Hipócritas

El mundo está lleno de casos en los que se violan los derechos humanos, como la directiva del retorno firmada por los europeos o como la situación de los presos en la cárcel de Guantánamo. Atrás queda la necesidad de cuidar la capa de ozono, de acabar con del hambre en la tierra, de la solidaridad e integración entre países y del triunfo de la justicia. Veamos:

Caso 1: El Comité Internacional de la Cruz Roja ha denunciado, en informes confidenciales remitidos a la Administración Bush, que el Ejército estadounidense ha recurrido intencionalmente a la coerción psicológica y, en ocasiones, física, a los presos detenidos en la base de Guantánamo (Cuba) y que el trato que estos han sufrido es "cercano a la tortura"".

Caso 2: "Los inmigrantes sin papeles que sean detenidos en suelo europeo podrán pasar hasta 18 meses retenidos en centros de internamiento mientras se tramita su expulsión. Podrán ser detenidos con una mera orden administrativa y una vez expulsados no podrán volver a la UE en cinco años".

Caso 3: "Estados Unidos, que emite un cuarto de los gases invernaderos de todo el mundo, y Australia se negaron a ratificar el Protocolo de Kioto, considerando que perjudicaría sus economías incrementando los precios de la energía, y alentaría la pérdida de unos cinco millones de puestos de trabajo de estadounidenses"

Caso 4: "Cinco años de muertos civiles, de decenas de miles según unos recuentos, de centenares de miles según otros. Iraq Body Count lleva contando cuerpos sin vida estrictamente civiles desde el primer día de la intervención militar. A fecha de ayer habían sumado entre 82.199 y 89.710 muertos causados por todos los grupos que combaten en Iraq, incluidos los soldados estadounidenses."

Mientras lo anterior pasa, la mayoría mira hacia arriba y silba. Pero cuando Venezuela crea "un fondo para estimular la producción de alimentos entre países miembros de Petrocaribe con ingresos provenientes de sus exportaciones petroleras" para honrar compromisos de solidaridad e integración, el escándalo es mayúsculo, mezquino y miserable. ¿Integrar es darle de comer a quien tiene hambre? ¿Integrar es compartir nuestras riquezas? ¿Integrar significa que lo que a nosotros nos sobra otros lo aprovechen? ¿Integrar? ¿Qué es eso? Es la hipocresía y la doble moral mandando.

mechacin@gmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2305 veces.



Mercedes Chacin


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60566.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO