El poder mediático en franca derrota

A los pueblos no los engaña nadie

Es realmente asombrosa la inmensa hipocresía que destilan los dirigentes de la
oposición y quienes le hacen coro a través de las jineteras del Apocalipsis y
los llamados grandes diarios, convertidos éstos últimos desde hace bastante
tiempo en unos pasquines que dan vergüenza. Es increíble esa capacidad que tienen la mayoría de los medios venezolanos para decir mentiras una tras otra y paramanipular la información sin importarles un pepino la forma de hacerlo, creyendo que con ello engañan al pueblo.

Esa campaña de desinformación que ha traspasado nuestras fronteras con el apoyo concertado de decenas de medios de la misma calaña, no ha podido lograr sucometido de hacerle mella a la credibilidad del Comandante Chávez ante los pueblos del mundo y, en particular, ante los de la América Latina, por cuanto se trata de un líder indiscutible, al cual es muy difícil ocultarle o desvirtuarle sus
propósitos y aciertos en ese tremendo compromiso que adquirió de llevar adelante en su país un proyecto de transformación política, social y económica que haga factible la igualdad de oportunidades, la justicia y el desarrollo solidario del pueblo, sobre bases ideológicas cimentadas en la sabia de nuestras propias raíces yestructuradas en las conductas y procederes de quienes lograron independizarnos del yugo de las coronas de la península ibérica, y que en sus proyectos y sueños no estaba el logro de ese sólo objetivo, sino que había que avanzar hacia la concertación y la unión muy estr echa de todos los pueblos de esta parte del mundo, como real garantía de un crecimiento y desarrollo autónomos, pero que, lamentablemente, lo impidieron las traiciones y las componendas de los que asumieron el poder, luego de la independencia.

El proyecto que lidera Chávez busca eso que quedó truncado. Ha planteado el
relanzamiento de ese propósito de unión solidaria de lo latinoamericanos y en eso, no hay duda alguna, ha habido avances relevantes. Está en la búsqueda del diseño yfortalecimiento de una estrategia de lucha que nos facilite la articulación de acciones en lo político, en lo económico y en lo social que le concedan sentido de oportunidad real y concreta a esos sueños de unidad latinoamericana, en el marco del mayor respeto a la soberanía de cada país, sueños esos planteados hasta el momento como metas inalcanzables y que sólo han servido a muchos, a lo largo de nuestra historia republicana, como tema para la oratoria vil y engañosa, pero que,ahora, con un liderazgo como el de Chávez, ya es imposible que sigan siendo utilizados para la manipulación.

Eso es lo que les molesta y no lo admiten las oligarquías vendepatrias que por
años han tenido bajo su control absoluto la conducción y orientación de nuestras
repúblicas y que hoy ven con inmensa estupefacción, cómo ese poder omnímodo ya lo están perdiendo de manera inexorable. No les conviene que nuestros pueblos hablen en voz alta y con la mayor dignidad en los foros internacionales acerca de la libertad y la soberanía para auto gobernarse, sin tutelajes de ningún
tipo, de manera que puedan mostrar ante los ojos del mundo sus ideas y convicciones y hacer conocer, libre de todo tipo de presiones extrañas, lo reiteramos, cómo han de plantearse la búsqueda de sus propios objetivos de desarrollo y lasestrategias para lograrlos. De allí que los medios transmiten todo lo contrario, sobre la base de propalar falsedades sin meditar su calidad y tamaño, al punto de que, en la mayoría de los casos, todo esa porquería que producen en sus labotarios muy bien dotados está metida hasta los tuétanos la mano de la CIA y para sutotal fracaso, se les ha venido convirtiendo en un boomerang.

Ciertamente esa atroz campaña de desinformación en lo absoluto les ha dado algún resultado y, muy el contrario, les ha traído nada más que desilusiones y
amarguras, generándoles todo ello una rabia incontenible que no les permite la reflexión y mucho menos el convencimiento de que con las mentiras, el chantaje y las trampas no van a ninguna parte. No solamente los medios han perdido credibilidad, al punto de que, por lo menos en Venezuela, los diarios que mantuvieron durante muchos años las mayores cifras en ventas, como lo fueron El Nacional y El Universal, han visto cómo las mismas se les han reducido a niveles dramáticos. A loskioskos llegaban de ambos, centenas de ejemplares y se agotaban en pocas horas, pero en los actuales momentos esos centros de ventas reciben únicamente dos o tres ejemplares y casi siempre se les queda uno sin vender. Cualquiera puede indagar esto que afirmamos, pues es muy fácil verificar ese descalabro. Con los canales de TV comerciales pasa algo parecido y aun cuando allí es mucho más difícildejar de verlos, pues invaden nuestras casas las 24 horas del día, sin nuestro permiso, hemos conocido que mucha gente que adversa a Chávez, nos ha dicho que ya están cansados de que se les tome por "pendejos" y por ello ya no los soportan y buscan la manera de no verlos.

Pero el asunto no está en que los medios se están quedando sin público. Todo
ello ha llevado a que observemos otras manifestaciones de mucha mayor
relevancia, como el hecho de que ante esas asquerosas y burdas maniobras de esconder la verdad de todo cuanto se hace en este país por rescatar al pueblo del abandono en que lo había postrado la IV República, en la América Latina toda ha comenzado un despertar de los pueblos que deja atónitos a cualquier analista político. Ya no se trata de que Venezuela avanza por buen camino en busca de su desarrollo independiente y soberano de la mano del pueblo y en donde ya no son las cúpulas empresariales y sus tinterillos asalariados que siempre les sirvieron en bandeja de plata el poder político y económico del país, sino que el Continente por
cualquier rincón que se le mire, hace rato comenzó a dar señales sumamente claras de querer ahuyentar para siempre, a como dé lugar, esa terrible pesadilla que lo mantuvo cautivo por casi doscientos años y en ese despertar, sin duda alguna, estamos persuadidos de que nuestra revolución bolivariana ha jugado y sigue haciéndolo, un papel ejemplarizante, muy a pesar del inmenso poder mediático activado todas las horas del día desde el Canadá hasta la Patagonia.

Como ejemplos de esta efervescencia generalizada de nuestros pueblos por
librarse de manera definitiva de la explotación ancestral, como dice el dicho basta un botón, pero es que son muchos más los que hay... Veamos algunos:

El pueblo brasileño le dio su aprobación al trabajador José Ignacio Lula Da
Silva, hombre de extracción popular y luchador social incansable por la reivindicación en dignidad de la inmensa masa de pobres de uno de los países más grandes del globo, para que lo condujera a destinos de la mayor justicia social y por ese camino él avanza con evidente inteligencia y tino.

La Argentina dio al traste con el gobierno neoliberal de De la Rúa y optó por
designar presidente de la nación a un hombre que ha venido abjurando del
neoliberalismo y propiciando un gobierno de claro corte popular, que ya, a muy pocos meses de haber llegado a la Casa Rosada, ha logrado avances significativos en ladepuración del aparato de justicia corrompido por años, así como ciertos cambios en lapolíticas económicas dirigidas a relanzar la alicaída capacidad de producción de la otrora gran potencia productora agropecuaria del mundo, buscando con ello la generación de miles de puestos de trabajo, la cual estuvo al borde del mayor descalabro económico conocido en su historia, por culpa de la imposición de políticasexpoliadoras y privatizadoras impuestas por el FMI.


En Ecuador asume la presidencia Lucio Gutiérrez, gracias al poder popular de
las clases campesinas e indígenas de ese pequeño país andino, pero que pareciera
pretender olvidarse de ello, agarrado después de su triunfo electoral de la mano
del neoliberalismo de la forma más descarada y que sin tener una bola de
cristal, podemos aseverar que esa conducta traicionera le traerá serias y muy gravesdificultades con sus electores en los momentos menos esperados.

En Uruguay, la derecha fracasó en su intento por privatizar su industria
petrolera y allí se avizora para el próximo año electoral, con la mayor certeza, el
triunfo arrollador de las fuerzas progresistas en torno al dirigente de izquierda,
Tabare Vásquez.

En Colombia, al presidente Uribe Vélez la mentira difundida cada minuto de que
contaba con el 70% del pueblo, se le coló por los palos y le propinó dos
terribles derrotas. La primera, su incapacidad para recoger el 25% apenas de firmas con el propósito de enmendar la constitución con una serie de ideas de claro matiz autoritarista y, luego, perder a manos de fuerzas populares de izquierda, la Alcaldía de Bogotá y de otras varias capitales departamentales y distritales muy importantes del país, fuerzas ésas que pareciera como si hubieran salido del sombrero de un mago, pues las encuestadoras del hermano país, gemelas de las nuestras, ninguna oportunidad de triunfo les otorgaban.

En Bolivia, su pueblo ha dado el mayor ejemplo al mundo de que no está dispuesto a seguir tolerando traidores y cúpulas podridas de las clases económicamente pudientes, que han hecho con el país todo cuando han querido para su propiobeneficio, auspiciando y generando con ello que cada año los que menos tienen continúen en picada hacia el abismo y los más adinerados, por el contrario, prosiguieran abultando sus fortunas. Por ello derrocaron a Sánchez de Lozada, uno de los mayores y más ricos especimenes de la más rancia oligarquía boliviana.

En Centroamérica, las cosas van por buen rumbo. Se asoman por allí sorpresas
que las estaremos viendo a partir de mediados del próximo año, como pudieran
ser en Panamá, con el hijo de Torrijos, como candidato a la presidencia. En
Nicaragua, con el renovado y esperanzador movimiento Sandinista de Liberación Nacional y, en El Salvador, con el grupo ex-guerrillero, el Frente Farabundo Martí, de muy clara tradición revolucionaria, bajo el liderazgo de hombres y mujeres que
tienen en su haber no sólo sacrificios por la patria mil veces maltratada , sino una
alta calidad intelectual y moral.

De manera que la estrategia del engaño y la mentira ya no les está funcionando
y es por ello que la única salida que tienen es buscar la desestabilización a
toda costa y en lo absoluto les importa que haya que recibir con vítores y
aplausos regímenes de fuerza, para quienes desde ya saben que cuentan con el apoyo total del "State Departament" y de las agrupaciones de la derecha más recalcitrante de nuestros países. Ya lo intentaron en nuestro país con Carmona El Breve en abril/02 y quienes dirigieron la arremetida terrorista de diciembre y febrero pasados, que provocó daños cuantiosos a la economía del país, los cetevistas adecos Carlos Ortega y su compinche Cova, le anunciaron al país en su histórica conversación telefónica dada a conocer por diputados del cambio, que estaban resteados y que la oportunidad del acto de la recolección de las firmas del
28/11 al 01/12 era el más propicio para provocar una rebelión civil y propiciar, con todos los hierros, la instauración de u na dictadura por "diez, doce o quince
años".

De manera que el movimiento popular latinoamericano avanza a pasos arrolladores, mientras que la derecha, con su inmenso poder mediático en la vanguardia de esa lucha irreflexiva que ha estado librando, se autosuicida de manera acelerada con armas y pócimas elaboradas al calor de sus propios errores, de susaberrantes maldades y de sus miserias que no ha sabido disimular para su propia vergüenza.





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2776 veces.



Iván Oliver Rugeles/Rebelión


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a6113.htmlCd0NV CAC = Y co = US