Moño Suelto High School

1 A principios de los años ochenta el director de Cultura de la Universidad Central de Venezuela, Elio Gómez Grillo, propuso a Pedro León Zapata dirigir una cátedra de humorismo. Zapata aceptó, alegando que si se dictaban cátedras sobre algo que no se puede enseñar, como el dibujo, también podía haberlas sobre algo que no se puede aprender, como el humor. Así nació la Cátedra Libre de Humorismo Aquiles Nazoa, la única que no aplazaba pero tampoco graduaba alumnos.

La inauguramos varios conferencistas en la Sala E de la Biblioteca. Las muchedumbres que concurrían semanalmente obligaron a mudarla al Salón de Conciertos y luego al Aula Magna de la Ciudad Universitaria. Razones de espacio impiden sintetizar la más estrambótica experiencia de la cultura venezolana, en la cual participaron como invitados Luis Beltrán Prieto Figueroa y el Premio Nobel Camilo José Cela; donde Morella Muñoz ofició con Salvador Garmendia en El altar del bolero; en la cual toda una juventud se agolpó para reconocerse en Laura, la Sifrina de Caurimare; en la cual navegué vestido de cosmonauta entre los platillos voladores del Aula Magna, y donde se lanzó la candidatura presidencial de Pedro León Zapata, la más contundente farsa política de nuestro siglo XX.

2 En esa época la solidaridad y la Cátedra del Humor eran gratuitas, y viajábamos a la ventura como cuadrilla de toreros, enterándonos del tema de la conferencia cuando ya estábamos en el ruedo. Zapata y yo dimos en Barquisimeto, y empujados por la procesión de la Divina Pastora entramos en una galería de arte, donde una dama me dijo que había fundado la Moño Suelto High School, para adiestrar a las mujeres en las riesgosas faenas del lance amoroso. Por las ventanas abiertas se veía pasar llevada en hombros la idolatrada imagen de la Divina Pastora. Allí mismo presenté a la dama a Pedro León Zapata, con la sugerencia de que la Moño Suelto High School bien merecía un coso universitario.

3 Hay tribunales para todos los desastres menos para los que importan: los amorosos.

Los juzgados de divorcio no sirven, pues sentencian sobre amores que han muerto en el monte del Olvido. Informa Stendahl que hubo cortes de amor en Francia desde el año 1156 al 1200. En Del amor certifica que "las damas reunidas en las cortes de amor dictan sentencias sobre cuestiones de derecho, como por ejemplo: ¿puede existir el amor entre personas casadas? Otras veces las dictaban sobre casos particulares que les sometían los enamorados". Y cita a Jean de Nostradamus: "Las tensones eran disputas de amor que se hacían entre los caballeros y damas poetas, hablando unos con otros de alguna bella y sutil cuestión de amores; y cuando no se ponían de acuerdo, las enviaban, para obtener la definición, a las damas ilustres presidentes, que tenían corte de amor abierta y solemne en Signe y Pierrefeu, o en Romanía, o a otras, y con esto, se hacían sentencias llamadas sentencias de amores".


4 En cuanto se filtró el tema de la próxima Cátedra del Humor, el ministro socialcristiano Pepi Montes de Oca se propuso impedirla como "ofensa a la familia barquisimetana", y el nuevo director de Cultura, Germán Carrera Damas, amenazó cerrar el Aula Magna por reparaciones. Amor tiene tantos enemigos como amigos, pero triunfa porque éstos son más poderosos. Las Moño Suelto se alojaron en casa de Aníbal y María Lucía Nazoa, y sólo contestaban el teléfono con clave, tras llamada interrumpida a los tres timbrazos. Pedro León planteó suspender la cátedra ante el cierre del Aula Magna. Propuse que la convocáramos, y que las autoridades retaran al público con las puertas cerradas. Ante éstas se reunió una multitud desmesurada la noche del 27 de abril de 1981.

5 Las puertas se abrieron, y presentamos al claustro académico de la Moño Suelto High School: Dulce Rivero, Milagros Camejo, Yolanda Camacho y la jovencísima investigadora en Inmunología, Zully Cabrera. Diserté sobre la geometría amorosa, sobre cómo el célebre triángulo se había ido complicando con los cuadrados, los pentágonos y en general los polígonos sentimentales. Juraría que fue Yolanda Camacho quien tiró la primera piedra de escándalo al confesar ante un Aula Magna repleta: "Yo les voy a confesar una cosa: estamos cagadas". Después se desplomaron décadas de mojigatería cuando las Moño Suelto enunciaron su primer axioma: "Ante todo, nada de dignidad".

6 Con tal premisa, no debe extrañar que los requisitos para formar parte de la Moño Suelto High School fueran haber sido Mala Hija, Mala Esposa y Mala Madre. Recuerdo apenas fragmentos de esa noche memorable cuando las Moño Suelto finiquitaron todos los prejuicios sobre la relación entre los sexos. A la veneración por la Mujer contrapusieron la adoración del Hombre. Los métodos para descartar a los que no sirven: Hombre que no baila bolero, no hace el amor bien. Hombre que anda cargando muchachos, no sabe dirección de hotel. Los dominocistas, los botiquineros, los fanáticos de los deportes y del lavado y pulido del carro, no tienen compostura. Y en cuanto a los que sirven: Hombre mantenido, hace el amor divino. Por lo tanto: Mantén a tu hombre por sobre todas las cosas del mundo.

Nunca conviertas a un amante divino en un marido fastidioso. Después vinieron temas terribles: la espera. A estas alturas Zapata, conmocionado, me decía en voz baja: "¡Oye lo que están diciendo!".

7 Las Moño Suelto alcanzaron dimensión internacional al destellar en octubre de 1988 en el Festival del Humor de La Habana dirigido por Virulo, donde tuve el honor de presentarlas. No sé si sería coincidencia, pero a partir de la primera presentación de la Moño Suelto High School culminó el destape de costumbres que en Venezuela se había hecho esperar por tanto tiempo. Quien sabe cuántos debemos nuestra felicidad o el recuerdo de ella a la prédica de las Moño Suelto sobre alguna bella y sutil cuestión de amores.

luisbritto@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4194 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor