Esfuerzo exigente

Tengo miedo amigo mío, no de las dificultades que hay que enfrentar en vida, tengo miedo de truncar el camino que soñamos un día, tenemos diez años en el poder haciendo esfuerzos por la conciencia y unas contradicciones revolotean sobre mi cabeza creándome dudas si tendremos voluntad o no, de concretar los sueños previstos en esta lucha feroz sin llanto que nos planteamos en este tiempo rumbo al socialismo del siglo XXI.

Los traidores están a nuestro alrededor, disfrazados de todo lo que se puede para suavizara tu sensibilidad, lo están haciendo amigo mío, no con tu anuencia, pero se aprovechan de tu capacidad de amar y como tienen amigos, que no son nuestros, porque violaron valores que no pudieron cultivar por su ambición de poder y una conducta enfermiza no les permite entender que estamos en otros tiempos, que el sacrificio que estamos dispuestos a soportar tiene un norte, sobre la propuesta de construir un continente más humano.

El individualismo que cargo por la calle cuando sin el pueblo hago contraloría, me hace verlos en sus madrigueras, se burlan de los esfuerzos, utilizan el poder para evitar que pasen las opciones revolucionarias, no todos los que quieren pueden, las trancas no son burocráticas, son ideológicas también me consta.

Hay en muchos casos incapacidades, pero ese asalariado no es el que evita el avance porque ni cuenta se da; es alguien que representa a una clase por la que trabaja, una pieza lo puso en un puesto que no es para que lo ejerza un antipatriota, es para que lo impulse un revolucionario y lo cheque un revolucionario y que el resultado del esfuerzo llegue a un revolucionario, en el que se pueda tener confianza revolucionaria, al menos mientras se construye el nuevo hombre; que alguien determine con una vara justa, que en su vida hubo una conducta revolucionaria en un momento determinado y seguramente seria más fácil confiar en el, que en un individuo que venga de la cuarta republica con una etiqueta en la frente y que a demás la muestre con tanta saña que te hace pensar que hay que duplicar el esfuerzo para alcanzar el objetivo.

Como revolucionario es bueno entender que todo esto forma parte del proceso, para cambiar el orden establecido se necesita esfuerzo y si hemos vivido cuarenta años de una democracia descompuesta, somos hijos de esa democracia y por lo tanto estamos descompuesto, pero la conciencia nos exige entender que el tiempo obliga para alcanzar sueños y que no descasaremos a pesar que el intento nos lleve hasta el cansancio que no debemos permitirnos, porque quedan los espacios abiertos a la contra, pero hay que decirlo, hay que saberlo, nuestro futuro depende de ir enderezando nuestro camino, porque sabemos que esta lleno de espinas pero es el camino y en el se queda la vida por el bien de nuestro futuro porque, PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE,

HAZTE CONCIENCIA

machucamelo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1767 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a60468.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO