Final de las traiciones

Amigo mío, después de reflexiones sobre uno de los temas que debe apasionar a un combatiente, por lo que representa en un proceso como el nuestro, donde la garantía de estabilidad esta en la capacidad de entendimiento en asuntos tan profundos como el de las relaciones humanas, hoy confieso que tomare un descanso sobre la magnitud y complejidad de semejante enredó, me confieso incompetente ante la búsqueda, para seguir aceptándote como te acepto y llenar todo los días de mi lucha con tu confianza.

La idolatría y convicción que tengo en ti y nuestra lucha, me llevan aceptar que no eres tu; es la nobleza de tu alma llena de revolución, que te arrastra por la infamia y mala intención que la deformación creo en roedores egoístas llenos de ambiciones clasistas, la alienación tomo el espacio de aprendizaje que el imperio proporciono y hoy auspiciado por insensibles que no son capaces de aceptar la búsqueda que propones, es su objetivo por destruir la revolución, se encompinchan entre cobardes tarifados que nunca harán ningún intento por entender de que se trata.

Seguirán proyectando el mal, porque es la manera que conciben de mantenerse en el poder y seguir institucionalizando las bases del capitalismo voraz, cabalgando sobre tus hombros con el estandarte de la ignominia, son muchos amigo mío y ocupan demasiado espacio a tu alrededor, tienen actitudes estudiadas para engañar, no a ti, sino la sensibilidad de algunos revolucionarios; te propongo como tu amigo y camarada leal a la propuesta; que de hoy en adelante no los presentes, quiérelos en la intimidad, no me digas nunca que son mejor que nosotros, escóndelos de nuestra amistad, porque con tu liderazgo y la confianza que tengo en ti, empiezo a quererlos con tu anuencia y cuando sacan el puñal de la ignominia, el daño se hace irreversible y una cantidad de contradicciones revolotean entre la sensibilidad y el mal que me hace aceptar tus amigos como míos, sabiendo de antemano que en porcentajes demostrados son traidores, porque vienen con historias dudosas y aunque tu bondad los beatifica, el sistema deformante hizo su trabajo y agarro a todos los débiles que encontró y le robo los sentimientos y tu ser los absorbió, para que después de usufructuar los beneficios que proporciona el poder, abusando de ti y más grave aun del pueblo que te respalda y llenos de cinismo, traicionan.

En estos días conmemorando los cien años del nacimiento del CHE, llegaron palabras de estimulo sobre la consecuencias de la sensibilidad ante la revolución, hay que serlo pero con precauciones, la desfachatez tiene instrumentos para aprovechar el principio de humanidad que poseen los verdaderos revolucionarios y reafirmamos, no es que seamos blandengues, somos amor, somos sensibles, porque estamos convencidos que, PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

HAZTE CONCIENCIA

machucamelo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2340 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a59631.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO