tiene locos” se convertirá en necesidad de análisis para las Ciencias Políticas por su contenido, su intención y, principalmente, por ser una frase salida del propio pueblo bolivariano, nacionalista y revolucionario; frase no propuesta por los intelectuales de izquierda, por la política dogmática y los seudo-bolivarianos que se adscriben al proceso bolivariano. El segundo tema, es la poca, por no decir escasa, discusión pública que se le ha dado al reciente viaje a Europa del Presidente Chávez Frías en el marco del “proceso bolivariano”. En tercer lugar, los políticos revolucionarios parecieran no leer la prensa nacional, “uribista” y “contrarrevolucionaria”, ya que no han comentado sobre como esa prensa viene publicando, bajo el mismo esquema positivista, las críticas al Gobierno Bolivariano como así lo realizaron antes del Golpe de Abril del 2002, del Paro Petrolero, del Referendum del 2-D y en los momentos previos a las diferentes “guarimbas” realizadas por los “contrarrevolucionarios” y un sector importante de la oposición. ¿Por qué está sucediendo esta realidad?

El Presidente Chávez Frías acaba de realizar una gira, importante, por demás, a Europa. Como es de conocimiento público, el Presidente Chávez Frías visitó Bielorrusia, Rusia, Portugal y España. Como sucede siempre, la prensa internacional y nacional de derechas, criticó los objetivos de los contenidos del viaje. Básicamente, tal crítica, se centró en cuatro objetivos: la adquisición de armamento, el supuesto acuerdo sobre la instalación de una base rusa en la costa oriental de Venezuela, la reunión con el Rey Juan Carlos y el compromiso de suministrarle a España un mayor número de barriles de crudo (petróleo) a España a US$100 dólares americano.

El impacto internacional sobre el compromiso de elevar el número de barriles diarios de petróleo a España a precios fijos de US$100 tiene varias lecturas. Chávez Frías le está mandando un mensaje a los compradores internacionales de petróleo sobre el “precio justo actual” del barril de crudo. En segundo lugar, está afianzando el contenido socio-económico de PETROCARIBE aplicado a España (en este caso concreto) sin ser miembro de PETROCARIBE, de su carácter social-socialista de tan importante esquema de relaciones energéticas. En segundo lugar, la frase de agradecimiento del Rey Juan Carlos a la deferencia de Chávez Frías de trasladarse a la isla de las Baleares a visitarlo y el regalo de la franela con la frase ya conocida, significa, no solo la calidad de la relación personal entre ambos Jefes de Estado sino también el mutuo respeto y la realidad de una “política internacional pragmática” (“realista” dirían los expertos internacionalista de las derechas) de ambas naciones. Para España, el proceso de Independencia de las colonias americanas españolas nacido, en su proceso fáctico, en Caracas, es una “herida” en el “orgullo cervantino” solo comparable con la derrota hispana en Trafalgar infligida por la armada de la Corona Británica.

La “política de Estado” de “renovar el parque armamentístico” es una política “nacionalista”. Lo que está detrás de la crítica a la adquisición de armamento, necesaria, por demás, es la “política de Washington” de convertir a las Fuerzas Armadas del continente americano, en simples “fuerzas policiales” para la “represión” de los movimientos sociales, armados y/o desarmados; el supuesto combate a la producción y tráfico de drogas hacia el mercado norteamericano: “policías de punto”, anyway.

Pero lo interesante fue la lectura de las palabras del Presidente Chávez Frías sobre si, en alguna oportunidad, fuerzas armadas rusas visitaban Venezuela, serían bienvenidas. Chávez Frías, en ningún momento, mencionó sobre la apertura de una base militar rusa en Venezuela; sobre la construcción de instalaciones militares rusas en costas y/o puertos venezolanos, o la presencia permanente de fuerzas armadas rusas en Venezuela. La lectura de la prensa de derechas, nacional e internacional, en connivencia, sobre el tema, está, quizás, buscando dos objetivos: el primero de ellos, podría referirse a la réplica rusa a la instalación del llamado “escudo de mísiles y radares” que los Estados Unidos de América acordó con la República Checa y Polonia bajo cualquier pretexto para presionar, militarmente, a Rusia, Irán y China y apoyar la política guerrerista de la “Colombia del Cercano Oriente”. El segundo objetivo, es crear el “eje de los estado rogue” compuesto por Rusia, China, Irán, Cuba y Venezuela, principalmente, lo que, en última instancia, es la renovación “condoleezzaniana” de la “Guerra Fría”. ¿Qué y cómo han comentado, estas realidades internacionales de la política bolivariana de Estado, los analistas revolucionarios, los socialistas revolucionarios, los políticos bolivarianos, los “marxistas-leninistas”? ¿Estamos “adequizados” (socialdemócratas)?

El domingo, próximo pasado, del 27 de julio, 2008, dos programas de televisión causaron un “revuelo nacional”. El programa “Alò Presidente” y “José Vicente hoy”. José Vicente Rangel presentó la encuesta de Seijas con porcentajes muy importantes que complementó con una muy “seria y preocupante” opinión en su columna de los días lunes en el matutino “Ultimas Noticias” del 28 de julio. El Comandante, Presidente de la República Bolivariana y líder máximo de la Revolución Bolivariana, regresó “por la goma”; usando su argot: “tirando puro strike”. Como decimos en buen criollo: ¿qué le dieron de comer los rusos y los españoles? No lo sabemos, pero fue claro, preciso, sereno y muy directo con todos los que están suscritos con la Revolución Bolivariana: “tirios y troyanos”. No dejó tema que no mencionara y que lo criticara en positivo pero con énfasis. Hacia largo tiempo que el “líder de la Revolución” no era tan crítico con “propios y extraños”. Nos permitimos una sugerencia a todos aquellos a quienes puntualizó: ¡A trabajar o al “cesto de la Historia”!

Además, le dijo al país entero donde están las fallas de la Revolución tanto a nivel del Gobierno Bolivariano, del partido PSUV, como a las propias bases bolivarianas. No dejó “piedra sobre piedra”; se manifestó como un verdadero líder revolucionario que busca cambiar las propias bases del sistema capitalista (Carrera Damas: “¿Alexandr Kerensky o Vladimir Ilich Lenin?”). Dentro de ese esquema de ideas, se dirigió a los partidos que se adscriben al “proceso revolucionario, bolivariano, humanista, popular y socialista”. Dijo cosas muy duras pero dentro del respeto que el líder debe tener con quienes lo acompañan. Es por ello que es necesario precisar los puntos políticos e ideológicos.

Una de las lecciones que hemos venidos aprehendiendo y aprendiendo en nuestras clases en la Escuela de Historia de la UCV, es el bajo nivel de “teoría y praxis” de propios y extraños. Los conocimientos sobre teoría política de las actuales dirigencias políticas de jóvenes de la Revolución Bolivariana, son críticos. No solo no se conocen las teorías marxistas sino que también se desconocen las teorías positivistas, tanto en el sector revolucionario como el “grupo de los 100”. Pero en descargo, debemos reconocer el espíritu de lucha, honesta y sincera, tanto de los jóvenes revolucionarios como de las derechas que “pululan” en la Escuela de Historia. Las Revoluciones no se llevan a cabo a punta de “puro espíritu revolucionario y de buena fe”. Es necesario el conocimiento teórico y la praxis cotidiana además de no “despreciar ni descalificar” al oponente, sea civil o militar, porque todo revolucionario está en la permanente obligación de conquistar “los corazones sensibles” de los adversarios comprometidos con los “procesos de cambios profundos”, nacionalistas y revolucionarios.

José Vicente Rangel, en su columna mencionada, elevo a la consideración de sus lectores, una muy importante crítica a la realidad que se presenta en la sociedad venezolana cara las elecciones del próximo mes de noviembre. Decimos que “elevó” y no comentó las encuestas porque José Vicente obliga al lector y a sus oyentes dominicales a “pensar y analizar” con objetividad las realidades cotidianas de esta, nuestra Revolución Bolivariana, a pesar de que a algunos les “molesten las críticas”. Nadie podría calificar a José Vicente de subjetivo en sus análisis y críticas; quizás, se le podría decir que es “vehemente” pero ¿cuál revolucionario comprometido no es vehemente? Es, por ello, que es de importancia tomar en cuenta sus críticas positivas. Nos referimos al contenido en su análisis de su columna “ElEspejo”: “El acertijo electoral” (Ultimas Noticias, lunes, 28 de julio de 2008, El PAIS, P. 22) El tema son las elecciones de noviembre y la encuesta de la empresa Ivad, de Félix Seijas. Señala JVR una precisión que es obligante analizar: “…Si uno se guía por este resultado, no habría nada que hacer: el chavismo arrasa. Pero el problema está cuando se le pregunta a la gente por su simpatía partidista: 42,8% responde que ninguna…En la actualidad, en esa la situación: que 46,9% de venezolanos no se define respecto a los partidos, los rechaza, no sabe qué hacer o simplemente omite pronunciarse, por lo cual hay que concluir que el resultado del 23 de noviembre, por ahora, luce como un acertijo…” ¿Estamos regresando a “tiempos pretéritos” cuándo la sociedad venezolana estaba desilusionada con el “quehacer cotidiano” de los partidos políticos? ¿Estamos observando las realidades político-fácticas de la derrota del 2-D, por estrecha que haya sido? ¿No significarían estos números que no hemos superado la crisis y, por tanto, no se ha analizado ni se estaría trabajando para superar las causas del 2-D? Por tanto ¿tiene razón el Comandante Chávez Frías cuando critica, por diferentes razones, a los cuadros de la Revolución Bolivariana, tanto del PSUV como de los partidos adscritos a la Revolución?

El Comandante y Presidente Chávez Frías ha venido reiterando la necesidad de obtener victorias contundentes en las próximas elecciones del 23 de noviembre por que si las derechas nacionales con el apoyo y objetivos de las derechas internacionales logran importantes triunfos tanto a nivel de gobernadores, alcaldes y concejales, lograrían ir socavando los triunfos, objetivos y proyectos de la Revolución Bolivariana; es decir, ese triunfo de las derechas serían, para decirlo coloquialmente, la “manzana podrida en un cesto de manzanas”. Es por ello que dice el Comandante Chávez Frías que “…irían por él…” Pero ¿qué significa Chávez Frías, en el proceso internacional de un proyecto revolucionario y bolivariano que beneficia a las clases sociales menos favorecidas dentro del esquema de una propuesta socialista?

Cualquier análisis marxista, léase bien: marxista, del significado de la Revolución Bolivariana y del liderazgo, nacional e internacional, del Comandante Chávez Frías, por simple y/o complejo que lo realicemos, nos dice que el objetivo fundamental de las derechas, nacionales e internacionales, es: “matando la culebra por la cabeza (léase: Chávez Frías), acabamos con el movimiento bolivariano, social, nacionalista, humanista, y revolucionario de los pueblos de las Américas”. Así de simple!! Es por ello que es necesario, dentro del permanente análisis marxista de la Revolución Bolivariana, conocer las lecturas que realizan las derechas, nacionales e internacionales, en connivencia, sobre los diarios quehaceres de Chávez Frías, del Gobierno Bolivariano, del PSUV, de los partidos adscritos a la Revolución Bolivariana, y de cada colectivo por grande o pequeño que sea. Hay que ponerle un “parao” al “infantilismo de izquierda”.


delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5607 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a61292.htmlCd0NV CAC = Y co = US